La vacuna contra la culebrilla es una forma efectiva de parar esta infección común y dolorosa

Marzo 24, 2021

 Cuando las personas pensamos en las innovaciones que han tenido efecto en la sociedad, pensamos en los teléfonos celulares y los automóviles eléctricos. Sin embargo, no existe un descubrimiento que haya tenido tanto impacto en el mundo como las vacunas. La Organización Mundial de la Salud estima que las vacunas han salvado más de 10 millones de vidas entre 2010 y 2015. Las vacunas han tenido tal impacto en la vida moderna, que los días del 24 al 30 de abril están dedicados a la Semana de Inmunización Mundial.

Este año, todos hablamos de la vacuna contra COVID-19, pero existen otras enfermedades que pueden ser prevenidas eficazmente con una vacuna, como la culebrilla o herpes zóster (conocida como shingles en inglés).

Two people sitting on a couch looking at a computer Description automatically generated with low confidence.

¿En qué consiste la culebrilla?

La culebrilla es una erupción roja dolorosa que aparece como una franja de ampollas en un lado del torso. La provoca el mismo virus que causa la varicela. Aunque no es fatal, es una enfermedad muy dolorosa que puede afectar mucho las actividades diarias de las personas que la padecen.

Es posible que el dolor dure mucho más tiempo después de que las ampollas hayan desaparecido. Otras complicaciones pueden ser:

  • Pérdida de la vista
  • Problemas del sistema nervioso
  • Infecciones de la piel

A doctor or health care professional applies a patch or adhesive bandage to a girl or young woman after vaccination or injection of medication. The concept of medicine and health care, vaccination and treatment of diseases. First aid.

Factores de riesgo

Si alguna vez padeciste de varicela, tienes el virus varicela zóster inactivo en tu cuerpo y puedes contraer la culebrilla. La mayoría de los adultos tuvieron varicela cuando fueron niños, porque la vacuna no estuvo disponible en los Estados Unidos hasta 1995.

La culebrilla puede afectar a las personas en cualquier edad, pero los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés) recomiendan que las personas se vacunen a los 50 años de edad, porque a esa edad es cuando el sistema inmunitario comienza a debilitarse. Se estima que la mitad de la población que vive hasta los 85 años padecerá la culebrilla.

Las personas con cáncer, particularmente con leucemia y linfoma, con VIH o quienes han recibido un trasplante tienen más riesgo. Los tratamientos que suprimen el sistema inmunitario también ponen a la gente en mayor riesgo.

Las mujeres son más propensas a enfermarse de culebrilla que los hombres, con base en un estudio que mostró que las mujeres padecen el 62% de los casos de culebrilla. Alguna evidencia muestra que los cambios hormonales en las mujeres durante el embarazo o la menopausia pueden provocar la culebrilla.

Las personas caucásicas tienen más probabilidad de contraer la culebrilla en comparación con los afroamericanos, quienes tienen un 50 por ciento menos de probabilidad de enfermarse.

Young man taking a selfie while getting vaccinated.

Vacúnate

Nadie necesita enfermarse de culebrilla. Existe la vacuna desde 2006. En 2017, la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA, por sus siglas en inglés) aprobó Shingrix, y los CDC recomiendan esta vacuna para las personas mayores de 50 años.

La vacuna Shingrix está hecha de una porción inactiva del virus. Se aplica en dos dosis, dejando un plazo de seis meses entre cada dosis. Algunas personas vacunadas todavía padecen la culebrilla, pero típicamente ésta desaparece más rápido y es menos grave. Se recomienda que se la pongan quienes hayan tenido varicela y quienes no saben si tuvieron esta enfermedad. No obstante hayas padecido de culebrilla, debes vacunarte: la enfermedad comúnmente sucede una vez en la vida, pero se ha sabido que vuelve.

También se recomienda recibir la vacuna Shingrix si ya te vacunaron con Zostavax, la primera vacuna aprobada en los Estados Unidos. Esta vacuna ya no se usa aquí, y únicamente ofrece protección por cinco años.

It is also recommended to get the Shingrix vaccine if you were vaccinated with Zostavax, the first vaccine approved in the U.S. It’s no longer used here and it only provides five years of protection. 

Woman proud to have recived vaccine.

¿Quién se vacuna?

