Mamografías: Una poderosa herramienta para la detección temprana del cáncer de mama

Septiembre 22, 2021

La Sociedad Americana Contra el Cáncer estima que este año serán diagnosticados más de 330,000 casos nuevos de cáncer de mama. Este tipo de cáncer es el segundo más común en mujeres estadounidenses, precedido por el cáncer de piel. Hay una probabilidad de que 1 de cada 8 mujeres desarrolle cáncer de mama en algún momento de su vida.

Esto no sorprende, considerando que después del cáncer de pulmón, el cáncer de mama es la mayor causa de muerte por cáncer en la población femenina. Tan solo este año, más de 43,000 mujeres perderán la vida a causa de este tipo de cáncer.

Desde 2007, las tasas de mortalidad por cáncer de mama se han mantenido relativamente estables en mujeres menores de 50 años, y han disminuido en mujeres mayores, cayendo cada año un 1% desde 2013 hasta 2018. 

Se cree que una de las razones de este descenso es la detección temprana como resultado de una mejora en las técnicas de detección, y una herramienta extremadamente poderosa en la lucha contra el cáncer de mama es la mamografía.

¿Qué es una mamografía?

Una mamografía es una radiografía de la mama que puede ayudar a los médicos a detectar signos de cáncer. Se considera uno de los mejores métodos para detectar cáncer de forma temprana, algunas veces hasta muchos años antes de que se manifieste.

El Grupo de Trabajo de Servicios Preventivos de Estados Unidos recomienda a las mujeres que se hagan una mamografía cada dos años a partir de los 50 años. Cualquier mujer con un pariente cercano (padres, hermanos o hijos) que haya padecido cáncer de mama debe hablar con su médico acerca de hacerse la mamografía antes.

Las mamografías de control terminan cuando no hay síntomas o signos de cáncer. Estas usualmente implican tomar al menos dos imágenes de cada mama. 

Las mamografías de diagnóstico terminan cuando hay evidencia de cáncer de mama, como un bulto, dolor de pecho, engrosamiento de la piel de las mamas, cambio en el tamaño de las mamas o secreción del pezón. Las mamografías de diagnóstico usualmente toman más tiempo y requieren más imágenes.

Radiografia de Cerebro

Pros y contras

La detección temprana con radiografías de las mamas ha demostrado reducir el número de muertes por cáncer en mujeres de 40 a 74 años, especialmente en aquellas de más de 50. Hasta ahora no ha habido estudios que demuestren los beneficios del chequeo regular en mujeres menores de 40 años.

Al igual que con cualquier procedimiento sanitario, los pacientes deben hablar con sus doctores acerca de los beneficios y riesgos de una radiografía. Si bien las mamografías son una gran herramienta, hay algunos riesgos a considerar:

  • Falsos positivos — A veces los radiólogos encuentran una anomalía que no necesariamente es cáncer. Cualquier anomalía debe ser objeto de seguimiento con una mamografía de diagnóstico, una ecografía o una biopsia. Los falsos positivos pueden ser motivo de ansiedad y son más comunes en mujeres jóvenes.
  • Sobrediagnóstico y sobretratamiento — Algunas mamografías de control detectan tumores no invasivos en el revestimiento de los conductos mamarios, llamados ductal carcinoma in situ (DCIS), los cuales deben ser tratados, mas no ponen en riesgo la vida. 
  • Falsos negativos — El cáncer no se detecta en un 20% de las mamografías de control. Esto puede llevar a un retraso en el tratamiento, que suele ocurrir cuando las mujeres tienen mayor densidad mamaria.
  • No siempre se salva la vida — La detección no siempre da un resultado positivo. Es posible que el cáncer ya se haya extendido, o que la mujer tenga otros problemas de salud que pongan en riesgo su vida. 
  • Radiación — La cantidad de radiación de una mamografía es bastante reducida, sin embargo, la exposición repetida a ella puede originar cáncer. Los beneficios suelen ser mayores que los riesgos, pero es importante que, como paciente, hables con tu médico al respecto.

Si te vas a someter a una mamografía por primera vez, hay algunos aspectos que deberás considerar. Tu mamografía puede requerir de un seguimiento con ecografía o de una conversación con tu médico. 

Mujeres Hablando

Atendiendo tus necesidades únicas

Las mujeres tienen necesidades de salud únicas en cada etapa de sus vidas — ¡desde la adolescencia a la maternidad y más allá! Como hemos dicho, la población femenina tiene más riesgo de desarrollar cáncer de mama, enfermedades cardíacas, problemas de tiroides y derrames cerebrales, por tanto, requiere de una atención que tome en cuenta todas sus necesidades. 

