Image
Cómo mantener saludable su visión

Cómo cuidar tu salud visual

Muchos de nosotros hemos escuchado la frase “la retrospectiva es 20/20”. Sin embargo, cuando se trata de la visión, la retrospectiva no es tan útil.

Pensar que deberías haber hecho más para proteger tu vista no ayuda si esta se ve comprometida porque la diste por sentada. Hay algunas cosas importantes que hay que saber sobre la protección de la vista. Echemos un vistazo.

Mujer con celular con poca luz

Hechos vs Realidad

La vista puede ser el único sentido que la mayoría de la gente teme perder. Probablemente por eso hay tantos mitos en torno a ella, a cómo dañarla y a las formas de protegerla. Empecemos por desmentir algunos de esos mitos.
 

  • Los ejercicios oculares preservan la visión — La necesidad de lentes correctores depende de la forma del globo ocular, los antecedentes familiares y la salud del tejido. No hay ejercicios que puedan afectar a nada de eso.
  • La visión empeora al leer con poca luz — Es más probable que tus ojos se cansen o se esfuercen, pero no los dañarás. Ilumina con una luz lo que estás leyendo para obtener mejores resultados.
  • Comer zanahorias mejora la vista — Las zanahorias tienen vitamina A, que es buena para los ojos, pero no tan buena como las frutas y las verduras de hoja verde oscura, ricas en vitamina C y E.
  • No lleves constantemente las gafas o los lentes de contacto — Puede que tu visión sea borrosa sin ellas, pero llevarlas todo el tiempo no la dañará.
  • Mirar constantemente las pantallas es malo para los ojos — Una vez más, esto cansará tus ojos, pero no les causará ningún daño permanente. Parpadea con regularidad y descansa cada 20 minutos.
Ensalada saludable con agua de limón

Centrarse en la salud general

Si te mantienes sano con una buena dieta y mucho ejercicio, tienes más posibilidades de proteger tu visión. Mantenerse activo y comer bien reducirá el riesgo de diabetes, hipertensión y colesterol alto.
 

  • Come — Verduras de hoja oscura como la col rizada, la berza y las espinacas. El salmón, el atún y el fletán tienen un alto contenido de ácidos grasos omega-3, que son buenos para la visión.
  • Muévete — No es necesario correr maratones ni vivir en el gimnasio. Sólo tienes que ser lo suficientemente activo como para elevar tu ritmo cardíaco de forma regular.
  • Abandona los malos hábitos — Deja de fumar. Esto no solo perjudica los pulmones, sino también los ojos. Aumenta el riesgo de padecer cataratas y degeneración macular, que empaña la visión a medida que se envejece. También puede dañar el nervio óptico.
Pareja con lentes abrazándose

Protege tus ojos

La suciedad, los residuos, los productos químicos y la luz solar pueden dañar tu visión. Por eso es importante tener mucho cuidado para evitar que las cosas dañinas entren a tus ojos.
 

  • Utiliza gafas de sol — busca gafas de sol que bloqueen entre el 99% y el 100% de los rayos ultravioleta del sol.
  • Utiliza lentes de protección — pero no lo hagas solo en el trabajo, hazlo también en tu casa. La lejía, los detergentes y otros productos de limpieza pueden dañar los ojos, al igual que los residuos que levanta el cortacésped o la recortadora de hierba.
  • Lávate — Mantén tus manos limpias, especialmente cuando te pongas o quites las lentes de contacto.
  • Descansa — Mirar fijamente las pantallas o leer en la oscuridad cansará tus ojos. Mientras no te hagas un daño permanente, debes escuchar a tu cuerpo.
Doctor revisando la visión de un paciente

Revisa tu visión

Es importante que visites a tu oftalmólogo con regularidad, incluso si tienes una visión perfecta y nunca has necesitado lentes de contacto o gafas. Si estás sano, tu visión es buena y no tienes antecedentes familiares de enfermedades oculares, sigue estas pautas de exámenes de acuerdo a tu edad:
 

  • Entre los 20 y los 30 años — cada cinco o diez años
  • De 40 a 54 años — Cada dos o cuatro años
  • De 55 a 64 años — Cada uno o tres años
  • A los 65 años — Cada uno o dos años

Además, lleva a los niños a un examen ocular antes de que cumplan tres años. Es una buena manera de identificar afecciones oculares comunes que podrían provocar problemas de aprendizaje.

Las visitas periódicas al oftalmólogo también pueden ayudar a determinar si un problema de visión es el síntoma de un problema de salud más grave. La visión borrosa, por ejemplo, puede ser un síntoma de diabetes. Un oftalmólogo experimentado puede identificar problemas que podrían indicar enfermedades cardiovasculares, enfermedades de la tiroides y trastornos autoinmunes.

AltaMed puede ayudarte, tanto si solo necesitas que te revisen la vista, como si tu médico te recomienda ver a un especialista. Llámanos al (888) 499-9303 para obtener más información o programar una cita.

Regístrate para recibir actualizaciones del COVID-19

Regístrate para recibir actualizaciones por correo electrónico sobre la información que te interesa a tí y a tus seres queridos.

Inscríbete Ahora

Image
Niño en una consulta optométrica

Cinco consejos esenciales para la protección de tus ojos y tu vista

Tomas vitaminas, usas humectante en la piel, acondicionador para el cabello… ¿pero qué has hecho por tus ojos últimamente? Unos ojos saludables y una buena vista nos hacen posible vivir nuestras vidas, manejar al trabajo y la escuela, y disfrutar el mundo que nos rodea. Aquí te presentamos cinco consejos sencillos para ayudarte a conservar uno de tus más importantes recursos.

