Image
A young boy brushes his teeth in the bathroom.

Es el Mes Nacional de la Salud Dental de los Niños

Cuando se trata de niños, puede ser fácil pasar por alto la higiene bucal. Después de todo, entran en el mundo sin dientes y luego pierden el primer juego que obtienen. La verdad es que el cuidado de las encías y los dientes de sus hijos es esencial para su salud en general. También establece buenos hábitos que llevarán consigo a lo largo de la vida.

Ese es el objetivo del Mes Nacional de la Salud Dental de los Niños, establecido por la Asociación Dental Americana. Tener un buen comienzo en una vida de dientes y encías saludables implica desarrollar buenos hábitos a una edad temprana.

Verdades Dentales

Las caries dentales es la enfermedad crónica prevenible más común entre los niños estadounidenses, según la Asociación Americana de Higienistas Dentales. Puede dañar el desarrollo físico y social de un niño junto con su rendimiento escolar si no se trata.

Las caries duelen, pueden causar infecciones y problemas para comer, hablar y aprender.

Según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades, más del 20% de los niños de 2 a 5 años tienen al menos una caries en los dientes de leche. Además, los niños de familias de bajos recursos tienen más del doble de probabilidades de tener caries que los niños de hogares de ingresos más altos.

Con respecto a los dientes de sus niños, esto es lo que puede hacer.

Dientes Blancos a una Edad Temprana

Para ayudar a mantener las sonrisas de su familia brillantes y saludables, piense en P-E-R-L-A-S:

  • El embarazo es donde comienza una buena salud bucal. Las mujeres embarazadas son más susceptibles a las caries y a la enfermedad de las encías. Pueden transmitirle a su bebé la bacteria que causa la enfermedad de las encías. Por lo tanto, es importante programar un chequeo dental antes del parto.
  • Asegúrese de limpiar las encías de su bebé después de cada comida.
  • Evite acostar a los bebés con un biberón o cubrir los chupetes con gelatina o miel.
  • Recuerde cepillar los dientes de su hijo con pasta dental con flúor dos veces al día. Consulte a un pediatra o dentista sobre cuándo usar pasta dental con flúor si el niño es menor de 2 años.
  • Limite las bebidas azucaradas, los dulces, las galletas y los bocadillos de frutas. Fomente el consumo de más verduras.
  • Programe su primera visita al dentista después de que aparezca su primer diente o antes de su primer cumpleaños.
A teenage girl puts toothpaste on a toothbrush.

Más Allá de los Dientes de Leche

Por lo general, los niños están ansiosos por crecer y actuar como adultos. Cuide bien sus dientes y sea un ejemplo de cómo deben tratar sus dientes permanentes a medida que comienzan a salir. Deben:

  • Use pasta dental con flúor — Esta es la mejor manera de combatir la caries dentales. Los estudios han demostrado que es un 33% más eficaz que la pasta de dientes sin flúor. Todos deben cepillarse durante dos minutos, moviéndose a diferentes partes de la boca. Los adultos deben supervisar los hábitos de cepillado de los niños hasta que tengan la edad suficiente para cepillarse solos.
  • Sea constante — Lo ideal es que los niños se cepillen los dientes después de cada comida para eliminar las bacterias dañinas que podrían dañar los dientes. Deben cepillarse mínimamente cada mañana antes de ir a la escuela y cada noche antes de acostarse.
  • Hilo dental — Usar hilo dental por las noches limpia los espacios entre los dientes que son difíciles de alcanzar. También elimina la placa cuando comienza en la línea de las encías. Todo el mundo debería usar hilo dental.
  • Consulte al dentista — La Academia Estadounidense de Odontología Pediátrica recomienda que los niños se hagan dos chequeos cada año. Programe su próxima visita si no puede recordar la última vez que fue.
  • No hay necesidad de pasta dental blanqueadora — La mayoría de las pastas dentales blanqueadoras activas tienen sustancias químicas que pueden desgastar la capa exterior protectora de los dientes.
  • Preste atención — Lleve a su hijo al dentista si dice que le duelen los dientes. Podría ser una infección que puede propagarse desde el diente a otras partes de la boca o la cabeza.

Un Motivo Para Sonreír

Seguir estos pasos llevará a sus hijos por el camino hacia unos dientes felices.