El Centro Nacional para los Servicios de la Salud llevó a cabo un estudio con personas de 60 años y mayores que se vacunaron contra la culebrilla. Las cantidades han aumentado del 6.7% en 2008 al 34.5% en 2018. Los adultos caucásicos tenían el doble de probabilidades de enfermarse de culebrilla en comparación con los afroamericanos, y también el doble de probabilidades de ser vacunados: el 38.6% contra el 18.8%. Los adultos hispanos fueron vacunados a una tasa del 19.5%. Es probable que la falta de concientización, acerca de la enfermedad y la vacuna, sea la causa de estos niveles tan bajos.

Reduce tu riesgo en AltaMed

Los doctores de AltaMed pueden hablar contigo sobre los beneficios de recibir la vacuna contra la culebrilla. Pueden repasar contigo tus factores de riesgo y agendar citas para que recibas las dos dosis de la vacuna Shingrix.

Los doctores de atención primaria están disponibles para apoyarte con tu salud en general y aconsejarte sobre las inmunizaciones, como la vacuna contra de la culebrilla. También están disponibles para darte tratamiento, en caso que contraigas la enfermedad.

Los especialistas de la salud de las mujeres comprenden las necesidades únicas de las mujeres y pueden asesorarte con relación a la culebrilla, sus efectos en las mujeres y cuándo es el momento correcto para recibir la vacuna.

Ya que los adultos mayores con frecuencia son los más afectados, nuestros especialistas en geriatría pueden guiar a los adultos mayores independientes y a sus cuidadores para que elijan opciones sanas. También pueden ayudarte a agendar tu cita para la vacuna contra la culebrilla.

Para más información sobre los servicios de AltaMed y sus instalaciones, visita AltaMed.org o llámanos al (888) 499-9303.

Regístrate para recibir actualizaciones del COVID-19

Regístrate para recibir actualizaciones por correo electrónico sobre la información que te interesa a tí y a tus seres queridos

Lo que necesitas saber sobre la vacuna COVID-19

Diciembre 17, 2020

Como parte de la primera fase de la distribución de la vacuna COVID-19, los trabajadores de la atención de la salud y las personas con el más alto riesgo de sufrir complicaciones por la enfermedad comenzarán a recibir la vacuna. Esto se debe al increíble esfuerzo por parte de las compañías farmacéuticas y la Administración de Medicamentos y Alimentos (FDA, por sus siglas en inglés) para asegurar que la vacuna sea segura y efectiva en proteger a los adultos contra COVID-19. Los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés) trabajan de cerca con los departamentos de salud locales y estatales y otros organismos en desarrollar planes para la distribución de la vacuna. Hay otras vacunas que se encuentran en el proceso de aprobación, así que no solamente hay una vacuna contra el COVID-19.

¿Cuál fue el proceso de aprobación de la vacuna contra el COVID-19?

Image 1

Muchos miles de pacientes recibieron la vacuna COVID-19 durante pruebas clínicas. Estas pruebas son programas de investigación que se monitorizaron muy de cerca, llevados a cabo con voluntarios para ver si un nuevo medicamento o tratamiento médico es efectivo. La FDA aprobó las vacunas actuales, porque los resultados de la investigación de las pruebas de las vacunas contra COVID-19 probaron tener efectos secundarios mínimos y ser altamente efectivas para prevenir el COVID-19 en los adultos.

¿Es la vacuna contra el COVID-19 segura?

Image 2

Las vacunas aprobadas por la FDA han sido probadas en más de 40 mil voluntarios. Sus efectos secundarios son muy ligeros y similares a los de la vacuna contra la influenza. La FDA está trabajando con la comunidad de atención de la salud para monitorizar de cerca la reacción de quienes han sido vacunados. Con la información que actualmente tenemos, las vacunas han sido evaluadas como seguras y pueden comenzar a protegernos y proteger a nuestra comunidad contra COVID-19.

¿Cuándo puedo obtener la vacuna contra COVID-19?

Actualmente hay un abastecimiento limitado de vacunas disponibles, y las primeras dosis van a ser para los trabajadores de atención de la salud y las personas con sistemas inmunitarios más vulnerables. Después, su abastecimiento será extendido a diferentes segmentos de la población en una forma justa, ética y transparente. AltaMed trabaja de cerca con autoridades estatales y locales de la salud para asegurar que nuestros pacientes tengan acceso a las vacunas lo antes posible.

¿Cuántas inyecciones necesitaré de la vacuna contra COVID-19?

