Paciente enferma

¿COVID-19, influenza, alergias o resfriado? Una guía de ayuda para conocer la diferencia

En el sur de California, la temporada de la influenza parece que dura más y más cada año. Gracias a los inviernos más secos y menos lluvia, la temporada de alergias comienza más pronto cada año. Y en este momento, nuestra nación está justificadamente preocupada acerca del COVID-19, más conocido como el coronavirus.

Si sientes la nariz congestionada, la garganta irritada y fiebre, pudieras no estar 100% seguro de lo que tienes. Aquí te presentamos con información que esperamos te tranquilice, y ayude a reconocer qué tipo de cuidados necesitas.

 

¿Son el coronavirus y el COVID-19 lo mismo?

Coronavirus

No exactamente. El coronavirus se refiere a una gran familia de virus. Algunos de estos virus pueden causar que las personas se enfermen de gripe común. COVID-19 es el nombre de la enfermedad que todos hemos escuchado. El tipo de coronavirus que causa el COVID-19 es tan nuevo, que todavía no sabemos mucho al respecto.

 

COVID-19 en comparación con la influenza (flu)

Cuando comenzamos a aprender acerca del COVID-19, muchas personas lo compararon con la influenza, más comúnmente conocida como “flu”; basándose en sus síntomas y cómo se contagia. Ambas son enfermedades respiratorias infecciosas, pero son provocadas por virus completamente distintos.

Síntomas en común: Ambas enfermedades causan fiebre, tos, falta de aire, dificultad para respirar, dolores en el cuerpo, fatiga e, incluso, vómito o diarrea. Los síntomas pueden ser suaves o severos, y convertirse en neumonía. Ambas enfermedades pueden ser mortales.

Cabe la posibilidad de que los síntomas que sienta una persona sean tan ligeros, que no se de cuenta que está enferma, por lo que pudieran contagiar el virus a personas sanas, al seguir su vida normal.

Cómo se contagian dichas enfermedades: Ambas pueden contagiarse de una persona a otra, de gotitas que se producen al estornudar, toser o simplemente al hablar.

ADEMÁS: Los expertos creen que el COVID-19 es tan potente que puede sobrevivir en superficies un buen tiempo después de que la persona infectada ya no está presente.

Ser proactivos: Las vacunas son altamente eficaces para prevenir la influenza. Es por eso que recomendamos muchísimo que todos los miembros de la familia se vacunen cada año.

Desafortunadamente, todavía no existe una vacuna para el COVID-19. Tu mejor opción para prevenir la enfermedad es lavarte las manos correctamente, quedarte en casa si estás enfermo y el distanciamiento social.

Tratamiento: Debido a que ambas enfermedades son causadas por un virus, los antibióticos no ayudarán. En su lugar, los doctores se enfocan en tratar los síntomas, como es reducir la fiebre y contener la tos. Sin embargo, ambos síntomas pueden ser graves y necesitar hospitalización.

 

El coronavirus en comparación con las alergias

Los síntomas de la alergia son usualmente bien diferentes a los síntomas del COVID-19. Contrario al COVID-19, que es un virus, las alergias son la respuesta del sistema inmune a sustancias extrañas al cuerpo.

Síntomas: Los síntomas de la alergia incluyen nariz irritada y moqueo nasal, sarpullido o comezón en la piel, y ojos llorosos. En casos extremos de choque anafiláctico, las vías respiratorias se cierran y rápidamente se dificulta el respirar. La dificultad para respirar también es un síntoma del COVID-19; pero con las alergias, el síntoma aparece casi inmediatamente después de estar frente al factor causante.

Transmisión: Las alergias no son contagiosas como un resfriado o la influenza, por lo que no existe la posibilidad de que se pase de una persona a otra. Las alergias tienen un componente genético, por eso es posible que otros miembros de tu familia las padezcan cuando tú las padeces.

Prevención: A menos que te hagas las pruebas de la alergia y te pongas las vacunas, tu mejor opción para prevenir las reacciones alérgicas es el llevar un diario de la alergia y mantenerte alejado de los factores que las provocan.

Tratamiento: Por lo regular puedes tratar los síntomas de la alergia con remedios comunes que no necesitan receta médica, tales como antihistamínicos, descongestionantes y lociones con medicamentos que ayuden a aliviar el sarpullido con comezón y urticaria.

 

COVID-19 en comparación con la gripe común

Los casos suaves de COVID-19 pudieran confundirse con una gripe.

Síntomas en común: Porque muchos de los síntomas son los mismos, puede ser difícil diferenciarlos. Los expertos dicen que los primeros síntomas incluyen la garganta irritada y moqueo nasal, como pasa con una gripe. La fiebre puede ser señal de que es algo más que una simple gripe.

Prevención: Es muy conocido que la gripe común es difícil de prevenir. Pero el seguir los mismos cuidados que se recomiendan para el COVID-19, debe ayudarte a protegerte.

Tratamiento: No puedes hacer mucho para tratar una gripe, que no sea el tratar los síntomas. Los consejos que se han probado con el tiempo, incluyen mucho descanso, mantenerse hidratados, usar humidificadores y tomar remedios que no necesitan receta correspondiente a la edad.

 

¿Cuándo debo ir al doctor?

uncomfortable throat

Antes que nada, las buenas noticias es que el 80% de los casos de COVID-19 se solucionan rápidamente por sí mismos; cuando la persona se queda en casa, descansa y trata los síntomas.

A menos que tus síntomas empeoren dramáticamente o sientas que te falta el aire, es posible que no necesites pedir tratamiento (sin embargo está bien que llames a tu doctor y le hagas preguntas). AltaMed les aconseja a nuestros pacientes que traten los síntomas suaves igual que como tratarían una gripe; quedándose en casa, tomando medicamentos para la gripe sin receta como Tylenol o NyQuil. Evita ver a otras personas hasta que tus síntomas desaparezcan por lo menos 72 horas, ya sin tener que tomar estos medicamentos.

 

Si te diagnosticaron con el COVID-19, te pedimos que confirmes con tu doctor cuándo ya no lo puedes contagiar.

Para conocer más sobre las precauciones, tratamientos y noticias sobre el COVID-19; marca nuestra página de recursos de Coronavirus. Y, por lo pronto, AltaMed cancela los costos que se comparten con el paciente y los copagos, para las pruebas y evaluaciones médicas necesarias para el COVID-19.