¿COVID-19, influenza, alergias o resfriado? Una guía de ayuda para conocer la diferencia

Marzo 17, 2020

En el sur de California, la temporada de la influenza parece que dura más y más cada año. Gracias a los inviernos más secos y menos lluvia, la temporada de alergias comienza más pronto cada año. Y en este momento, nuestra nación está justificadamente preocupada acerca del COVID-19, más conocido como el coronavirus.

Si sientes la nariz congestionada, la garganta irritada y fiebre, pudieras no estar 100% seguro de lo que tienes. Aquí te presentamos con información que esperamos te tranquilice, y ayude a reconocer qué tipo de cuidados necesitas.

 

¿Son el coronavirus y el COVID-19 lo mismo?

Coronavirus

No exactamente. El coronavirus se refiere a una gran familia de virus. Algunos de estos virus pueden causar que las personas se enfermen de gripe común. COVID-19 es el nombre de la enfermedad que todos hemos escuchado. El tipo de coronavirus que causa el COVID-19 es tan nuevo, que todavía no sabemos mucho al respecto.

 

COVID-19 en comparación con la influenza (flu)

Cuando comenzamos a aprender acerca del COVID-19, muchas personas lo compararon con la influenza, más comúnmente conocida como “flu”; basándose en sus síntomas y cómo se contagia. Ambas son enfermedades respiratorias infecciosas, pero son provocadas por virus completamente distintos.

Síntomas en común: Ambas enfermedades causan fiebre, tos, falta de aire, dificultad para respirar, dolores en el cuerpo, fatiga e, incluso, vómito o diarrea. Los síntomas pueden ser suaves o severos, y convertirse en neumonía. Ambas enfermedades pueden ser mortales.

Cabe la posibilidad de que los síntomas que sienta una persona sean tan ligeros, que no se de cuenta que está enferma, por lo que pudieran contagiar el virus a personas sanas, al seguir su vida normal.

Cómo se contagian dichas enfermedades: Ambas pueden contagiarse de una persona a otra, de gotitas que se producen al estornudar, toser o simplemente al hablar.

ADEMÁS: Los expertos creen que el COVID-19 es tan potente que puede sobrevivir en superficies un buen tiempo después de que la persona infectada ya no está presente.

Ser proactivos: Las vacunas son altamente eficaces para prevenir la influenza. Es por eso que recomendamos muchísimo que todos los miembros de la familia se vacunen cada año.

Desafortunadamente, todavía no existe una vacuna para el COVID-19. Tu mejor opción para prevenir la enfermedad es lavarte las manos correctamente, quedarte en casa si estás enfermo y el distanciamiento social.

Tratamiento: Debido a que ambas enfermedades son causadas por un virus, los antibióticos no ayudarán. En su lugar, los doctores se enfocan en tratar los síntomas, como es reducir la fiebre y contener la tos. Sin embargo, ambos síntomas pueden ser graves y necesitar hospitalización.

 

El coronavirus en comparación con las alergias

Los síntomas de la alergia son usualmente bien diferentes a los síntomas del COVID-19. Contrario al COVID-19, que es un virus, las alergias son la respuesta del sistema inmune a sustancias extrañas al cuerpo.

Síntomas: Los síntomas de la alergia incluyen nariz irritada y moqueo nasal, sarpullido o comezón en la piel, y ojos llorosos. En casos extremos de choque anafiláctico, las vías respiratorias se cierran y rápidamente se dificulta el respirar. La dificultad para respirar también es un síntoma del COVID-19; pero con las alergias, el síntoma aparece casi inmediatamente después de estar frente al factor causante.

Transmisión: Las alergias no son contagiosas como un resfriado o la influenza, por lo que no existe la posibilidad de que se pase de una persona a otra. Las alergias tienen un componente genético, por eso es posible que otros miembros de tu familia las padezcan cuando tú las padeces.

Prevención: A menos que te hagas las pruebas de la alergia y te pongas las vacunas, tu mejor opción para prevenir las reacciones alérgicas es el llevar un diario de la alergia y mantenerte alejado de los factores que las provocan.

Tratamiento: Por lo regular puedes tratar los síntomas de la alergia con remedios comunes que no necesitan receta médica, tales como antihistamínicos, descongestionantes y lociones con medicamentos que ayuden a aliviar el sarpullido con comezón y urticaria.