La mayoría de las vacunas disponibles contra COVID-19 en la primera fase, necesitarán una vacuna de “refuerzo” o segunda inyección, para que se obtengan todos los beneficios.

¿Cuánto costará?

No anticipamos que nuestros pacientes de AltaMed necesiten pagar por la vacuna. El cargo por la administración de la vacuna pudiera hacerse a tu plan de salud.

¿Adónde voy para obtener la vacuna?

Image 3

Una vez que la vacuna esté ampliamente disponible, AltaMed la ofrecerá a las personas que cumplan con los criterios de prioridad durante cada fase del proceso de distribución.

¿Producirá la vacuna COVID-19?

Ninguna de las vacunas COVID-19 que actualmente se desarrollan en los Estados Unidos utilizan el virus vivo que causa COVID-19. Cualquier reacción a la vacuna es síntoma de que el cuerpo está desarrollando inmunidad y aprendiendo cómo combatir el virus. Típicamente le toma al cuerpo varias semanas el desarrollar la inmunidad después de la vacuna, por lo que es posible que la persona que fue recientemente inmunizada pudiera enfermarse de COVID-19.

¿Necesito vacunarme si ya tuve COVID-19?

Image 4

El volver a infectarse de COVID-19 es posible, así que las personas pueden ser aconsejadas de vacunarse no obstante hayan estado enfermas de COVID-19 antes.

La inmunidad que alguien obtiene por haber tenido la infección, llamada inmunidad natural, varía de persona a persona. Alguna evidencia temprana sugiere que la inmunidad natural pudiera no durar mucho tiempo.
Desconocemos cuánto tiempo durará la inmunidad producida por la vacuna hasta que tengamos más datos sobre qué tan bien funciona.

¿Qué tan pronto después de haberme vacunado puedo dejar de usar cubrebocas y dejar de guardar la distancia física?

Image 4

Actualmente no existe información disponible suficiente para decir cuándo la CDC dejará de recomendar que las personas usen cubrebocas o eviten el contacto con otras personas para ayudar a prevenir el contagio del virus que causa COVID-19, o si lo hará. Los expertos necesitan conocer más sobre la protección contra COVID-19 que las vacunas proporcionan antes de tomar una decisión.

AltaMed está aquí para ti

Los doctores de AltaMed recomiendan que te vacunes tan pronto como la vacuna esté disponible para protegerte a ti y a tu familia de enfermarse. Recibir la vacuna es uno de los muchos pasos que puedes tomar para protegerte y proteger a otros de COVID-19. La protección de COVID-19 es de suma importancia porque para muchas personas, la enfermedad puede ser grave o de muerte.

El detener la pandemia requiere de usar todas las herramientas disponibles. Las vacunas funcionan con tu sistema inmunitario para que tu cuerpo esté preparado para combatir el virus si eres expuesto.

No obstante después de que haya una vacunación masiva, por un buen tiempo, todavía necesitaremos:

  • Usar cubrebocas
  • Lavarnos las manos con frecuencia
  • Mantener la distancia física

Conforme la situación cambie, AltaMed te mantendrá informado.

AltaMed puede brindarles información a ti y a tu familia sobre la mejor manera de protegerse del COVID-19. Para recibir las últimas noticias e información sobre la pandemia de coronavirus, regístrate hoy.

No esperes a que llegue la temporada de la influenza para ponerte tu vacuna

Octubre 01, 2020

Este año es más importante que nunca el que te protejas tú y tu familia de la influenza o gripe, la cual puede ser grave e incluso mortal. Proveedores de atención de la salud como AltaMed y otros departamentos de salud pública están tratando de prevenir la doble pandemia: casos de influenza y COVID-19 aumentando al mismo tiempo, lo cual puede poner presión a los hospitales y resultar en muchas más personas enfermas.

Hemos compilado una lista de respuestas a preguntas frecuentes para ayudarte a aprender más sobre el porqué tú y toda tu familia necesitan vacunarse.

Normalmente, ¡soy una persona sana! ¿Necesito vacunarme?

Ninguno de los complementos vitamínicos del mundo te protegerá de la influenza. ¿Por qué arriesgar cuatro o seis días de fiebre alta, garganta irritada, dolores de cuerpo y otros síntomas que limitarán tu capacidad de trabajar o ir a la escuela? Si te da la influenza incluso después de vacunarte, la inyección puede ayudarte a prevenir más complicaciones graves como la neumonía, infecciones de los oídos o sinusitis.