Elige los lentes de sol correctos

Mujer usando gafas para el sol

El sol produce rayos ultravioletas o UV que pueden causar cáncer de piel, además de una cantidad de problemas en los ojos. Proteger tus ojos es tan sencillo como usar un par de lentes de sol apropiados para bloquear los rayos UV.

Busca lentes de sol que tengan una etiqueta que indique su nivel de protección UV: si indican una protección UV400 o mayor, esto significa que bloquean los rayos UV en un 100%. Los lentes polarizados también pueden proteger tus ojos del resplandor y la incomodidad que esta ocasiona.

Además de los lentes, el armazón de los lentes de sol es también importante. Los lentes de sol con una armazón que cubre bien bloquean más rayos dañinos del sol. Los lentes grandes y anchos también ofrecen protección adicional. Asegúrate de que los lentes se ajusten bien a tu nariz y permanezcan cerca de tus ojos.

Protege tus ojos cuando haces el quehacer en casa

Pareja haciendo carpintería

Los lentes de protección o goggles no son únicamente para las personas que trabajan en la construcción o laboratorios. Año tras año, los químicos utilizados en el hogar como el cloro y otros limpiadores causan 125,000 lesiones en los ojos. Los restos diminutos que quedan flotando después de trabajos de mejora en el hogar o el jardín también pueden causar serios daños.

La próxima vez que vayas de compras a una tienda de herramientas, escoge un par de lentes de protección firmes. Aquí te damos algunos ejemplos de cómo y cuándo debes usarlos:
 

  • Todo el tiempo que trabajes usando fertilizantes, pesticidas y químicos similares.
  • Si usas herramientas eléctricas o cualquier cosa que pueda causar residuos en el aire. También debes apagar la herramienta cuando alguien se acerque: ¡ellos también necesitan protección!
  • Cuando estás cortando el pasto o utilizando químicos para destruir la maleza.

Una vez que hayas terminado tus tareas, lávate las manos completamente antes de tocarte los ojos o la cara.

Elige alimentos nutritivos para los ojos

Niño jugando con naranjas

En tu infancia, probablemente te dijeron que comieras tus zanahorias porque te ayudarían a tener buena vista. Tu mamá sabía lo que te decía. Las zanahorias están cargadas con betacaroteno, un nutriente importante que tu cuerpo convierte en vitamina A, el cual ayuda a tener una buena vista. Existen muchos otros alimentos nutritivos y saludables que pudieran reducir el riesgo de disminución de la salud en los ojos relacionado con la edad en casi un 25%. Aquí te damos algunas sugerencias, para que las agregues en tu lista de compras.
 

  • Pescado como el atún, salmón, sardinas y anchoas tienen altos niveles de aceites omega-3, que pueden ayudarte a mantener tus ojos humectados aún si pasas todo el día viendo la pantalla de la computadora.
  • Las nutritivas nueces para el corazón, los cacahuates, lentejas, chía y semillas de linaza también son ricas en omega-3 y están llenas de vitamina E, la cual puede ofrecer protección adicional para daños relacionados con la edad.
  • Los limones, naranjas y otras frutas cítricas están repletas de antioxidantes.

Deja de fumar y limita tu exposición al humo de otros fumadores

Mujer tosiendo por el humo de un cigarrillo ajeno

En general, el fumar es una de las peores cosas que le puedes hacer a tu cuerpo, pero es especialmente dañino para tus ojos. Además de causar cáncer y enfermedades del corazón, el fumar puede provocar sequedad en los ojos y aumentar el riesgo de padecer cataratas, degeneración macular relacionada con la edad, así como problemas con el nervio óptico que pueden conducir a la ceguera. El humo de otros fumadores también puede ser un irritante de los ojos significativo, por lo cual haz todo lo que puedas por limitar tu tiempo alrededor del humo del cigarro.

Consulta al oculista con regularidad

Test de visión

No obstante tu vista sea perfecta y nunca hayas necesitado lentes de contacto o lentes con armazón, debes visitar a tu oculista con regularidad. Si estás sano, tu vista está bien y no tienes un historial familiar de enfermedades de los ojos, sigue estas pautas para exámenes de los ojos según cada edad:
 

  • Durante los 20 y 30 años: de cada cinco a diez años
  • De los 40 a los 54 años: de cada dos a cuatro años
  • De los 55 a los 64 años: de cada año a tres años
  • Cuando llegas a los 65 años: de cada uno a dos años

Si tienes hijos, el llevarlos para que les hagan un examen de los ojos antes de que cumplan los tres años de edad es una buena medida para identificar enfermedades comunes de la vista, que pudieran resultar en problemas de aprendizaje.

Otro motivo por el cual hacer visitas regulares al oculista es una buena idea: algunos problemas con los ojos pudieran ser síntoma de enfermedades más serias. Por ejemplo, la vista borrosa también puede ser síntoma de diabetes. Un oculista con experiencia también puede detectar problemas que pueden revelar una enfermedad cardiovascular, de la tiroides o padecimientos autoinmunitarios.

Ya sea que solamente necesites que te revisen la vista o que tu doctor te recomiende ver a un especialista, AltaMed puede ayudarte. Para conocer más o hacer una cita, llámanos al (888) 499-9303.

Cómo cuidar tu salud visual