El experimentado equipo de médicos bilingües de AltaMed se enorgullece de mantenerte sana a cualquier edad y de ofrecer atención personalizada y discreta para tu bienestar físico y mental. A través del Departamento de Servicios Sanitarios del Estado de California, el programa Cada Mujer Cuenta (EWC) ofrece pruebas gratuitas de detección del cáncer, incluyendo mamografías. Las mujeres que no reúnen los requisitos para someterse a estas pruebas pueden pedir que se les remita a opciones de bajo costo. 

Deja que nuestro equipo certificado de asesores bilingües te ayude a explorar nuestras opciones para que encuentres el programa que mejor se adapte a ti y tu familia.

Regístrate para recibir actualizaciones del COVID-19

Regístrate para recibir actualizaciones por correo electrónico sobre la información que te interesa a tí y a tus seres queridos

Pongámonos al corriente con la atención médica de la mujer

Julio 01, 2020

A pesar de que el COVID-19 ha sido la preocupación de salud más urgente por los últimos tres meses, el cáncer de mama, cáncer de cuello uterino, enfermedad del corazón, y la diabetes siguen amenazando la salud de nuestras comunidades. Esperamos que te hayas estado cuidando, comiendo bien, ejercitándote, y cuidando tu salud mental, pero si eres como la mayoría de las personas, probablemente has dejado pasar tus visitas al doctor. Los expertos de salud temen que, con el paso del tiempo, veamos casos de cáncer en estados más avanzados, más complicaciones por diabetes, y otros problemas de salud que pudieron haber sido diagnosticados antes o prevenidos por atención de rutina o preventiva.

AltaMed está haciendo todo lo posible por proteger tu salud, incluyendo visitas de telesalud y manteniendo nuestras instalaciones limpias y esterilizadas de acuerdo con los más altos estándares establecidos por los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades. Mientras algunas condiciones y problemas comunes pueden atenderse por teléfono o video con tu doctor, hay muchos tratamientos y servicios preventivos para la mujer que requieren hacerse en persona como mamografías de rutina, pruebas de Papanicolaou, exámenes de presión arterial, y evaluaciones para determinar si estás tomando la dosis correcta de medicamento.

Muchas de estas visitas están cubiertas sin costo por tu plan de salud, así que llámanos para más detalles y para programar tu cita.

Por qué necesitas una mamografía

Doctor checking radiography

Las mujeres tienen una probabilidad de 1 en 8 de desarrollar cáncer de mama en su vida. La mejor manera de reducir tu riesgo es hacerte una mamografía, una imagen de rayos X del seno que puede ayudar a los médicos a encontrar signos tempranos de cáncer de mama, a veces incluso años antes de que aparezcan los síntomas.

Tus riesgos de salud personales y tu específico historial familiar determinarán cuándo debes comenzar a hacerte mamografías. Si tienes un pariente cercano que ha tenido cáncer de mama, tu médico puede recomendar que comiences a hacerte mamografías a los 25 años. De lo contrario, según la Sociedad Americana Contra el Cáncer, para mujeres saludables entre 40 y 44 años que no tienen un historial familiar de cáncer de mama, las mamografías son opcionales. Cuando cumplas 45 años, debes comenzar a hacerte mamografías cada año hasta la edad de 54 años. Después, tú y tu médico pueden decidir si es apropiado continuar con las pruebas de detección anuales o cada dos años.

En años recientes, los doctores y especialistas han cuestionado los beneficios de los autoexámenes de seno en casa. Aunque los autoexámenes se han recomendado por años, no se ha demostrado que sean efectivos en detectar cáncer o para mejorar la supervivencia de mujeres con cáncer de mama. En su lugar, los doctores recomiendan que te familiarices con la forma en que tus senos lucen y cómo se sienten normalmente. Si ésto cambia, programa una cita para ver a tu doctor.

Con qué frecuencia debes realizar un examen de cáncer de cuello uterino

Patient suffering

El cáncer de cuello uterino solía ser una de las causas de muerte más comunes para la mujer en los Estados Unidos, pero los avances en las pruebas de Papanicolaou, incluyendo el aumento de su uso, dramáticamente redujo las muertes a causa de cáncer de cuello uterino. ¡Las pruebas de Papanicolaou pueden salvar tu vida!