AltaMed facilita la protección de la salud dental de su familia. Los chequeos están disponibles en los mismos lugares donde recibe atención médica, servicios de salud para la mujer y otros servicios que su familia necesita para crecer saludable. Programe su cita llamando al (888) 499-9303.

Regístrate para recibir actualizaciones del COVID-19

Regístrate para recibir actualizaciones por correo electrónico sobre la información que te interesa a tí y a tus seres queridos.

Inscríbete Ahora

Image
Candy Image Hero

Comer dulces – la manera responsable

Es difícil no emocionarse cuando las bolsas de dulces de Halloween comienzan a aparecer en los estantes de las tiendas. Los niños no pueden esperar para salir a pedir dulces de puerta en puerta, y luego volver a casa a devorar todo lo que consiguieron.

Muchos padres esperan con gusto el momento de disfrazarse y repartir los dulces, y tal vez agarrar uno o dos, mientras van a abrir la puerta. Incluso pueden abrir una bolsa en las semanas previas a Halloween.

Piénsalo. ¿Con qué frecuencia has tenido que reemplazar una bolsa de dulces de Halloween porque tú o alguien en casa no pudo resistir la tentación?

Está bien darse gustos, pero recuerda que los dulces son altos en calorías, grasas y azúcar, lo cual no es bueno para ti. Entonces, aquí tienes algunos consejos para evitar que tú y tus hijos se excedan en Halloween.

Para los adultos

Tienes que ser un ejemplo para tus hijos. También puede ser costoso si siempre estás reemplazando las bolsas de dulces de Halloween porque no puedes mantenerte alejado(a) de ellas. Para evitar que eso suceda:

  • No compres lo que te gusta — Esa es una tentación terrible. No quieres ser la casa de los dulces malos, pero piensa en algunos dulces que les gusten a tus hijos pero que no sean tus favoritos.
  • Guárdalos — Es más fácil olvidar que están ahí si no los ves. Pónlos en un lugar inconveniente. Arriba en un armario o una alacena alta. Incluso puedes congelar la mayoría de los dulces. Si todavía es demasiado tentador, pídele a alguien con más fuerza de voluntad que los esconda.
  • Cena la noche de Halloween — No abras la puerta con hambre. Será tentador comer más de lo normal.
Pumpkin Image

Para los niños

Así como tú necesitas comer antes de que los fantasmas y los duendes comiencen a llegar a la puerta, tus hijos también. No necesitan una gran comida que los deje sintiéndose llenos, pero pídeles que coman algunas frutas o cereales. Estos tienen baja densidad calórica, lo que significa que los dejarán satisfechos sin tener que comer demasiado.

Aquí hay algunos consejos para evitar que consuman una cantidad aterradora de dulces en Halloween y asegurar que lo que coman sea seguro.

  • Dales un recipiente o bolsa más pequeña — No pueden llevar demasiados dulces a casa si no tienen en qué cargarlos.
  • No los dejes comer mientras estén fuera — Esto también es importante por razones de seguridad. Vamos a repasar eso en un minuto.
  • Asegúrate de que estén envueltos — Advierte a tus hijos que no acepten artículos que no tengan el envoltorio original. Si cuenta con su envoltorio original, es probable que no haya sido manipulado.
  • Alergias a los alimentos — Otra razón para asegurar que no coman dulces en el camino. No querrás que coman nada a lo que sean alérgicos.
  • Peligro de asfixia — A los niños pequeños también les gusta pedir dulces, pero algunos (chicles, caramelos duros, cacahuates, juguetes pequeños) presentan un peligro de asfixia.

De regreso en casa

Una vez que estén de regreso, es importante revisar el botín de tus hijos para asegurar que nada se vea sospechoso. Puede que estés rodeado(a) de buenas personas, pero la manipulación de los dulces podría haber ocurrido antes de que los obtuvieran.

Esto también te da la oportunidad de establecer algunas reglas básicas para el consumo de los dulces. Está bien dejar que tus hijos se den sus gustos en Halloween. Pero guarda el resto y distribúyelo inteligentemente. Conviértelos en golosinas [NA1] para después de las comidas o acompáñalos de una merienda saludable. Además, no les ofrezcas ningún dulce si no te lo piden.

Tus hijos ya son lo suficientemente dulces

AltaMed está aquí para cuidar de tus mini monstruos en cada etapa de sus vidas. Tenemos las vacunas que necesitan para la escuela y las visitas de control del niño sano que necesitan desde el nacimiento. También ofrecemos odontología pediátrica para monitorear cualquier caries que pueda deberse a comer demasiados dulces.

