Mitos y realidades acerca de la mortalidad infantil

Septiembre 28, 2021

Traer a un recién nacido a casa puede ser una experiencia intimidante. Has pasado meses preparando tu hogar para esta personita y entonces, por fin, allí está. Todo lo que has imaginado es real.

Pero también hay riesgos. No es alentador saber que existe el síndrome de muerte súbita infantil (SMS), un término utilizado para describir la muerte de un bebé de menos de un año, sin razón aparente. El síndrome de muerte súbita del lactante (SMSL) es una enfermedad bien conocida por la mayoría de las personas: su causa radica en una asfixia accidental durante el sueño.

Es aterrador pensar que por la noche podrías llevar a tu bebé a la cama y que por la mañana podría no despertar. Sin embargo, esto es raro. Cada año, de 3.6 millones de nacimientos, tan solo ocurren 3,400 muertes súbitas del lactante.

El misterio del SMSL y el SMS ha llevado a muchos mitos y percepciones erróneas.

Doctor y Bebe

Es hora de romper algunos mitos

Los doctores han tenido conocimiento sobre el SIDS durante décadas, y aunque aún no se sabe cómo prevenirlo, existen algunas formas efectivas que sirven para disminuir los factores de riesgo. De ellos hablaremos enseguida.

La falta de conocimiento ha sido el origen de muchos mitos. Te presentamos algunos de ellos, junto con su respectiva realidad.

  • La muerte súbita es contagiosa — El SMSL no está causado por una infección, por lo tanto, no se puede contraer ni esparcir a otras personas.
  • Es causada por la cuna — No precisamente, sin embargo, algunas características del ambiente en donde se duerme pueden aumentar los riesgos de muerte súbita o de otras causas de muerte infantil relacionadas.
  • Los bebés se ahogan si vomitan mientras duermen boca arriba — Automáticamente, los bebés tragan o tosen cualquier líquido que vomitan, por eso es más seguro para un bebé dormir de espaldas.
  • Las vacunas causan SMSL — Recientes estudios han demostrado que las vacunas pueden proteger contra el síndrome de muerte súbita.
  • El SMSL puede afectar a bebés de cualquier edad — Suele ocurrir en bebés entre el año y los cuatro meses, y el riesgo disminuye luego de que el bebé alcanza su primer cumpleaños.

Mujer Embarazada

Factores que contribuyen

La causa exacta del SMSL puede ser desconocida, pero hay algunos factores ambientales y físicos que son comunes en la mayoría de los casos.

Entre los factores físicos, se incluye:

  • Defectos del cerebro. A menudo, la parte del cerebro que controla la respiración y el despertar no funciona correctamente.
  • Bajo peso al nacer. Esto podría contribuir al desarrollo inmaduro del cerebro y ser un motivo por el cual algunos procesos automáticos del cerebro no funcionan correctamente.
  • Infección respiratoria. Los resfriados y otras enfermedades pueden dificultar la respiración del bebé.

Entre los factores ambientales, se incluye:

  • Dormir sobre el estómago o de costado. Muchas veces suele ser más fácil para un bebé dormir de espaldas.
  • Dormir sobre una superficie suave. Una cama de agua, una almohada o una colcha suave puede provocar que el bebé vuelva a respirar el aire que exhale, lo cual reduce su ingesta de oxígeno.
  • Compartir cama. El riesgo aumenta cuando el bebé comparte cama con sus padres, hermanos o mascotas.
  • Sobrecalentamiento. El riesgo aumenta cuando el bebé está demasiado abrigado.

Factores de riesgo:

El SMSL puede afectar a cualquier bebé, sin embargo, el riesgo es mayor en niños con las siguientes características:

  • Varones
  • Niños entre los dos y los cuatro meses
  • Niños no blancos
  • Niños que conviven con fumadores
  • Nacimiento prematuro

Otros factores contribuyentes incluyen un historial familiar de SMSL, madres menores de 20 años que proporcionan una atención prenatal inadecuada, y padres que fuman, consumen drogas o toman alcohol.

