Image
Niño y mamá

Lo que debes saber sobre los indicadores del desarrollo

Los primeros años de vida de un bebé son cruciales para su desarrollo. Cómo se mueven, actúan, hablan y responden a diferentes estímulos son señales de si están yendo por buen camino en su crecimiento, es decir: etapas del desarrollo.

Todos los niños deberían ser capaces de hacer ciertas cosas desde los dos meses hasta los cinco años. Algunos irán más a prisa, mientras que otros podrían quedarse un poco atrás. Para los padres es importante saber qué observar en el desarrollo del niño, y cuándo puede ser necesario llamar a un doctor.

Los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC) cuentan con numerosos recursos para identificar las etapas del desarrollo, junto con una aplicación móvil gratuita que los padres pueden usar para darle seguimiento. No obstante, aquí te presentamos una línea del tiempo que también te puede ser útil:

Dos meses

La mayoría de los bebés comenzarán a sonreírle a la gente. Tratarán de mirar a sus padres y podrán calmarse a sí mismos chupándose las manos, aunque sea brevemente. Comenzarán a arrullarse y a gorgotear, y seguirán los sonidos de su alrededor. En esta etapa, prestarán atención a las caras y empezarán a seguir objetos con sus ojos. Podrán sostener su cabeza y empezar a empujar hacia arriba cuando estén tumbados boca abajo.

Habla con tu doctor si tu bebé:
 

  • No responde a sonidos fuertes
  • No sigue los objetos en movimiento con la mirada
  • No sonríe a las personas
  • No se lleva las manos a la boca
  • No puede sostener su cabeza cuando está tumbado boca abajo

Seis meses

A esta edad la mayoría de los bebés reconocen a sus padres y disfrutan jugar con ellos. También les gusta mirarse a sí mismos en el espejo y hacer sonidos en respuesta a otros. Comenzarán a juntar vocales cuando balbuceen y a responder a su nombre. Se llevarán cosas a la boca, pasarán objetos entre sus manos y tratarán de tomar cosas que estén fuera de su alcance. Para los seis meses deberían poder rodar de atrás hacia adelante, y viceversa. Empezarán a sentarse sin apoyo y podrán sostener su peso estando de pie. Algunas veces se arrastrarán hacia atrás.

Habla con tu doctor si tu bebé:
 

  • No trata de alcanzar las cosas
  • No muestra afecto por sus cuidadores
  • No responde a los sonidos de su alrededor
  • Tiene dificultades para llevarse cosas a la boca
  • No hace sonidos de vocales
  • No se da la vuelta
  • No se ríe ni llora
  • Parece rígido(a) o se cae como muñeco(a) de trapo
Mamá sonriendole a su bebé

12 meses

Para el primer año deberían al menos ser tímidos con extraños y llorar si sus cuidadores se ausentan. Tendrán cosas y personas favoritas. Mostrarán miedo. Te entregarán un libro cuando quieran escuchar un cuento, te ayudarán a que los vistas y repetirán sonidos y acciones para llamar la atención. Dirán que “no” con la cabeza y se despedirán con un “adiós”. Tratarán de repetir las palabras que dices y de responder a peticiones verbales simples. Empezarán a hacer cosas correctamente, como beber de una taza o cepillarse el cabello. Comenzarán a golpear, sacudir y lanzar cosas. Deberían ser capaces de mirar a la imagen de cierto objeto cuando este sea nombrado, de pararse solos, de dar algunos pasos sin sostenerse, de sentirse cómodos caminando mientras se sostienen de un mueble y de levantarse sin ayuda.

Habla con tu doctor si tu bebé:
 

  • No gatea
  • No puede pararse con apoyo
  • No busca las cosas que escondas
  • No dice palabras como “mamá” o “dada”
  • No apunta a las cosas
  • No sacude su cabeza ni saluda
  • Pierde habilidades que antes tenía

18 meses

Las rabietas pueden empezar en esta época. Los niños empezarán a usar su imaginación cuando jueguen, también les entregarán cosas a otros. Usualmente tendrán miedo de los extraños y serán afectuosos con la gente de su ambiente. Comenzarán a explorar por su cuenta si sus padres están cerca de ellos. Deberían tener un vocabulario conformado por varias palabras, incluyendo “no”, y apuntarán hacia las cosas para mostrar lo que quieren. Sabrán lo que son los objetos comunes, harán garabatos y podrán seguir órdenes verbales simples. A estas alturas, deberían ser capaces de subir escalones y correr. También podrían tomar sus juguetes cuando caminen, ayudar a desvestirse solos, beber de las tazas y comer con una cuchara.