 

COVID-19 en comparación con la gripe común

Los casos suaves de COVID-19 pudieran confundirse con una gripe.

Síntomas en común: Porque muchos de los síntomas son los mismos, puede ser difícil diferenciarlos. Los expertos dicen que los primeros síntomas incluyen la garganta irritada y moqueo nasal, como pasa con una gripe. La fiebre puede ser señal de que es algo más que una simple gripe.

Prevención: Es muy conocido que la gripe común es difícil de prevenir. Pero el seguir los mismos cuidados que se recomiendan para el COVID-19, debe ayudarte a protegerte.

Tratamiento: No puedes hacer mucho para tratar una gripe, que no sea el tratar los síntomas. Los consejos que se han probado con el tiempo, incluyen mucho descanso, mantenerse hidratados, usar humidificadores y tomar remedios que no necesitan receta correspondiente a la edad.

 

¿Cuándo debo ir al doctor?

uncomfortable throat

Antes que nada, las buenas noticias es que el 80% de los casos de COVID-19 se solucionan rápidamente por sí mismos; cuando la persona se queda en casa, descansa y trata los síntomas.

A menos que tus síntomas empeoren dramáticamente o sientas que te falta el aire, es posible que no necesites pedir tratamiento (sin embargo está bien que llames a tu doctor y le hagas preguntas). AltaMed les aconseja a nuestros pacientes que traten los síntomas suaves igual que como tratarían una gripe; quedándose en casa, tomando medicamentos para la gripe sin receta como Tylenol o NyQuil. Evita ver a otras personas hasta que tus síntomas desaparezcan por lo menos 72 horas, ya sin tener que tomar estos medicamentos.

 

Si te diagnosticaron con el COVID-19, te pedimos que confirmes con tu doctor cuándo ya no lo puedes contagiar.

Para conocer más sobre las precauciones, tratamientos y noticias sobre el COVID-19; marca nuestra página de recursos de Coronavirus. Y, por lo pronto, AltaMed cancela los costos que se comparten con el paciente y los copagos, para las pruebas y evaluaciones médicas necesarias para el COVID-19.

 

Inscríbete para recibir Artículos

Regístrese para recibir actualizaciones por correo electrónico sobre la información que le interesa a usted y a sus seres queridos

Que no te sorprendan desprevenido: lo que va en un kit de emergencia

Enero 02, 2019

A los californianos no nos sorprenden las emergencias. Existen muchos motivos por los cuales hay que planear con anticipación, Desde terremotos hasta incendios forestales, inundaciones repentinas y deslizamientos de tierra.. La preparación de un kit para emergencias es una excelente manera de estar preparados en caso de desastres. Sigue las sugerencias que aparecen a continuación, para que tú y tu familia estén preparados.
 

Botiquín de primeros auxilios
first aid kit

El primer componente de cualquier buen kit para emergencias es un botiquín de primeros auxilios, que puede ayudar a tratar cortadas, rasguños, astillas u otras lesiones mínimas. Muchos kits vienen con una variedad de vendajes, gasas esterilizadas, gotas para los ojos, pinzas, guantes, toallitas antisépticas y ungüentos de desinfección como Neosporin. Puedes comprar un botiquín de primeros auxilios ya completo en tu farmacia más cercana o por internet o, si prefieres, puedes comprar los artículos de forma individual.
 

Agua
water

La Agencia Federal para el Manejo de Emergencias (FEMA, por sus siglas en inglés) recomienda que las familias conserven al menos un galón de agua por persona por día, durante un mínimo de tres días. Eso significa que una familia de cuatro debería tener doce galones guardados. Además de ayudar con la hidratación de las personas, el agua se puede utilizar para las necesidades de aseo.
 

Alimentos enlatados y abrelatas
canned foods

También es importante conservar un suministro de alimentos no perecederos para tres días. Se recomiendan carnes, verduras y frutas enlatadas, así como barras de granola o mantequilla de maní. Asegúrate también de tener un abrelatas manual (no eléctrico), ya que puede ser que no tengas electricidad. Recuerda revisar tu kit para emergencias una vez al año y reemplazar cualquier producto vencido.
 