Bebe

Disminuyendo los riesgos

No hay forma segura de prevenir el síndrome de muerte súbita, pero hay algunos pasos que toda familia puede tomar para ayudar a su bebé a dormir a salvo por las noches.

  • Sobre la espalda — Acuesta a los bebés sobre su espalda durante el primer año de su vida o hasta que puedan rodar consistentemente de atrás hacia adelante.
  • Vaciar la cuna — Utiliza un colchón firme y limita los juguetes, las mantas y las almohadas que puedan asfixiar al bebé.
  • No sobreabrigues a tu bebé — No es necesario añadir fundas para mantener al bebé caliente.
  • Comparte habitación — Mantén al bebé en la habitación donde duermes, durante al menos un año.
  • Amamanta si es posible — Hacer esto durante al menos seis meses puede disminuir el riesgo.
  • Vacuna — Hay algunas pruebas de que las vacunas pueden ayudar a prevenir el SMSL.

Cuidados para las mamás y los bebés

En AltaMed, pensamos sobre los mejores métodos de cuidado para las madres y sus bebés — incluso antes de que estos nazcan. Proporcionamos a las futuras mamás, a las aspirantes a mamás y a las nuevas mamás una atención especializada para que gocen de la mejor salud y puedan transmitir esa buena salud a su bebé.

Ofrecemos una variedad de servicios de planificación familiar, incluyendo visitas a consulta para la salud de la mujer. Además, nuestros pediatras pueden cuidar de tu bebé hasta que este haya crecido del todo, administrar vacunas y proporcionarle las revisiones adecuadas.

Usa nuestro buscador para encontrar a un médico acorde con tus necesidades, como el género con el que te sientes más cómodo, el idioma que prefieres y la ciudad. En AltaMed encontrarás grandes médicos que podrán mantenerte a ti y a toda tu familia saludables.

Regístrate para recibir actualizaciones del COVID-19

Regístrate para recibir actualizaciones por correo electrónico sobre la información que te interesa a tí y a tus seres queridos

Consejos para mantener a tu bebé a salvo

Agosto 17, 2021

Los bebés dependen completamente de nosotros — para alimentarse, vestirse, cambiarse o bañarse. Los padres son sus cuidadores y también sus protectores. Es un trabajo de tiempo completo.

Los futuros padres, abuelos o cualquiera que planee tener un bebé en casa — aunque sea durante una visita — deberían tomarse el tiempo de conocer los principios básicos para mantener a los bebés a salvo en diversas situaciones.

Holding Baby

Conceptos básicos de seguridad para bebés

Los bebés son criaturas diminutas e inofensivas que normalmente se quedan donde las pones — al menos durante algunos meses. No toma mucho antes de que empiecen a gatear, moverse de un lado a otro, pasearse y, eventualmente, caminar. Te sorprendería la cantidad de cosas en las que puede meterse un bebé, así que tómate el tiempo de ponerte a su nivel, literalmente. Arrástrate y ponte en busca de los posibles peligros.

  • Tomas de corriente — Estas pueden cubrirse con plástico.
  • Cortinas — Cuélgalas lejos del alcance de tu bebé.
  • Cordones — Mantén las persianas y los cables eléctricos fuera del camino.
  • Manteles — Los bebés pueden tirar de ellos y hacer que caiga cualquier cosa que esté sobre la superficie de la mesa.
  • Muebles altos — Cuelga los muebles de entretenimiento y las cómodas en la pared para evitar que tu bebé intente trepar en ellos.
  • Armarios — Es fácil instalar cerraduras de despensa dentro de las puertas para mantener alejada la curiosidad de tu bebé.
  • Puertas — Déjalas abiertas desde temprano para que el bebé no las vea como barreras que deben ser exploradas.