Habla con tu doctor si tu niño(a):
 

  • No puede caminar
  • No le muestra cosas a los demás
  • No aprende nuevas palabras
  • No tiene al menos seis palabras en su vocabulario
  • No se da cuenta o no le da importancia a que sus cuidadores se aparten o regresen
  • No sabe para qué son los objetos cotidianos
  • No copia a los demás
Little Girl Playing on a Slide

Dos años

A esta edad, tu hijo(a) mostrará más independencia e incluso rebeldía. Se emocionará cuando esté cerca de otros niños y jugará con ellos con más frecuencia. Copiará el comportamiento de otros y señalará las cosas o las fotos de ciertos objetos cuando estos sean nombrados. También debería saber los nombres de personas y partes del cuerpo que le son familiares, señalar cosas en los libros y formar frases con dos o cuatro palabras. Empezará a construir con bloques, a clasificar formas y colores, a jugar juegos sencillos de simulación, a utilizar una mano más que la otra, a completar frases y rimas de libros conocidos y a seguir instrucciones como "recoge tu ropa y ponla en la cesta". Por último, podría subirse a los muebles sin ayuda, subir y bajar escaleras agarrado del barandal, lanzar pelotas, ponerse de puntitas y empezar a correr.

Habla con tu doctor si tu niño(a):
 

  • No utiliza frases simples de dos palabras
  • No sabe qué hacer con objetos comunes, como cucharas o tazas
  • No copia acciones ni palabras
  • No puede seguir instrucciones simples
  • No puede caminar con firmeza
  • Pierde habilidades que antes tenía
Una niña y su madre en una cita con el médico

El desarrollo continúa

La Academia Americana de Pediatría recomienda realizar pruebas de desarrollo general hasta los 30 meses, y de autismo hasta los 18 y los 24 meses. Los CDC cuentan con directrices acerca de otros indicadores del desarrollo que deben esperarse hasta los cinco años, junto con advertencias sobre cuándo contactar al doctor.

AltaMed ofrece una completa gama de servicios pediátricos, incluyendo vacunas y exámenes apropiados para la edad del niño(a). Para obtener información o hacer una cita, llama al (888) 499-9303.

Regístrate para recibir actualizaciones del COVID-19

Regístrate para recibir actualizaciones por correo electrónico sobre la información que te interesa a tí y a tus seres queridos.

Inscríbete Ahora

Image
Mamá y bebé

Consejos para mantener a tu bebé a salvo

Los bebés dependen completamente de nosotros — para alimentarse, vestirse, cambiarse o bañarse. Los padres son sus cuidadores y también sus protectores. Es un trabajo de tiempo completo.

Los futuros padres, abuelos o cualquiera que planee tener un bebé en casa — aunque sea durante una visita — deberían tomarse el tiempo de conocer los principios básicos para mantener a los bebés a salvo en diversas situaciones.

Papá sosteniendo su recién nacido

Conceptos básicos de seguridad para bebés

Los bebés son criaturas diminutas e inofensivas que normalmente se quedan donde las pones — al menos durante algunos meses. No toma mucho antes de que empiecen a gatear, moverse de un lado a otro, pasearse y, eventualmente, caminar. Te sorprendería la cantidad de cosas en las que puede meterse un bebé, así que tómate el tiempo de ponerte a su nivel, literalmente. Arrástrate y ponte en busca de los posibles peligros.
 

  • Tomas de corriente — Estas pueden cubrirse con plástico.
  • Cortinas — Cuélgalas lejos del alcance de tu bebé.
  • Cordones — Mantén las persianas y los cables eléctricos fuera del camino.
  • Manteles — Los bebés pueden tirar de ellos y hacer que caiga cualquier cosa que esté sobre la superficie de la mesa.
  • Muebles altos — Cuelga los muebles de entretenimiento y las cómodas en la pared para evitar que tu bebé intente trepar en ellos.
  • Armarios — Es fácil instalar cerraduras de despensa dentro de las puertas para mantener alejada la curiosidad de tu bebé.
  • Puertas — Déjalas abiertas desde temprano para que el bebé no las vea como barreras que deben ser exploradas.
Mamá bañando a su bebé

Asegurando la hora del baño

La hora del baño debería ser una experiencia divertida para un bebé. Es importante limpiarse, pero igual de importante es que el bebé experimente el agua y la vea como algo positivo. Aquí hay algunos consejos para hacer que la hora del baño sea más segura para tu bebé:
 

