La tiroides desempeña un papel esencial en tu salud

Diciembre 17, 2021

Todos pueden identificarse con la luz de alerta que se enciende en el coche. Usualmente ocurre porque un sensor enterrado en algún lugar bajo el capó notó un cable suelto o un agujero en una manguera de vacío. Normalmente no es un gran problema, pero debe ser atendido pronto, antes de que se complique.

Con la tiroides es parecido. Es una glándula con forma de mariposa situada en la base y la parte delantera del cuello que bombea hormonas relacionadas con el metabolismo. Estas hormonas ayudan a controlar asuntos como la rapidez con la que quemas calorías, tu frecuencia cardíaca, o si sientes frío, cansancio o inquietud. Checar tu tiroides frecuentemente podría no ser mala idea si te sientes mal en alguna de estas áreas.

De acuerdo con la Asociación Americana de la Tiroides, más del 12% de la población americana desarrollará algún problema en esta glándula. Se estima también que aproximadamente un 60% de aquellos con enfermedades o síntomas de la tiroides, no lo sabe.

thyroid

Hipo- e Hipertiroidismo

Las enfermedades más comunes asociadas a la tiroides son el hipotiroidismo y el hipertiroidismo. El hipotiroidismo — una tiroides poco activa — afecta a cerca del 5% de los estadounidenses de 12 años en adelante. La mayoría de los casos son leves, presentan pocos síntomas. Las mujeres son mucho más propensas a desarrollarla que los hombres, además de que es más común en personas de más de 60 años.

Por otro lado, el hipertiroidismo — una tiroides hiperactiva — es menos común, afecta al 1% de los estadounidenses. También es más común en las mujeres que en los hombres y en personas mayores de 60 años. También puede llevar a desarrollar problemas de salud más graves que el hipotiroidismo si no es tratada. Entre estos problemas, se incluye:

  • Ritmo cardíaco irregular
  • Osteoporosis
  • Oftalmopatías de Graves, que pueden llevar a la pérdida de visión
  • Problemas menstruales y de fertilidad en mujeres

Síntomas y causas del hipertiroidismo

El hipertiroidismo en sí mismo se presenta de formas diferentes, dependiendo de la persona. Entre sus síntomas, se incluye:

  • Pérdida de peso a pesar del exceso de apetito
  • Ritmo cardíaco rápido o irregular
  • Fatiga, irritabilidad, nerviosismo y problemas para dormir
  • Debilidad muscular o manos temblorosas
  • Evacuaciones frecuentes
  • Sudor excesivo y problemas para tolerar el calor
  • Un crecimiento en el cuello llamado bocio

Hay varias causas potenciales, como, por ejemplo:

  • La enfermedad de Graves, que es cuando el sistema inmunológico ataca la tiroides
  • Sobreactividad en los nódulos de la tiroides
  • Inflamación de la glándula tiroidea
  • Demasiada cantidad de yodo
  • Una dosis demasiado alta de medicamento para el hipotiroidismo
  • Un tumor benigno de la glándula pituitaria

Las opciones de tratamiento incluyen medicación, terapia de radio yodo y cirugía.

Thyroid Check

Más sobre el hipotiroidismo

Si tienes otros problemas de salud, como la enfermedad celíaca, la diabetes, la artritis reumatoide, el lupus o una deficiencia de vitamina B12, eres más propenso a padecer de una tiroides hipoactiva. Las mujeres también pueden desarrollar hipotiroidismo durante el embarazo, pero el medicamento usualmente puede hacerse cargo de eso.

El hipotiroidismo puede provocar colesterol alto, lo cual es una buena razón para que sea tratado. En casos extremos, el hipotiroidismo no tratado puede llevar a una ralentización de las funciones corporales que pone en peligro la vida, llamada coma mixedematoso. Esta condición requiere tratamiento médico inmediato.

