¡Es el Mes Nacional de Concientización sobre la Diabetes!

Octubre 25, 2017

Noviembre es el Mes Nacional de Concientización sobre la Diabetes, y queremos proporcionarle las herramientas que necesita para disminuir su riesgo de diabetes o para ayudarle a manejar su diabetes de manera que se asegure de vivir una vida sana.

Según los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC), más de 29 millones de personas en los Estados Unidos tienen diabetes, pero una de cada cuatro no sabe que la tiene. Además, los latinos, los afroamericanos, los nativos americanos y los isleños del Pacífico tienen un mayor riesgo de contraer diabetes tipo 2. Aunque no existe una cura para la diabetes, lo que usted hace todos los días marca una gran diferencia en su vida.

Aproximadamente el 90 por ciento de las personas con diabetes tienen diabetes tipo 2. Con la diabetes tipo 2, su organismo o bien combate los efectos de la insulina o no provee suficiente insulina para su cuerpo, haciendo que sea difícil mantener un nivel normal de azúcar en la sangre (glucosa). Desafortunadamente, los síntomas de la diabetes tipo 2 se desarrollan lentamente, lo que puede hacer más difícil que usted se dé cuenta de si tiene o no tiene esta enfermedad. De hecho, usted puede tener diabetes tipo 2 durante años sin llegar a saberlo. Estas son algunas de las señales de advertencia que puede vigilar:

  • aumento en la sed y en la frecuencia con la que orina
     
  • aumento del hambre
     
  • pérdida repentina de peso
     
  • fatiga
     
  • visión borrosa
     
  • heridas que sanan lentamente o infecciones frecuentes
     
  • áreas oscurecidas en la piel

 

No deje que la diabetes tome las riendas

Si le diagnosticaron diabetes, no deje que esta lo desanime a vivir una vida feliz y saludable. Aprender a cuidar su diabetes comienza el minuto en que usted recibe su diagnóstico. Mientras que usted sea consciente y esté bien informado, ya va por buen camino para manejar efectivamente su salud. Estos son algunos recordatorios que le ayudarán a manejar su diabetes exitosamente.

  • Coma sano: Consuma más frutas, verduras y granos enteros. Mantenga una dieta que consista en menos azúcar y sal. También es importante comer las tres comidas diarias regularmente.
     
  • Haga ejercicio frecuentemente: Trate de mantenerse activo físicamente haciendo ejercicio de 10 a 30 minutos al día. El ejercicio no solo lo hará sentir mejor, sino que le hará más fácil controlar su diabetes.
     
  • Tome sus medicamentos: Tome sus medicamentos como le indique su doctor. Esto puede ayudarle a mantener el azúcar en la sangre a niveles normales.
     
  • Monitoree el azúcar en su sangre: Revise el azúcar en su sangre regularmente para entender cómo los diferentes alimentos, actividades y medicamentos afectan estos niveles, y tome nota de cualquier cambio.

Inscríbete para recibir Artículos

Regístrese para recibir actualizaciones por correo electrónico sobre la información que le interesa a usted y a sus seres queridos

Vaya al corazón de la enfermedad cardíaca

Febrero 01, 2017

Podemos sentir que nuestro corazón está pleno, alegre, triste o roto en mil pedazos, o hasta podemos entregar nuestro corazón, pero su función más importante sigue siendo permanecer sano y de nosotros depende que así sea. La enfermedad cardíaca es la principal causa de muerte tanto para hombres como para mujeres en los Estados Unidos, siendo la responsable de una de cada cuatro muertes.  En febrero se celebra no solo el propósito metafórico del corazón (San Valentín) sino su propósito físico. 

Para honrar el mes estadounidense del corazón (American Heart Month), en AltaMed nos queremos asegurar de que usted sea consciente de que la enfermedad cardíaca, la cual incluye el paro cardíaco y el ataque cerebral, es fácilmente prevenible. Para asegurarnos de que su corazón está en el lugar correcto, usted puede empezar por tomar unas decisiones saludables con respecto a su estilo de vida, y hablar con su proveedor de atención médica sobre cómo manejar las afecciones que pueden ponerlo en riesgo.   

¡Estos son algunos cambios rápidos y fáciles que puede empezar hoy mismo! 

No pase la sal

  • Elija alimentos frescos (como frutas y verduras) en lugar de alimento procesados (como congelados y enlatados).
  • Preste atención a las etiquetas nutricionales y opte por artículos con un valor de sodio de 5 por ciento o menos.
  • Use condimentos como polvo de ajo o de cebolla, chili o hierbas en lugar de sal, para agregar sabor.