  • Prepárate — Toma todo lo que necesitas para el baño antes de traer a tu bebé a la habitación.
  • Llena la bañera — Antes de meter a tu bebé en la bañera, checa la temperatura del agua para asegurarte de que no esté muy caliente, ajusta el calentador para dejarla a no más de 120 grados Fahrenheit.
  • Quédate ahí — Nunca dejes a tu bebé sin atender o al cuidado de un niño más grande. Los bebés pueden ahogarse a una pulgada de profundidad.
  • Cúbrelo — Pon una funda acolchada o una toalla en el grifo para proteger la cabeza de tu bebé.
  • Asientos para el baño — Colócalos lo suficientemente lejos del grifo para que el bebé no pueda alcanzarlos, y nunca levantes el asiento si el bebé está sobre él.
  • Bloquéalo — Cierra la tapa del inodoro y ponle un candado. Un bebé curioso podría caer dentro. Utiliza también cerraduras de despensa para los armarios del baño.
Mamá asegurando a su bebé en la silla

Alistándose para un paseo

Todos necesitan abrocharse el cinturón en el auto, especialmente los bebés. Ellos siempre deben viajar en sillas de seguridad, al menos hasta que alcancen la altura y el peso indicados en las instrucciones de estos productos.

Cada Estado tiene sus propios requerimientos acerca de las sillas para bebés, por ejemplo, en California las sillas para el auto están estipuladas por la ley. El Departamento de Patrullas Carreteras provee un desglose de las leyes actuales sobre asientos de seguridad para bebés, basado en su edad y peso. Además, la Oficina de Seguridad Vial de California cuenta con información acerca de dónde se pueden conseguir sillas para bebé a descuento o, en algunos casos, sin costo.

También es importante usar un asiento nuevo cada que sea posible, ya que los estándares de seguridad están evolucionando constantemente. Nunca utilices un asiento dañado ni uno que haya estado en un accidente, y jamás dejes al niño solo en el auto, ni por un momento. Pon las cosas que necesites cerca de tu bebé para recordarte que debes sacarlo del auto.

Bebés jugando con cubos

Jugando a salvo

Los juguetes, la ropa y otros artículos vienen con recomendaciones de edad por una razón muy importante, y es que los bebés siempre meten cosas en sus bocas. Por eso, los juguetes con la edad apropiada para ellos no deberían tener nada que pudiera representar un riesgo de asfixia, tampoco cordones, bordes afilados o cualquier otro peligro potencial.
 

  • Mantente cerca — No dejes a un bebé sin vigilancia en un columpio, una hamaca o un centro de actividades.
  • Mantén los pies en la tierra — No pongas juguetes ni otros objetos en camas o sofás donde el niño pueda resbalarse.
  • Vigila el entorno — Asegúrate de que no haya cordones, plantas o cualquier otro artículo de riesgo cerca de donde esté jugando tu bebé.
  • Vigila su sueño — Los columpios, las hamacas y otros artículos similares no deben utilizarse como sustitutos de las cunas.
  • Avanza — Deja de usar cualquier cosa que le quede pequeña a tu bebé o que se haya estropeado.
  • Haz un registro — Registra artículos según su fabricante en caso de que haya una retirada de productos.

Manteniendo la salud de los bebés

Mantener a los bebés a salvo implica asegurarse de que tengan las vacunas adecuadas. Los pacientes pediátricos de AltaMed pueden vacunarse contra las paperas, el sarampión, el VPH y la gripe, para mantenerlos a ellos, y a la comunidad, saludables.

También podemos dirigirte a servicios sociales que pueden ayudarte con la nutrición de tu hijo, así como también a otros recursos. Para agendar una cita u obtener más información, llama al (888) 499-9303.

Image
Niño feliz de haber sido vacunado

Las vacunas en la infancia: qué, por qué y cuándo

Todos queremos tomar las mejores decisiones para nuestros hijos y protegerlos. Es posible que las amistades, familia, redes sociales y noticias tengan mucho que decir sobre las vacunas para los niños, pero ¿tienes información real? ¿Qué son las vacunas? ¿Por qué tu hijo debe estar vacunado? ¿Y cuándo las necesitan?

Deja que AltaMed aclare tus dudas sobre las vacunas, para que puedas proteger a tu hijo de enfermedades que se pueden prevenir, además de ayudar a proteger a los que te rodean.

¿Qué son las vacunas?

Vacunas

Comúnmente tomamos medicamentos cuando nos enfermamos para aliviarnos, pero las vacunas son un tipo de medicamento que desde el principio nos protege en contra de la enfermedad. Las vacunas modernas de la infancia han sido utilizadas alrededor de 60 años. Fueron creadas para detener el contagio de enfermedades infecciosas que en el pasado acabaron con la vida de miles de personas, año tras año.

Cuando se inyecta una pequeña cantidad de gérmenes débiles o inactivos en el cuerpo, el sistema inmunitario del niño aprende a reconocer a la enfermedad y produce anticuerpos (las proteínas que combaten virus, bacterias y otras sustancias dañinas) para eliminar la amenaza de la enfermedad. Esto prepara al sistema inmunitario para que proteja el organismo del niño, en caso de que el niño entre en contacto con el germen de la enfermedad una vez más.