Algunos síntomas del hipotiroidismo son:

  • Depresión
  • Piel seca
  • Cabello seco o debilitado
  • Fatiga
  • Periodos abundantes o irregulares
  • Dolor articular o muscular
  • Ritmo cardíaco lento
  • Aumento de peso

Suele ser tratado con medicamento para la tiroides.

thyroid check boy

Empieza por la atención primaria

En AltaMed, los doctores de atención primaria conocen una gran variedad de problemas médicos. Además de ofrecerte vacunas y revisiones de rutina (como la presión arterial, el peso, el colesterol o el azúcar en sangre), pueden ayudarte a manejar enfermedades crónicas o continuas, como el asma, la diabetes, los problemas cardíacos, la artritis y la presión sanguínea alta. Incluso pueden apoyar con tu tiroides.

Incluso si tu salud es buena, en general, un médico de atención primaria puede ayudarte a perder peso, a reducir el estrés, a ser más activo y a alcanzar otros objetivos de salud.

Contáctanos llamando al (888) 499-9303 para afiliarte con nosotros.

Regístrate para recibir actualizaciones del COVID-19

Regístrate para recibir actualizaciones por correo electrónico sobre la información que te interesa a tí y a tus seres queridos

No ignores tu presión arterial, contrólala

Julio 19, 2021

En los Estados Unidos, más de 100 millones de personas sufren de presión sanguínea alta, también conocida como hipertensión. Esto quiere decir que el corazón trabaja más de lo necesario para mover la sangre a través del cuerpo.

La hipertensión no controlada puede ocasionar diversos problemas de salud, como derrames cerebrales, falla cardíaca, problemas de riñón, infartos, pérdida de la visión, disfunción sexual y demencia.

La hipertensión también es llamada “el asesino silencioso”, debido a sus síntomas casi imperceptibles. La única forma de saber si tienes hipertensión es checándola regularmente.
Couple running

Aprende a manejar los riesgos

El sobrepeso hace que el corazón trabaje con más dificultad, al igual que una dieta alta en colesterol. Si no te ejercitas con regularidad y además fumas, bebes en exceso, sueles consumir alimentos altos en sodio y, en general, no cuidas de ti mismo, tienes altos riesgos de padecer hipertensión.

La buena noticia es que puedes controlar estos factores de riesgo. ¿Cómo? Te explicamos:

  • Deja el tabaco: No sólo fumar, sino también masticar, escupir y vapear esta sustancia aumenta tu presión sanguínea.
  • Ejercítate regularmente: Tan solo trotar por 30 minutos durante tres días a la semana ayuda a controlar los problemas de presión.
  • Evita la sal: Reducir el consumo de comida rápida o procesada ayudará a controlar tu ingesta de sal.
  • Pierde peso: Como ya sabes, los kilos de más dificultan las funciones de tu corazón. Evitar los alimentos altos en calorías es la mejor manera de perder peso. AltaMed cuenta con nutricionistas licenciados para ayudarte a establecer el mejor plan de salud alimentaria.
  • Evita la cafeína: Trata de empezar por reducir tu ingesta a una taza de café al día.
  • Reduce el estrés: Busca la manera de disminuir tus obligaciones o de crear un tiempo de calma para ti.

family blood pressure

Factores que no puedes controlar

Aunque mantenerte sano juega un papel importante a la hora de manejar o incluso evitar la presión arterial alta, no puedes escapar de quién eres. Los antecedentes familiares influyen en el aumento del riesgo de padecer hipertensión, algo que, además, afecta con mayor frecuencia a los afroamericanos.

La hipertensión impacta en la población negra (54%) más que en cualquier otra, además de desarrollarse con mayor prontitud. Existen algunas teorías acerca del porqué ocurre esto, incluyendo los altos índices de obesidad y diabetes entre los afroamericanos. Se cree que puede existir un gen que hace a los afroamericanos más sensibles a la sal, misma que aumenta la presión sanguínea.

El control de la presión arterial también es más bajo entre los adultos negros (25%) que entre los adultos blancos no hispanos (32%). Entre los hispanos sólo un 25% tiene su salud sanguínea bajo control, mientras que entre los adultos asiáticos sólo la tiene un 19%.