Linterna y baterías
flashlight

En caso de un apagón, una linterna te ayudará a ti y a tu familia a navegar el área de manera segura. También puedes usarla para alertar a los rescatistas sobre tu ubicación. Considera empacar una linterna por adulto y asegúrate de también incluir las baterías. 
 

Mascarilla contra el polvo
dust mask

FEMA sugiere que al menos se tenga una mascarilla antipolvo por cada miembro de la familia. Estas máscaras ayudarán a filtrar el aire contaminado en caso de desastres como incendios forestales o terremotos. Mantener el humo, la ceniza u otras partículas peligrosas fuera de los pulmones es extremadamente importante para tu salud a largo plazo.
 

Medicamentos
meds

Si tú o un ser querido padece una enfermedad que requiere medicamentos recetados, inyecciones o “epi-pens” (dosis autoinyectables), es esencial reservar una pequeña cantidad en tu kit de emergencias. En Estados Unidos, la Cruz Roja recomienda guardar por lo menos siete días de medicamentos. Los analgésicos de venta sin receta como aspirina o Tylenol también serán útiles.
 

Herramienta multiusos
multi purpose tool

Una herramienta multiusos es otra inversión que vale la pena para tu kit de emergencias. Los alicates, por ejemplo, pueden usarse para apagar los servicios públicos antes de que salgas de tu hogar. Muchas de estas herramientas también tienen componentes esenciales como abrelatas y destornilladores. Lo mejor de todo es que estas herramientas ocupan menos espacio en comparación con el tener que empacar todos los componentes por separado.
 

Cargadores adicionales
chargers

Un cargador adicional definitivamente será útil durante una emergencia. Agrega un cargador por cada adulto que tenga un teléfono celular. Asegúrate de actualizar los cargadores en la medida que cambias de dispositivos.
 

Cobijas
blankets

La Cruz Roja recomienda que se utilicen de una a dos cobijas cálidas y duraderas como protección contra la exposición al exterior. También puedes usar cobijas resistentes y cinta adhesiva para ductos, y así construir un refugio improvisado.
 

Silbato
whistle

Los silbatos son una forma fácil y efectiva de alertar a los rescatistas sobre tu ubicación. Debido a que son tan pequeños, agregar varios silbatos a tu kit de emergencias es una tarea fácil.
 

Consejos para el mantenimiento del kit
Una vez que hayas terminado de armar tu kit de emergencias, recuerda:

  • Mantener tu kit en un lugar fresco y seco. Esto ayudará a que los productos enlatados se conserven en buena condición. 
  •  Verificar las fechas de vencimiento de los alimentos y medicamentos cada seis meses.
  • Revisar los suministros cada año. ¿Aumentó tu familia? ¿Cambiaron sus necesidades? El ajustar tus suministros regularmente te ayudará a estar listo para cualquier cosa.


Tu lista de verificación para las emergencias, cortesía de AltaMed
Cuando ocurra un desastre queremos que estés bien preparado. Imprime la siguiente lista de verificación y úsala para preparar tu kit de emergencias. Esperamos que nada suceda, pero en caso de una emergencia, nunca podrás estar lo suficientemente preparado.
 

 Lista de verificación para el kit de emergencias de AltaMed

  • Baterías 
  • Cobijas
  • Alimentos enlatados             
  • Abrelatas                 
  • Cinta adhesiva para ductos
  •  Mascarilla contra el polvo
  • Cargadores de teléfono adicionales
  • Botiquín de primeros auxilios
  • Linterna
  • Agua
  • Medicamentos
  • Herramienta multiusos

 

 

Cuándo ir al doctor, a atención urgente o a la sala de emergencias

Mayo 01, 2019

Cuando tú o un ser querido se enferman o sufren una lesión, pudieras no estar seguro entre ver a tu doctor de atención primaria, ir a atención urgente o a la sala de emergencia (ER, por sus siglas en inglés).

Queremos que tomes la mejor decisión con base en la cobertura de tu seguro, cuánto tendrías que pagar de tu bolsillo y si el lugar que visitas cuenta con los recursos para ayudarte en tu situación. Si tienes preguntas sobre el lugar al cuál ir para la atención de tu salud, llámanos al 888-499-9303.

