Image
Arbol de Navidad

Mantente alerta estas vacaciones para detener la propagación del COVID-19

Nuestra segunda temporada de vacaciones con el COVID-19 está a la vuelta de la esquina. Si bien todos esperábamos que la pandemia hubiera terminado ya, este año tenemos vacunas y las tasas de vacunación van en aumento.

A pesar de nuestro progreso, variantes como Delta y Omicron, así como la desinformación y las batallas políticas sobre los requerimientos de vacunación, demuestran que todavía hay un largo camino por recorrer antes de poder declarar esta pandemia terminada. Por eso es importante mantener precaución durante las vacaciones, para evitar llevar el COVID-19 a personas vulnerables y a familiares y miembros no vacunados de la comunidad.

Mujeres mayores abrazándose en navidad

De vuelta a lo básico

Debería ser más seguro pasar tiempo con los seres queridos en estas fiestas, especialmente si todos los involucrados ya se vacunaron. Las personas completamente vacunadas —aquellas que recibieron su serie completa de vacunas hace al menos dos semanas — deberían ser capaces de reanudar sus actividades, de acuerdo con los CDC.

Para brindar protección adicional contra COVID-19, las vacunas de refuerzo ahora están aprobadas para personas de 18 años o más completamente vacunadas.

Eso incluye viajar y reunirse con otros familiares que también están vacunados. Es importante continuar siguiendo las precauciones básicas, tales como el uso de cubrebocas, el lavado de manos y mantener la distancia física si se viaja a una zona de transmisión importante o elevada.

La mejor precaución es limitar las reuniones a únicamente aquellos que hayan sido vacunados, y al mismo tiempo animar a la familia a vacunarse contra la gripe. La gripe también puede ser peligrosa, y puede debilitar el sistema inmune, lo que hace a las personas más susceptibles al COVID-19, aun si están vacunadas.

Cena festiva en familia

Pasos extra

Este año podría ser la primera oportunidad que tendremos de reunir a todos alrededor de la mesa para celebrar una comida festiva. Aun así, no sería mala idea repartir a la gente en exteriores, de ser posible, especialmente si no todos han sido vacunados.

Comer fuera y mantener distancia entre los invitados puede reducir el riesgo asociado a una cena festiva. Las personas completamente vacunadas deberían ser las únicas que tengan permitido sentarse una junto a la otra. Los asientos deberían asignarse para ayudar a mantener a todos tan seguros como sea posible.

Mantén el aire circulando dentro de casa si no puedes mantenerlos a todos en exteriores. Dirige los ventiladores hacia los respiraderos de la entrada y abre las ventanas o las puertas con rejilla para mejorar el flujo de aire.

Familia calentándose las manos junto al fuego

Si eres el anfitrión

Puede que tengas la tentación de "hacerlo a lo grande" este año, pero ten en cuenta que los niños pequeños son más vulnerables a la variante Delta de COVID-19. Hasta que tengan acceso a una vacuna, puedes exponerlos a una infección si invitas a mucha gente a tu casa.
 

  • Trata de limitar la asistencia a aquellos que ya están vacunados.
  • Organiza una reunión en exteriores para limitar la propagación del virus.
  • No pases mucho tiempo en espacios cerrados.
  • Lleva cubrebocas siempre que no estés comiendo o bebiendo algo.
  • Trata de mantener cierta distancia o permanece con tu cubrebocas si no estás completamente vacunado.

Los platos y vasos desechables siguen siendo los más recomendados para estas fiestas, a fin de no reutilizar los platos y utensilios. Limita el número de personas que preparan los platos. Evita los bufets, a menos que sepas que todos los invitados están vacunados. Es posible que tengan que comer por turnos, para que al menos algunas personas permanezcan con su cubrebocas durante la comida.

Mujer se toma una selfie con doctor

Si estás viajando

Vacúnate. No solo contra el COVID-19, sino también contra la gripe. Las personas que suben a los aviones para visitar a sus familiares o que regresan a casa después de haber estudiado fuera del estado suponen un enorme riesgo para la salud. Es mejor que conduzcas, si vas a viajar, aunque sigue existiendo el riesgo de encontrarte con gente en las gasolineras, en las paradas de descanso y al recoger la comida. Aun así, el número de personas con las que te encuentres será mucho menor que en el espacio reducido de un aeropuerto, en un avión o en una estación de autobús o de tren.

No te quedes con tu familia a no ser que todos estén vacunados. Cuando reserves un hotel o un Airbnb, asegúrate de que se respeten todos los procedimientos sanitarios. No te sientas incómodo de preguntar sobre sus políticas de limpieza o de averiguar la última vez que alguien ocupó el espacio que estás reservando y cómo fue sanitizado.