Para comenzar con nosotros, visita AltaMed.org o llama al (877) 462-2582.

Image
Mother and Daughter

Ayudando a los adolescentes a sentirse saludables mentalmente

Como todos sabemos, la adolescencia es un periodo emocionante, a menudo confuso, en la vida de una persona. Naturalmente, nuestra salud mental durante estos años es frágil. A medida que los adolescentes enfrentan presiones académicas, desafíos sociales y crecimiento personal, es esencial brindarles el apoyo necesario para fomentar el bienestar mental.

Aquí hay algunas estrategias para ayudar a los adolescentes a sentirse mentalmente saludables, empoderándolos para navegar sus emociones, desarrollar resiliencia y prosperar durante esta fase transformadora.

  1. Fomenta la comunicación abierta — Crea un entorno seguro y sin prejuicios en el que los adolescentes se sientan cómodos expresando sus pensamientos y emociones. Fomenta conversaciones abiertas, escucha activamente sin interrupción y valida sus experiencias. Participar en un diálogo de apoyo puede ayudar a los adolescentes a procesar sus sentimientos y fomentar un sentido de pertenencia.
  2. Promueve mecanismos de afrontamiento saludables — Enséñales a los adolescentes mecanismos de afrontamiento positivos para manejar el estrés y las emociones. Fomenta actividades como el ejercicio, la atención plena, escribir un diario, el arte o participar en pasatiempos que disfruten. Estas actividades pueden servir como escapes saludables y ayudar a reducir los síntomas de ansiedad y depresión.
  3. Fomenta la conexión y el apoyo social — Las conexiones sociales sólidas son vitales para la salud mental de los adolescentes. Fomentar la participación en actividades extracurriculares, clubes o deportes donde puedan conocer a compañeros con ideas afines. Las relaciones donde hay apoyo brindan un sentido de pertenencia y actúan como factores de protección contra los problemas de salud mental.
  4. Educa sobre salud mental — Promueve la literatura sobre salud mental proporcionando información y recursos precisos. Ayuda a los adolescentes a comprender los problemas comunes de salud mental, como la ansiedad y la depresión, e infórmales sobre los signos y síntomas. El conocimiento les permite buscar ayuda cuando la necesitan y reduce el estigma que rodea a la salud mental.
  5. Fomenta opciones de estilo de vida saludables — Enfatiza la importancia de mantener un estilo de vida equilibrado que incluya dormir de manera regular, alimentación saludable y actividad física. Anima a los adolescentes a establecer patrones de sueño consistentes e incorporar alimentos nutritivos en sus dietas. La actividad física mejora el estado de ánimo y ayuda a reducir los síntomas de ansiedad y depresión.
  6.  Enseña técnicas de manejo del estrés — Enseña a las adolescentes técnicas efectivas de manejo del estrés, como ejercicios de respiración profunda, relajación muscular progresiva o imágenes guiadas. Estas técnicas pueden ayudarlos a regular sus emociones, reducir los niveles de estrés y mejorar el bienestar general.
  7.  Modela prácticas de autocuidado — Da el ejemplo y prioriza tú propio cuidado personal. Cuando los adolescentes son testigos de que los adultos valoran su salud mental, es más probable que adopten prácticas similares. Muéstrales la importancia de establecer límites, practicar la autocompasión y participar en actividades que brinden alegría y relajación.

Apoyar la salud mental de los adolescentes es una inversión vital para su bienestar general y su éxito futuro. Al fomentar la comunicación abierta, promover mecanismos de afrontamiento saludables, fomentar las conexiones sociales y enfatizar el cuidado personal, podemos capacitar a los adolescentes para que prioricen su salud mental y desarrollen resiliencia. Recuerda, cada adolescente es único, por lo que es crucial adaptar las estrategias a sus necesidades específicas y brindar ayuda profesional si es necesario.

Servicios de AltaMed para adolescentes

AltaMed ayuda a los adolescentes y adultos jóvenes a tomar el control de su salud física, mental, sexual y reproductiva. Los enlazamos con programas educativos, cualquier recurso necesario y servicios de salud confidenciales que pueden ayudarlos a empoderar sus decisiones. Para comenzar, llama al (323) 786-3132.

Es el Mes Nacional de la Salud Dental de los Niños