 

Cuándo ver a tu doctor de atención primaria

Hombre viendo una tabla de información

Si la situación no es una emergencia y sucede durante horas normales de oficina, el visitar a tu doctor de atención primaria es la mejor opción. Tu doctor te conoce, conoce tu historial médico y los medicamentos que tomas. Tener una relación ya establecida con tu doctor puede facilitar obtener una cita con rapidez.

Tu doctor de atención primaria es la mejor opción para:

  • Afecciones de la piel
  • Resfriado, influenza, tos o garganta irritada
  • Fiebre que no sea alta
  • Reacciones alérgicas menores
  • Problemas digestivos
  • Dolor de sinusitis
  • Vómito

Si tienes seguro privado, ver a tu doctor de atención primaria es también una opción que le cae bien a tu bolsillo, porque tu copago será menor comparado con la sala de emergencias. Si actualmente no tienes un doctor de atención primaria, usa nuestra herramienta para encontrar un doctor que hable tu idioma y esté cerca de tu oficina o tu casa.

 

Cuándo ir a atención urgenteMujer y su hija en una cita médica

De acuerdo con la Asociación Estadounidense de Atención Urgente, más de 88 millones de personas visitan los centros de atención urgente cada año.

Si tu enfermedad o lesión no es una emergencia y la oficina de tu doctor de atención primaria está cerrada (en la noche, fin de semana o día festivo), y consideras que la situación no puede esperar, la atención urgente es tu mejor opción. Los centros de atención urgente cuentan con el equipo para tratar situaciones severas pero no de emergencia.

Los centros de atención urgente son la mejor opción para condiciones como estas:

  • Torceduras
  • Fracturas que no abrieron la piel
  • Heridas menores, salpullido o erupciones
  • Picaduras o mordeduras de animales
  • Fiebre alta
  • Neumonía 
  • Infecciones del oído 

Con el seguro privado, visitar el centro de atención urgente te costará más que si visitas a tu doctor de rutina, pero te puede ahorrar cientos de dólares (o más) en comparación con la sala de emergencia (ER). Asegúrate que el centro de atención urgente que visitas forme parte de la red de tu plan para evitar cargos adicionales. Contamos con una red de centros de atención urgente de AltaMed y centros afiliados, a lo largo del sur de California. Encuentra uno cerca de ti.

 

 

Cuándo ir a la sala de emergencia (ER)Niño con la pierna fracturada en emergencias

La sala de emergencia es para verdaderas emergencias de salud: el personal y el equipo están ahí para proporcionar cuidados que salvan la vida en casos extremos. Para situaciones médicas severas, puedes llamar al 911 o visitar la sala de emergencia. Casi todas las salas de emergencia de los hospitales están abiertas las 24 horas del día, los siete días de la semana.

La sala de emergencia (ER) es la opción correcta si tu ser querido sufre de:

  • Una herida severa o una lesión mayor, incluidas cortadas o quemaduras severas
  • Sobredosis
  • Derrame cerebral o ataque del corazón 
  • Pérdida del conocimiento
  • Convulsiones
  • Dificultad para respirar
  • Dificultad para hablar
  • Mareo, vértigo o pérdida de la coordinación 
  • Lesión en la cabeza
  • Huesos rotos que abrieron la piel
  • Sangrado cuantioso

Según el tipo de seguro que tengas, el viaje a la sala de emergencia (ER) puede costarte miles de dólares, así que asegúrate de dejar estas visitas para verdaderas emergencias. Sin embargo, si experimentas uno de estos síntomas o condiciones mencionados arriba, ¡No dudes! Ve a la sala de emergencia (ER).

 

Un último recordatorio sobre las opciones de tratamiento médico​​​​​​​Doctor atendiendo a un hombre con la mano lastimada

Obviamente, si tienes una cortada severa, estás sangrando o sufres una lesión en el cuerpo significativa VE A LA SALA DE EMERGENCIA, ¡INMEDIATAMENTE! Pero si necesitas ayuda para decidir cuál es el lugar adecuado para el tratamiento, llama a AltaMed al 888-499-9303

Recuerda que tu doctor de atención primaria debe ser tu primera llamada siempre: ellos te conocen mejor y se asegurarán de que tus cuidados de salud sean consistentes. Deja el centro de atención urgente y la sala de emergencia (ER) para esos momentos en que experimentas dificultades más serias o emergencias.