Actúa con precaución

AltaMed puede proporcionarte información sobre la mejor manera de protegerte a ti y a tu familia del COVID-19 durante las fiestas. Tenemos varios recursos que puedes compartir con aquellos con quienes planeas reunirte. Obtén más información llamando al (888) 499-9303.
Para recibir las últimas noticias e información sobre la pandemia de coronavirus, inscríbete hoy mismo.

Regístrate para recibir actualizaciones del COVID-19

Regístrate para recibir actualizaciones por correo electrónico sobre la información que te interesa a tí y a tus seres queridos.

Inscríbete Ahora

Image
Personas saludando de codo

Toma precauciones: Aumentan los casos de la mortal variante Delta

Millones de ciudadanos en Los Ángeles y en el Condado de Orange han recibido al menos una dosis de las vacunas contra COVID-19. Actualmente una cepa más contagiosa y más mortal del virus —Delta— está esparciéndose por el país y afectando a quienes no cuentan con su vacunación completa.
Si bien tener al menos una dosis de las vacunas Pfizer o Moderna brinda cierta protección, solo aquellos que han recibido todas sus dosis están bien protegidos contra esta nueva variante.

El creciente número de contagios de esta cepa ha impulsado al Departamento de Salud Pública del Condado de Los Ángeles a recomendar el uso de cubrebocas en interiores. Así que, como puedes darte cuenta, ahora no es momento para que las comunidades bajen la guardia; la batalla para detener la propagación del COVID-19 continúa.

Doctor usando un microscopio

¿Qué es una variante?

Los virus siempre están mutando. Piensa en el virus de la gripa, hay una cepa diferente cada año porque el virus está en constante cambio.
Lo mismo está pasando con el virus causante del COVID-19.

El Centro para el Control y Prevención de Enfermedades actualmente reconoce que hay cuatro variantes circulando en los Estados Unidos.

  • Alpha — Esta cepa fue descubierta en Reino Unido, y en diciembre de 2020 se detectó en Estados Unidos.
  • Beta — Esta variante surgió en Sudáfrica durante el mes de diciembre, y se detectó en los Estados Unidos en enero de 2021.
  • Gamma — Fue descubierta en Japón a inicios de enero, llevada por viajeros de Brasil, y ese mismo mes apareció en los Estados Unidos.
  • Delta — Se identificó en diciembre del año pasado, en la India. El primer caso en los Estados Unidos se presentó en marzo del 2021.

Estas variantes son las más contagiosas, y si no se controlan pueden suponer una notable presión para el sistema sanitario, lo cual, en última instancia, provocaría más muertes.

Mujer con curita en el brazo

Deteniendo la propagación

Sin importar cuánto nos gustaría, aún no es posible volver a cómo eran nuestras vidas antes de la pandemia. La variante Delta tiene el potencial de ocasionar nuevos brotes en Estados Unidos y en todo el mundo.

  • Vacúnate — Las vacunas son la forma más rápida y efectiva de prevenir la propagación del COVID-19.
  • Dale a la vacuna tiempo de funcionar — A tu sistema inmune le toma cerca de dos semanas estar completamente protegido.
  • Toma precauciones en reuniones grupales — Las reuniones más seguras son aquellas en las que todos los participantes están vacunados con todas sus dosis.
  • Los cubrebocas protegen contra las nuevas cepas — El coronavirus necesita nuevos huéspedes para poder mutar. Los cubrebocas ayudan a prevenir el contagio y, por tanto, a disminuir el riesgo de que se desarrollen nuevas variantes.
Personas conversando

No te relajes

Por ahora, aunque estés completamente vacunado:

  • Continúa acatando las reglas locales y estatales de seguridad.
  • Ponte cubrebocas cuando estés en interiores y en lugares concurridos para protegerte a ti mismo y a los demás.
  • Mantén buena higiene de manos — usa gel antibacterial para limpiar tus manos frecuentemente, y lávalas durante al menos 20 segundos.
  • Practica la distancia social — quédate a una distancia de al menos metro y medio de los otros, tanto en interiores como en exteriores.
  • Limpia toda superficie que vayas a tocar.

Para más información sobre la vacuna o las pruebas de COVID-19, por favor visita AltaMed.org o llama a nuestra línea de vacunación al (888) 909-5232. Puedes encontrar eventos de vacunación en tu comunidad aquí.