También es crítico que aquellos en contacto habitual con niños menores de seis meses de edad y personas con enfermedades crónicas se vacunen para reducir el riesgo de enfermedad en el hogar.

¿La vacuna contra la influenza puede enfermarme?

sección 1La vacuna no infecta con influenza a la persona. La vacuna funciona ayudando a que el sistema inmunitario de tu cuerpo reconozca el virus, para que éste cree defensas (anticuerpos) que combatirán la influenza.

Si tengo un resfriado, ¿todavía así puedo vacunarme?

Un resfriado ¡no puede prevenirte de vacunarte! Sin embargo, tu proveedor de atención primaria no te aplicará la vacuna si tienes fiebre alta o presentas síntomas respiratorios. Tu sistema inmunitario no estará lo suficientemente fuerte para crear los anticuerpos que necesita para protegerte contra la influenza.

¿La vacuna contra la influenza me protegerá del COVID-19?

La vacuna contra la influenza no te protegerá contra resfriados, neumonía o COVID-19.

La influenza no es un resfriado grave o neumonía, no obstante los síntomas pueden ser similares. De hecho, también puede ser difícil distinguir entre COVID-19, alergias e influenza.

Cuando le pides a tu proveedor de atención de la salud una vacuna contra la gripe o influenza, vas a recibir una vacuna que te protege contra el virus de la influenza.

Vi en Facebook una noticia que decía que se le añadieron gérmenes del COVID-19 a la vacuna de la influenza de este año. ¿Es cierto?

No, en lo absoluto. La vacuna contra la influenza de este año únicamente contiene cepas inactivas de la influenza que se esperan sean las más prevalentes esta temporada de influenza. No contiene el virus del COVID-19. ¡ Presta atención a las fuentes de la información que obtienes sobre COVID-19 y la influenza!

¿Qué tan pronto debo vacunarme contra la influenza?

Sección 2¡Lo más pronto posible! La vacuna contra la influenza no previene el COVID-19, pero tratamos de prevenir un gran brote de influenza cuando todavía no tenemos a la pandemia completamente bajo control. Además, el tener la influenza puede debilitar tu sistema respiratorio, lo cual puede ponerte en riesgo adicional para COVID-19. Pero, queremos ser completamente claros: la vacuna contra la influenza no te protegerá de COVID-19.

Puedes hacer una cita para recibir la vacuna de la influenza en AltaMed. Contamos con muchos procedimientos establecidos para mantener a nuestro personal y a los pacientes a salvo. También existen muchos otros lugares para que recibas tu vacuna contra la influenza.

Y aquí te damos algunas buenas noticias: el usar cubrebocas, practicar la distancia social y todas las demás acciones que hemos tomado para parar el contagio de COVID-19, te ayudarán a mantenerte a salvo de la influenza.

¿Es posible tener la influenza y COVID-19 al mismo tiempo?

sección 3Sí, es posible. No obstante todavía no tenemos la vacuna para COVID-19, puedes recibir la vacuna segura y efectiva contra la influenza ahora mismo.

¿Qué hay de los efectos secundarios de la vacuna contra la influenza?

Los efectos secundarios más comunes son dolor muscular alrededor del área inyectada, enrojecimiento, náusea y dolores musculares, mismos que desaparecen en un par de días. Es posible que los niños teman la inyección, pero es muy importante que ellos reciban sus inmunizaciones. Es un piquete y ¡ya!

¿Por qué cambia la vacuna de un año a otro?

La vacuna cambia cada año porque el virus cambia cada año. Esto dificulta que el cuerpo detecte el virus a tiempo, y nos enfermemos. Gracias a la tecnología y al estudio de los virus, los científicos pueden tratar de predecir cómo serán los virus en la próxima temporada de influenza.

En ocasiones los virus cambian tan rápido que el índice de protección puede ser menor al esperado. Se ha probado año tras año, que la vacuna es una gran herramienta para prevenir complicaciones e incluso reducir las tasas de mortalidad en los grupos de todas las edades.

¡Recibe tus vacunas gratis en AltaMed!

Sección 4Vacúnate hoy mismo en contra del virus en el centro de salud AltaMed más cercano para protegerte a ti y a tu familia. Para programar una vacuna contra la influenza, te pedimos que nos llames al (888) 499-9303. Consulta horarios y ubicaciones de centros de salud cercanos a ti.