Las pruebas de Papanicolaou no son solo para aquellas que estén sexualmente activas o están en sus años reproductivos: la edad promedio en la que las mujeres se diagnostican con cáncer de cuello uterino es 50, y más del 20% de los casos se encuentran en mujeres de más de 65 años de edad. Las pruebas de Papanicolaou deberían comenzarse a temprana edad. El Equipo Especial de Servicios Preventivos de los Estados Unidos recomienda:

  • Si tienes 21 a 65 años de edad, hazte una prueba de Papanicolaou cada tres años
  • Si tienes entre 30 a 65 años de edad y quieres tener exámenes menos frecuentemente, puedes recibir una prueba de Papanicolaou con exámen de VIH específico cada cinco años

Tu doctor te dará una recomendación basada en tu específico historial de salud y en tu historial familiar.

Programa tu examen integral para la mujer

Patient listening

Los exámenes integrales para la mujer son esenciales y deben programarse además de tus pruebas de mamografía y Papanicolaou. Se recomiendan para cualquier mujer en edad reproductiva o mayor (generalmente alrededor de 13-15 años) y pueden programarse por medio de un doctor de atención primaria o un ginecólogo obstetra.

Debido a que los exámenes integrales para la mujer se centran en la atención preventiva, cada visita puede variar ligeramente según tu edad y tus necesidades de salud particulares. Tu visita puede incluir:

  • Inmunizaciones apropiadas para tu edad (por ejemplo, la vacuna contra la gripe o una vacuna Td, si es necesario)
  • Exámenes médicos apropiados para tu edad, lo que podría incluir revisar tu presión arterial o examen pélvico
  • Recomendaciones para exámenes de detección de cáncer, diabetes, osteoporosis, enfermedades de transmisión sexual (ETS), o depresión, según sean necesarios

Además de preguntar sobre tu historial de salud, tu médico puede preguntar sobre cualquier meta de salud que tengas, y hacer recomendaciones para ayudarte a alcanzarla. Para aprovechar al máximo estas visitas, prepárate: piensa de antemano en cualquier pregunta de salud que tengas y toma notas.

Aquí estamos para todas las edades y cada etapa de tu vida

Woman heart signalConfía en AltaMed para apoyarte con tus necesidades de salud particulares. Desde atención primaria y especialistas a servicios dentales, servicios de la salud de la salud mental, y farmacia, nos dedicamos a apoyar a las mujeres y a sus seres queridos. Programa una cita hoy.

AltaMed puede brindarles información a ti y a tu familia sobre la mejor manera de protegerse del COVID-19. Para recibir las últimas noticias e información sobre la pandemia de coronavirus, regístrate hoy.

Vive el rosa, crece sana: lo que necesitas saber sobre el cáncer de mama

Octubre 01, 2019

El cáncer de mama es el cáncer más común en las mujeres en Estados Unidos. No obstante es más común en mujeres caucásicas y afroamericanas, es la principal causa de muerte por cáncer entre latinas. Te informamos aquí lo que debes saber para que puedas reducir tus riesgos de cáncer de mama.

¿Qué es el cáncer de mama?

Doctora revisando radiografías

El cáncer de mama aparece cuando las células anormales del seno se multiplican sin control, formando una masa o un tumor. Una vez que dicha masa es detectada, se realiza una prueba conocida como biopsia para saber si la masa es maligna (cancerosa) o benigna (no cancerosa).

Si la masa es benigna, estás fuera de la zona de peligro. Si las células son cancerosas, estas pueden extenderse a otras partes del cuerpo. Tus doctores te ayudarán a tomar las mejores decisiones sobre el tratamiento para que lo comiences lo antes posible.

¿Cuáles son los factores de riesgo?

Familia de mujeres latinas

Tu estilo de vida. Junto con muchos otros, estos factores pueden aumentar tu riesgo de cáncer de mama:

  • El inicio de la menopausia a una edad avanzada
  • El sobrepeso, particularmente después de la menopausia
  • La inactividad física
  • Beber alcohol
  • Historia familiar de cáncer de mama
  • Envejecer
  • Tener una condición genética, como algunas mutaciones en tus genes BRCA1 o BRCA2
  • No tener hijos o tener a tu primer hijo a una edad avanzada
  • Historia personal de cáncer de mama o algunas enfermedades benignas de mama
  • Anterior terapia de radiación en el seno o el pecho
  • Tener tu primer periodo menstrual a una edad temprana
  • Usar terapia de remplazo hormonal por un largo tiempo
  • Tomar anticonceptivos orales

¿Cuáles son los síntomas?