Las disparidades raciales en el acceso al tratamiento y la atención sanitaria han sido citadas como factores que influyen en el manejo de la hipertensión arterial. Algunos grupos tienen acceso limitado a un seguro de salud laboral, por lo que no pueden ser atendidos por los médicos que habitualmente son capaces de ayudarles a identificar sus afecciones, ni por profesionales capaces de vigilar correctamente la hipertensión. En el Sur de California, muchos de los residentes que reúnen los requisitos brindan este apoyo a través de AltaMed.
Woman blood pressure

La hipertensión en las mujeres

La hipertensión arterial afecta a los hombres con un poco más de frecuencia que a las mujeres. Sin embargo, las mujeres enfrentan circunstancias particulares que las pueden llevar a sufrir de problemas de presión; la posibilidad de una mujer de desarrollarlos se eleva con tan solo 9 kilos de sobrepeso.

También hay un mayor riesgo si han alcanzado la menopausia, en la cual la mujer lleva por lo menos un año sin haber tenido su período. La presión sanguínea también se eleva con el “colesterol malo” y con ciertos tipos de grasas en la sangre. El “colesterol bueno”, por el contrario, suele disminuir o mantenerse en el cuerpo sin mayor problema.

Incluso las mujeres con una perfecta salud arterial pueden desarrollar hipertensión durante el embarazo. Esta afecta a uno de cada 25 embarazos y usualmente desaparece después del parto, pero si no está controlada puede poner en peligro la vida de la madre y de su bebé.

Monitoreando la presión sanguínea

Si padeces hipertensión arterial o crees que podrías padecerla, los chequeos regulares pueden garantizarte el mantenimiento de un rango aceptable o, en el caso contrario, pueden llevarte a tomar medidas en el momento justo. Es posible que algunas personas requieran de medicamentos para controlar su presión, pero hacer cambios en el estilo de vida siempre deberá ser nuestra primera opción de tratamiento.

Si quieres afiliarte a AltaMed, haz clic aquí o llámanos al (888) 499-9303.

Nunca es tarde para dejar de fumar

Marzo 22, 2021

La mayoría de las personas saben que fumar es una de las peores cosas que le pueden hacer a su cuerpo. No obstante, para quien ha fumado mucho tiempo es muy difícil renunciar. La nicotina del tabaco es una droga que, como muchas drogas, es adictiva.

Sin embargo, dejar de fumar es lo mejor que puedes hacer por ti, sin importar tu edad. Todo momento es bueno para dejar de fumar.

A masked man smoking vape and exhaling

Terminando décadas de daño

Parece que entre más edad se tenga, es menos probable el intentar renunciar al cigarro. No solamente es una adicción difícil de controlar, sino que algunas personas tienen la idea fija de que si el daño ya está hecho, ¿para qué renunciar?

Un motivo, vivirás más tiempo

Más de 160,000 personas mayores de los 70 años llenaron un cuestionario sobre sus hábitos de fumar como parte de un estudio sobre la salud y dieta del Instituto Nacional del Cáncer y los Institutos Nacionales de la Salud.

Los encuestados que no fumaron vivieron más que los que fumaron. Sin embargo, los que dejaron de fumar en cierto momento, también vivieron más tiempo que quienes continuaron fumando.

Entre más tiempo duraron sin fumar, sus probabilidades de vivir más alcanzaron hasta duplicarse en comparación con alguien que fumó.

Riesgos de largo plazo

El fumar aumenta significativamente tu riesgo de contraer muchas enfermedades graves, además de ser el motivo de una muerte de cada cinco al año en los Estados Unidos. Los riesgos son:

  • Enfermedad del pulmón - la bronquitis crónica y el enfisema son dos enfermedades que dificultan el respirar.
  • Enfermedad del corazón - El fumar aumenta la probabilidad de un ataque al corazón o un ataque cerebral.
  • Cáncer - El fumar no sólo lleva al cáncer de pulmón, también puede causar cáncer de la vejiga, cérvix, esófago, riñones, laringe, hígado, boca y páncreas.
  • Problemas respiratorios - El fumar dificulta el recuperarse del COVID-19 y te deja más susceptible a la influenza, neumonía y otras infecciones respiratorias.
  • Osteoporosis - El fumar limita la capacidad del cuerpo para absorber el calcio, lo cual puede llevar a tener huesos más débiles.
  • Enfermedad de los ojos - El fumar puede causar cataratas, degeneración macular, una enfermedad de los ojos que causa pérdida de la vista e, incluso, ceguera.
  • Diabetes - El fumar aumenta las probabilidades de desarrollar diabetes tipo 2 y, si ya tienes diabetes, el fumar dificulta su control. Una diabetes poco controlada puede provocar enfermedad del corazón, insuficiencia renal, ceguera y amputaciones.

Aparte de estas enfermedades graves, el fumar puede contribuir a la piel flácida, no sólo en la cara sino en todo el cuerpo, manchas por la edad, manchas y daño en los dientes y pérdida acelerada del cabello.

Hispanic senior adult woman at doctor's office

Beneficios inmediatos

El desechar tu último cigarrillo produce resultados casi de inmediato, y los beneficios se acumulan entre más tiempo permanezcas libre del tabaco.

  • 20 minutos después - el ritmo cardíaco se normaliza.
  • 12 a 24 horas después - Los niveles de monóxido de carbono en la sangre regresan a la normalidad.
  • 2 semanas a 3 meses después - El riesgo de sufrir un ataque al corazón baja de forma dramática. La función del pulmón comienza a mejorar.
  • 1 a 9 meses después - Menos tos y falta de aire.
  • 1 año después - El riesgo de enfermedad coronaria del corazón baja hasta un 50%.
  • 5 a 15 años después - Baja el riesgo de un ataque del cerebro al mismo nivel que de una persona que no ha fumado. El riesgo de cáncer de boca, garganta y esófago es de la mitad en comparación con alguien que todavía fuma.
  • 10 años después - El riesgo de cáncer de la cérvix, laringe, riñón o páncreas baja. El riesgo de morir por cáncer de pulmón o de contraer cáncer de la vejiga es de la mitad en contraste con alguien que aún fuma.
  • 15 años después - El riesgo de enfermedad coronaria del corazón es similar al de una persona que no fuma.

Male hand destroying cigarettes

No te rindas

Uno de los mayores obstáculos para renunciar es el sobrellevar la abstinencia: los síntomas incluyen agitación, irritabilidad, ansiedad o tensión. Puede ser difícil conciliar el sueño o puedes sentir somnolencia en el día. No obstante los síntomas de abstinencia pueden ser severos, por lo regular pasan dentro de dos semanas.

Tanto como sea posible, evita las situaciones o detonantes que te impulsan a fumar, tal y como el sentir estrés o tomar alcohol o café.

Para ayudar a controlar el antojo de fumar, Smokefree.gov recomienda lo siguiente:

  • Toma agua - Toma de seis a ocho vasos al día.
  • Respiración profunda - Respira profundamente un par de veces cuando quieras fumar.
  • Retrasa el fumar: La urgencia comúnmente dura unos minutos, así que medita para resistir la urgencia inmediata.
  • Distraerte - Se sugiere:
    • Leer.
    • Cambiar tu rutina.
    • Intenta con otras opciones como zanahorias, chicle sin azúcar o mentas para el aliento.
    • Haz ejercicio.
    • Llama a un amigo o amiga.

Nuestros doctores pueden ayudar

Para muchas personas, no basta con la fuerza de voluntad. Tu doctor puede recetarte medicamentos, ofrecerte consejo y brindarte apoyo mientras te esfuerzas en dejar de fumar.

Si eres un cuidador o un adulto mayor que desea dejar de fumar o sólo vivir una vida más sana, AltaMed ofrece servicios y cuidados coordinados, que incluyen tratamiento médico, terapia física y servicios sociales.

Para más información sobre los servicios o elegibilidad, visita AltaMed.org o llama al (855) 252-7223.