Image
Mujer en la Computadora
Asuntos de la comunidad

Detén la difusión de noticias falsas sobre las vacunas en tu comunidad

Vivimos en una época de acceso ilimitado a cantidades extraordinarias de información. Desafortunadamente, no todo a lo que tenemos acceso es información que valga la pena.

En tiempos del COVID-19, las herramientas que son inmensamente útiles para compartir datos, promover las vacunas y brindar información sobre eventos de vacunación, son las mismas que otros están usando para demeritar los beneficios de la vacuna.

La única manera en que podremos deshacernos de los cubrebocas y volver a la vida que teníamos antes de la pandemia será eliminando el nuevo virus. Y no podremos vencer al COVID-19 si antes no hemos sido vacunados.

¿Qué son las noticias falsas?

La desinformación y las noticias falsas tienen ciertas similitudes. Ambas consisten en compartir información errónea. Sin embargo, las noticias falsas suelen ser resultado de la ignorancia, mientras que la desinformación es la difusión intencional de información errónea.

Las redes sociales como Facebook, Instagram y Twitter han estado combatiendo las noticias falsas con etiquetas de alarma en ciertas publicaciones, mostrando, además, los enlaces que llevan a fuentes de confianza. También están suspendiendo e incluso bloqueando las cuentas que comparten información falsa de forma recurrente.

Otros medios, como WhatsApp y YouTube son más difíciles de monitorear. Además, mucha de esta información viene de fuera de los Estados Unidos, incluyendo América Central, del Sur, y Europa. Algunas potencias extranjeras han estado utilizando la información falsa sobre la vacunación y las medidas de seguridad para dividir a las personas en los Estados Unidos. Como respuesta, YouTube ha eliminado recientemente lo que se conoce como su “docena de desinformación”, es decir, los canales que solían promover información falsa alrededor de las vacunas.

Noticias Falsas

Detectando información falsa

Cuando se trata de información compartida en línea, hay mucho a tener en cuenta. He aquí algunos ejemplos de cómo la ficción puede parecer ser una realidad:

  • Conspiraciones — La gente argumentará que hay algún poder mayor detrás de la propagación del virus o de los esfuerzos de lograr que todos estén vacunados. Por ejemplo, difundiendo que la vacuna contiene un microchip.
  • Ciencia falsa — Usar conceptos científicos como la base para sostener noticias falsas. Como, por ejemplo, que la vacuna funcione contagiándote del COVID-19.
  • Lógica errónea — La gente usa argumentos que puede fácilmente ser comprobados que están equivocados.  Estos suelen ser llamados falacias. Como la siguiente: las personas siguen contrayendo el COVID-19 a pesar de estar vacunadas, así que nadie debería molestarse en vacunarse.
  • Miedo y manipulación — Usar lenguaje amenazante. Por ejemplo: que las personas están siendo deportadas tan pronto se presentan a la vacunación.
  • Odio o silbidos de perro — Los “silbidos de perro” consisten en utilizar lenguaje sugestivo para dividir a los grupos. Por ejemplo: "los asiáticos trajeron este virus a los Estados Unidos”.
  • Falta de contexto — Se incluye un elemento de verdad sin pensar en todo el panorama. Por ejemplo, las vacunas no garantizan que no se contagie del COVID-19.

La gente exagerará los efectos secundarios y hablará de casos raros como si pasaran todo el tiempo. Por ejemplo, algunos podrían hacer un gran escándalo alrededor de los casos de personas completamente vacunadas que se han contagiado del COVID-19. Estas son infecciones inusuales. Pueden ocurrir, sin embargo, estudios demuestran que las personas totalmente vacunadas tienen ocho veces menos probabilidades de infectarse del COVID-19 y 25 veces menos de sufrir una hospitalización o la muerte. La mayoría de estos casos se producen en personas con sistemas inmunitarios debilitados por alguna condición o enfermedad.

Personas Hablando

Combatiendo la información falsa

Las personas confían en la información de fuentes que les resultan familiares. Los amigos, la familia, los profesionales de la salud y los líderes comunitarios son a quienes la gente suele acudir para despejar sus dudas. Si tienes ese nivel de influencia, es importante que promuevas información precisa y no compartas contenido manipulado, falso o engañoso en redes sociales.

La Organización Mundial de la Salud cuenta con un sitio de cazadores de mitos para registrar toda la información inexacta que se ha emitido sobre el COVID-19.

La Administración de Alimentos y Medicamentos también provee un sitio dedicado a la vacunación, que cuenta con vídeos en los que se abordan las preguntas más frecuentes sobre cómo se desarrollaron y probaron las vacunas, y demás información en varios idiomas.

Centrarse en los hechos

AltaMed se ha asociado con el Instituto de Transparencia Algorítmica de la Conferencia Nacional de Ciudadanía para lanzar una herramienta de denuncia contra la desinformación, a través de su página Junkipedia. Haz clic aquí para obtener más información al respecto, o utiliza nuestras líneas de consejo para denunciar noticias falsas. Entender y abordar la desinformación en nuestras comunidades es una responsabilidad cívica colectiva. Haz tu parte compartiendo consejos para informar a los demás, ya sea en línea o a las siguientes líneas de contacto:

Teléfono: (213) 810-3280
Email: altamed@tips.junkipedia.org
WhatsApp: (202) 301-3280

Regístrese para recibir actualizaciones del COVID-19

Regístrese para recibir actualizaciones por correo electrónico sobre la información que le interesa a usted y a sus seres queridos.

Inscríbase Ahora

Detén la difusión de noticias falsas sobre las vacunas en tu comunidad