¿Por qué debo vacunar a mi hijo?

Niño siendo vacunado

Vacunar a tu hijo entre el nacimiento y los seis años de edad, lo protege de 14 enfermedades mortales como sarampión, paperas y polio. Vacunar a tu hijo también protege a tus amistades, familiares y vecinos que tienen un mayor riesgo de contraer la enfermedad y no pueden ser vacunados, porque todavía no alcanzan la edad adecuada o padecen ciertos problemas de salud.

Los niños son más vulnerables cuando nacen, por lo que dependen de que tú tomes las decisiones correctas para protegerlos. Es fundamental que cumplas con el calendario de vacunación que te otorga el doctor de tus hijos. Sin importar la edad que tenga tu hijo o hija, prevenirlo de enfermedades peligrosas es mucho más importante que los posibles efectos secundarios que pudiera tener por la vacuna, como dolor leve, hinchazón o fiebre baja. Toma las medidas necesarias para desarrollar el sistema inmunitario de tu hijo durante las etapas más fundamentales de su crecimiento.

¿Qué tan seguras son las vacunas?

Doctor de laboratorio

En pocas palabras, las vacunas son muy seguras. Las vacunas son constantemente evaluadas y estudiadas por científicos e investigadores. Las reacciones graves a las vacunas son raras, ocurren solo una vez en un millón de dosis. De acuerdo con la Oficina de Seguridad de la Inmunización de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés), el suministro actual de vacunas en los Estados Unidos es el más seguro en la historia.

¿Existen reglamentos o leyes sobre las vacunas?

Utensilios médicos

El estado de California exige que todos los niños que van a escuelas privadas o públicas reciban las vacunas que el doctor recomienda para las enfermedades que se pueden prevenir con la inmunización. Esta vacunación obligatoria ayuda a que los niveles de inmunidad en general permanezcan elevados y protege a los miembros de la comunidad, incluso a otros niños de edad escolar que no pueden ser vacunados.

Vacunación de bebés y niños

Niño siendo vacunado

El calendario de inmunización recomendado promueve la inmunización de infantes y niños desde el nacimiento hasta los seis años de edad. Existen 10 vacunas para bebés y niños en contra de 14 enfermedades. Aunque los bebés típicamente nacen con sistemas inmunitarios fuertes, además de recibir alguna protección de sus madres a través de la transmisión de anticuerpos cuando son amamantados, todavía necesitan combatir bacterias, gérmenes y virus.

Aún el padre más cuidadoso no puede prevenir que el niño sea expuesto a la enfermedad en el 100% de los casos. Ya sea que la enfermedad provenga de amistades, vecinos o familiares que no tienen la vacuna o de espacios públicos (guarderías, supermercados, parques), los niños que no están vacunados y son menores de cinco años corren el riesgo de enfermarse.

Vacunación a niños adolescentes

Adolescente siendo vacunada

Los CDC recomiendan cuatro vacunas para casi todos los niños entre 11 y 12 años de edad: la vacuna meningocócica, la vacuna contra el virus del papiloma humano (VPH), la triple Tdap (tétano, difteria y tosferina) y la vacuna contra la influenza. Las enfermedades meningocócicas son poco comunes, pero se contagian al compartir los alimentos, bebidas o al besarse. El VPH es una enfermedad de transmisión sexual que puede causar verrugas en los genitales, y se vincula con el cáncer cervical, así como con otros tipos de cáncer en hombres y mujeres.

La vacuna Tdap es un refuerzo para la vacuna infantil DTaP, necesaria para niños más grandes, ya que la efectividad de la primera vacuna aminora con el tiempo. Los doctores recomiendan que todos los niños de seis meses o mayores reciban la vacuna contra la influenza todos los años, ya que el virus de la influenza cambia cada año.

¡Es gratuito!

Bebé siendo vacunado

Te invitamos a que cumplas con el calendario de vacunación hasta que tus hijos lleguen a la adolescencia, a fin de que estén protegidos en cada etapa de sus vidas. En AltaMed, ofrecemos todas las vacunas recomendadas por los CDC (Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades) de forma gratuita. Ofrecemos vacunas para la infancia y la adolescencia, y contra el VPH (virus del papiloma humano) a pacientes de 0 a 17 años.

Puedes visitar una clínica de AltaMed cercana a tu hogar o bien llamarnos al (888) 499-9303 para coordinar una cita con tu doctor y ponerte al día con el programa de vacunación de tu hijo o hija.

Lo que debes saber sobre los indicadores del desarrollo