Bath time Baby

Asegurando la hora del baño

La hora del baño debería ser una experiencia divertida para un bebé. Es importante limpiarse, pero igual de importante es que el bebé experimente el agua y la vea como algo positivo. Aquí hay algunos consejos para hacer que la hora del baño sea más segura para tu bebé:

  • Prepárate — Toma todo lo que necesitas para el baño antes de traer a tu bebé a la habitación.
  • Llena la bañera — Antes de meter a tu bebé en la bañera, checa la temperatura del agua para asegurarte de que no esté muy caliente, ajusta el calentador para dejarla a no más de 120 grados Fahrenheit.
  • Quédate ahí — Nunca dejes a tu bebé sin atender o al cuidado de un niño más grande. Los bebés pueden ahogarse a una pulgada de profundidad.
  • Cúbrelo — Pon una funda acolchada o una toalla en el grifo para proteger la cabeza de tu bebé.
  • Asientos para el baño — Colócalos lo suficientemente lejos del grifo para que el bebé no pueda alcanzarlos, y nunca levantes el asiento si el bebé está sobre él.
  • Bloquéalo — Cierra la tapa del inodoro y ponle un candado. Un bebé curioso podría caer dentro. Utiliza también cerraduras de despensa para los armarios del baño.

Car Seat Baby

Alistándose para un paseo

Todos necesitan abrocharse el cinturón en el auto, especialmente los bebés. Ellos siempre deben viajar en sillas de seguridad, al menos hasta que alcancen la altura y el peso indicados en las instrucciones de estos productos.

Cada Estado tiene sus propios requerimientos acerca de las sillas para bebés, por ejemplo, en California las sillas para el auto están estipuladas por la ley. El Departamento de Patrullas Carreteras provee un desglose de las leyes actuales sobre asientos de seguridad para bebés, basado en su edad y peso. Además, la Oficina de Seguridad Vial de California cuenta con información acerca de dónde se pueden conseguir sillas para bebé a descuento o, en algunos casos, sin costo.

También es importante usar un asiento nuevo cada que sea posible, ya que los estándares de seguridad están evolucionando constantemente. Nunca utilices un asiento dañado ni uno que haya estado en un accidente, y jamás dejes al niño solo en el auto, ni por un momento. Pon las cosas que necesites cerca de tu bebé para recordarte que debes sacarlo del auto.

Babies

Jugando a salvo

Los juguetes, la ropa y otros artículos vienen con recomendaciones de edad por una razón muy importante, y es que los bebés siempre meten cosas en sus bocas. Por eso, los juguetes con la edad apropiada para ellos no deberían tener nada que pudiera representar un riesgo de asfixia, tampoco cordones, bordes afilados o cualquier otro peligro potencial.

  • Mantente cerca — No dejes a un bebé sin vigilancia en un columpio, una hamaca o un centro de actividades.
  • Mantén los pies en la tierra — No pongas juguetes ni otros objetos en camas o sofás donde el niño pueda resbalarse.
  • Vigila el entorno — Asegúrate de que no haya cordones, plantas o cualquier otro artículo de riesgo cerca de donde esté jugando tu bebé.
  • Vigila su sueño — Los columpios, las hamacas y otros artículos similares no deben utilizarse como sustitutos de las cunas.
  • Avanza — Deja de usar cualquier cosa que le quede pequeña a tu bebé o que se haya estropeado.
  • Haz un registro — Registra artículos según su fabricante en caso de que haya una retirada de productos.

Manteniendo la salud de los bebés

Mantener a los bebés a salvo implica asegurarse de que tengan las vacunas adecuadas. Los pacientes pediátricos de AltaMed pueden vacunarse contra las paperas, el sarampión, el VPH y la gripe, para mantenerlos a ellos, y a la comunidad, saludables.

También podemos dirigirte a servicios sociales que pueden ayudarte con la nutrición de tu hijo, así como también a otros recursos. Para agendar una cita u obtener más información, llama al (888) 499-9303.