A moverse

  • Haga que la actividad física sea parte de su vida diaria; la obesidad es uno de los principales factores de riesgo para la enfermedad cardíaca y el ataque cerebral.
  • Comience con 15 minutos de caminar rápidamente por lo menos 3 a 4 días a la semana.  
  • Aumente su actividad hasta llegar a 2 ½ horas de ejercicio a la semana.
    .

Conozca sus números

  • Mantenga un peso saludable; si tiene sobrepeso, perder aunque sea 10 libras, puede reducir su riesgo de enfermedad cardíaca.
  • Beba alcohol con moderación: como máximo, tome una bebida al día si es mujer y dos si es hombre.
  • Vigile sus niveles de colesterol y presión arterial, y pregúntele a su proveedor de atención médica cómo bajar ambos.

Cambie sus hábitos

  • Cámbiese a productos lácteos sin grasa o bajos en grasa.
  • Elija pescado, pollo sin piel, y cortes sin grasa de res y de cerdo.
  • Deje de fumar. Fumar es la causa principal de enfermedades prevenibles y de muerte en los Estados Unidos. 

Mantener estos cambios le va a exigir compromiso y dedicación, pero los beneficios que obtiene sobrepasan por mucho cualquier esfuerzo que haga. Pídale a su familia que se involucre para que le ayuden a mantenerse motivado y observe cómo mejora la salud de todos. Además, asegúrese de vestirse de rojo no solo el día de San Valentín, sino el 3 de febrero que es el día nacional para vestirse de rojo (National Wear Red Day), cuyo fin es crear consciencia en las mujeres acerca de la salud del corazón.  

 

 

Cuida tu cobertura de salud

Octubre 08, 2018

Todos hemos escuchado el dicho “lo que no se usa, se pierde”, y esto mismo puede aplicarse a tu plan de salud. Gracias a la Ley del Cuidado de Salud a Bajo Precio (Affordable Care Act, o ACA en inglés), aproximadamente 20 millones de estadounidenses más ahora cuentan con un plan de cobertura de salud. De ti depende asegurarte de aprovechar todo lo que tu seguro médico tiene para ofrecerte.

Además de examinar más detenidamente los detalles de tu plan específico, estas son algunas maneras básicas y fáciles de aprovechar al máximo los beneficios incluidos en tu plan de cobertura de salud.

  • Visita de bienestar: Esta proporciona un panorama general de tu salud y de cómo puedes mejorarla, revisando indicadores como presión arterial, colesterol, índice de masa corporal (IMC) y peso.
  • Servicios preventivos: Mantener tu salud es tan importante tanto para tu proveedor de atención médica como lo es para ti, asegúrate de utilizar todos los servicios que ofrezcan, los cuales pueden incluir vacunas, colonoscopias, revisiones para la diabetes, anticonceptivos, pruebas de detección de osteoporosis y anemia, atención prenatal y mamografías, entre muchos otros.
  • Educación: Muchos planes incluyen clases de acondicionamiento físico, nutrición, y sobre cómo vivir saludable y manejar las enfermedades crónicas.
  • Examen físico anual: Los exámenes preventivos son clave para detectar tempranamente cualquier problema serio de salud, como cáncer o diabetes, antes de que empiecen o en una etapa inicial, cuando todavía pueden tratarse adecuadamente. También brindan la oportunidad de hablar con tu médico acerca de las inquietudes de salud que tienes, y para aplicarte cualquier inyección o vacuna que necesites.
  • Descuentos: Te sorprenderá la clase de productos y servicios de salud que están disponibles para ti a través de tu seguro médico. Por ejemplo, descuentos en membresías de gimnasios, exámenes de la vista, y citas de quiropráctica y acupuntura, así como programas y grupos de apoyo para ayudar a dejar de fumar.
  • Línea de enfermería: Por lo general disponibles las 24 horas del día, los 7 días de la semana, pueden ahorrarte a ti o a tu familia un viaje a una sala de emergencias o a una unidad de atención urgente, simplemente llamando a estas líneas de ayuda, las cuales cuentan con enfermeras tituladas que pueden responder tus preguntas e indicarte hacia dónde debes dirigirte.
  • Medicamentos recetados: Tu medicamento puede resultar más económico si tu doctor te receta la versión genérica, y si tu plan tiene servicio de envío por correo, puede ahorrarte un viaje a la farmacia.