Image
Vacuna

Aquí está la guía más reciente sobre los refuerzos de la vacuna COVID-19

La FDA ha autorizado terceras dosis, vacunas de refuerzo y segundas vacunas de refuerzo para ayudarte a ti y a tu familia a mantenerse protegidos contra el coronavirus. Estas vacunas se recomiendan para maximizar la protección contra el virus y sus variantes. Ahora, puede que te preguntes cuál es la diferencia entre una tercera dosis, una inyección de refuerzo y una segunda inyección de refuerzo.

¿Qué es una vacuna de refuerzo y quién puede recibirla?

Si tú estás completamente vacunado(a) y no estás inmunocomprometido(a), puedes ser elegible para una vacuna de refuerzo. Completamente vacunado(a) se define como alguien que ya ha recibido dos dosis de la vacuna Pfizer (Comirnaty) o Moderna (Spikevax), o una sola dosis de la vacuna Johnson & Johnson. Para la vacuna Moderna (Spikevax), una inyección de refuerzo es una dosis diferente a una tercera dosis.

Para aquellos que recibieron la vacuna Pfizer (Comirnaty) o Moderna (Spikevax), los siguientes grupos son elegibles para una vacuna de refuerzo cinco meses o más después de completar su serie inicial:
 

  • 12 años y más para Pfizer (Comirnaty) y 18 años y más para Moderna (Spikevax)

Para aquellos que recibieron la vacuna de Johnson & Johnson, cualquiera que tenga 18 años o más y que haya sido vacunado(a) hace dos meses o más, puede recibir una vacuna de refuerzo.

Las vacunas de refuerzo son más importantes para las personas mayores de 65 años, las que tienen condiciones inmunocomprometidas y las que tienen condiciones de sobrepeso o tienen condiciones de salud crónicas, ya que estas personas pueden sufrir una enfermedad más grave que el COVID-19 si no han recibido todas las vacunas recomendadas, incluidas las inyecciones de refuerzo.

¿Qué es una segunda vacuna de refuerzo y quién puede recibirla?

El Centro para la Prevención y Control de Enfermedades (CDC) ahora recomienda una segunda inyección de refuerzo de las vacunas del COVID-19 de Pfizer-BioNTech (Comirnaty) o Moderna (Spikevax) para los siguientes grupos de personas:
 

  • Individuos de 50 años o más
  • Individuos de 12 años o más con inmunidad comprometida de moderada a grave

El segundo refuerzo estará disponible para las personas elegibles a partir de cuatro meses después de su primer refuerzo. Los sitios de salud pública administrarán segundas vacunas de refuerzo a las personas elegibles a partir del miércoles 30 de marzo. Hay más información disponible aquí.

¿Qué es una tercera dosis y quien puede recibirla?

Si recibiste la vacuna Pfizer (Comirnaty) o Moderna (Spikevax) y estás inmunocomprometido(a), necesitas una tercera dosis de la vacuna del COVID-19 después de tu serie inicial de vacunas. La tercera dosis es para ayudar a las personas a obtener el mismo nivel de protección (o inmunidad) que las personas que no están inmunocomprometidas. Después de recibir la tercera dosis, puedes recibir un refuerzo cuando seas elegible.
 

  • Debes haber recibido las dos primeras dosis de la vacuna Pfizer (Comirnaty) o Moderna (Spikevax)
  • Deben haber pasado 28 días desde tu última vacuna contra el COVID-19
  • Tener una de las siguientes condiciones:
    • Antecedentes de trasplante de órgano sólido
    • Antecedentes de trasplante de médula ósea o células madre
    • Cáncer actual o en quimioterapia
    • VIH no tratado o no controlado
    • Uso crónico de esteroides durante un mes o más
    • Uso de terapias inmunomoduladoras como Rituximab
    • Enfermedad renal que requiera diálisis
    • Presencia de cirrosis
    • Síndromes de inmunodeficiencia heredados o adquiridos (SIDA)
Vacunas covid 19

Detén el contagio

Vacunarse sigue siendo el paso más importante y efectivo para poner fin a la pandemia de coronavirus. AltaMed tiene eventos de vacunación gratuitos. También puedes comunicarte con nuestra línea directa de vacunas al (888) 909-5232 para programar tu vacuna de refuerzo contra el COVID-19.

Mientras tanto, independientemente de tu estado de vacunación:
 

  • Debes seguir las pautas de seguridad local y estatal.
  • Usa un cubrebocas cuando estés en grandes multitudes en interiores para protegerte a ti mismo y a los demás.
  • Mantén la higiene de las manos; usa desinfectante para lavarte las manos con frecuencia, y lávate las manos durante al menos 20 segundos cada vez.
  • Limpia cualquier superficie que toques.

Mantente alerta estas vacaciones para detener la propagación del COVID-19