Mujer vistiendo una bata rosa

En las etapas iniciales, el tumor puede ser tan pequeño que no se siente y no causa ningún síntoma. En la medida que crece, puedes sentir:

  • Una nueva masa en el seno o una masa que cambió
  • Un cambio en la forma o tamaño del seno
  • El pezón se hace más sensible o se hunde
  • Sale sangre o fluidos que no son leche del pezón
  • Dolor en el pezón o en el seno que no desaparece
  • Piel hinchada, enrojecida o escamosa en el seno

Habla con tu doctor de inmediato si tienes uno de estos síntomas.

Cuándo y cómo hacerse el examen

Woman having a breast cancer testing

De acuerdo con el Grupo de Trabajo sobre Servicios Preventivos de los Estados Unidos (USPSTF, por sus siglas en inglés), la mayoría de las mujeres debe comenzar sus exámenes de rutina para el cáncer de seno a los 50 años de edad, y continuarlos una vez cada dos años hasta los 74 años, a menos que tu doctor te recomiende algo distinto. El examen se hace con una mamografía, que toma imágenes digitales del seno. Es la mejor manera y más confiable de descubrir el cáncer de mama en etapas iniciales, a veces hasta tres años antes de que los síntomas aparezcan.

La detección temprana es importante: si el cáncer es descubierto en sus etapas tempranas y no se ha extendido a ninguna otra parte del cuerpo, el promedio de sobrevivencia es del 99%. Así que hazte el examen regularmente para que tengas ¡las mejores probabilidades!

¿Qué hay acerca de los autoexámenes y los exámenes genéticos?

Es posible que hayas escuchado sobre estos métodos (uno muy pasado de moda, el otro de alta tecnología) como maneras para ayudar a identificar el cáncer en sus inicios. Y podrías estar preguntándote si estas opciones te convienen.

Los autoexámenes del seno eran una recomendación común para las mujeres, pero ha habido algún debate entre los doctores sobre si estos exámenes son realmente beneficiosos. Algunos doctores recomiendan que en lugar de las autoexaminaciones, las mujeres aprendan sobre los signos de alerta en sus senos: te familiarices en cómo tus senos se ven y sienten normalmente. Si observas la sección “¿Cuáles son los síntomas?” de arriba, tendrás una buena idea de los signos de alerta que debes cuidar.

Los exámenes genéticos son otro método que pudiera no ser definitivo para nadie. Los exámenes genéticos que buscan mutaciones en algunos genes no te pueden decir si tienes cáncer; solo te informan las probabilidades que tienes de desarrollarlo en algún momento de tu vida. No obstante si el resultado del examen es positivo, posiblemente nunca desarrolles cáncer de seno. Los exámenes genéticos son ofrecidos usualmente solo a mujeres con un historial familiar de cáncer de seno. Sin embargo, puedes tomar el examen, pero no sería cubierto por el seguro médico y pudiera ser algo caro.

En conclusión, tu primera línea de defensa debe ser el consultar con tu doctor y seguir sus recomendaciones para los exámenes.

Participa activamente

Mujeres corriendo mientras visten playeras de Altamed

Sin importar tu edad, puedes ayudar a disminuir tu riesgo de cáncer de mama con algunos simples cambios de estilo de vida saludable.

  • Toma agua con regularidad
  • Come alimentos frescos y nutritivos
  • Haz ejercicio regular
  • Hazte el examen hoy mismo
  • Mantén tus niveles de estrés tan bajos como sea posible
  • Limita el consumo de alcohol
  • Haz ejercicio con regularidad: de hecho, si alguna vez pensaste en participar en una caminata de apoyo del cáncer de mama, ahora es el momento y AltaMed puede ayudar. Incluso, más allá de la colecta de fondos y la concientización sobre la causa, el participar en una caminata o una divertida carrera te puede ayudar a armarte con tus propios hábitos de lucha contra el cáncer.

Estamos aquí por ti, ahora más que nunca

sección 6

No dejes que el miedo a salir no te deje venir. En AltaMed, queremos asegurarnos de que nuestros pacientes tengan los cuidados apropiados y la educación para tomar el control de su salud. Habla a tu doctor para pruebas de cuidados preventivos, como mamografías, es crítico para tu buena salud en general, así que no esperes.