Cinco frutas y verduras que crecen en primavera: sanas, deliciosas y disponibles ahora

Abril 04, 2019

La primavera es la estación de comienzos frescos y deliciosos cultivos de frutas y verduras. Comer frutos coloridos ofrece más que sabores únicos. Estas delicias de la estación proporcionan beneficios para la salud, la belleza y la dieta.

 Hicimos una lista de nuestras cinco opciones favoritas de la temporada de primavera entre las más deliciosas, versátiles y coloridas variedades de esta estación.

 

 

Alcachofa

Foto de una alcachofa cocida

Esta verdura tipo flor llegó del Mediterráneo a California, en donde actualmente se producen casi el total de alcachofas que se consumen en los Estados Unidos. Una vez que la alcachofa es cocida o preparada al vapor, puede comerse la base tierna de sus hojas, usualmente acompañada por salsa holandesa, mayonesa o alioli, descartando la parte exterior y dura de la hoja. Cuando las hojas son separadas, aparece la parte más suave y rica en sabor que es el corazón de la alcachofa.

 Las alcachofas están repletas de fitoquímicos antiinflamatorios beneficiosos para la salud en general y una piel sana, también reducen niveles de colesterol perjudiciales. La alcachofa es alta en fibra (lo que te hace sentir lleno más tiempo), ayuda con la digestión y a mantener los niveles del azúcar en la sangre estables.

 

Espárragos

Foto de espárragos con rabano

Estos manojos llenos de nutrientes tienen muchas vitaminas y minerales. Pueden disfrutarse crudos o cocinados, comerse solos o con salsas sofisticadas. Los espárragos se pueden servir con otros vegetales de la primavera como las papas, los chícharos y el ajo. Con ellos puedes preparar un platillo de acompañamiento a la parrilla o sofreírlos para preparar otras comidas. Por sus propiedades, es mejor servirlos tras la compra. Puedes encontrar espárragos en tres colores: verde (el más común), blanco y morado, este último es el más dulce y suave.

 Los espárragos son antiinflamatorios, ayudan a la digestión y al mantenimiento del peso. También pudieran reducir el riesgo de contraer cáncer.

 

 

Ruibarbo

Foto de un manojo de ruibarbo

Los manojos de ruibarbos son firmes y brillantes. La textura del ruibarbo es similar a la del apio, pero es usualmente servido en postres. Se distingue por su sabor bastante agrio y su tallo rosa brillante. El ruibarbo también es conocido por sus hojas tóxicas de color verde oscuro: ¡asegúrate de solamente comer los tallos! Los tallos por lo regular son cocidos con azúcar y especias para hacer mermeladas, salsas para pasteles y otros dulces, así como para mezclarlos con fresas y azúcar para preparar el relleno de pies, tartas y postres de migaja de ruibarbo (crumbles).

 El ruibarbo contiene mucha fibra, así que puede ayudar a la pérdida de peso y a revitalizar el metabolismo, es auxiliar en la digestión, ayuda a estimular una piel sana, mejorar la circulación, contribuir para la salud del corazón y proporcionar vitaminas y minerales. Con una lista de beneficios como estos, ¡todos deberíamos incluir al ruibarbo en nuestros carritos de compras!

 

 

Cebollín

Cebollines sobre una tabla de picar

Reconocidas por sus tallos verdes y bulbos blancos, los cebollines (también conocidos como cebollines o cebollas de cambray) son famosas por su versatilidad de preparación, así como por sus propiedades para la salud. Una opción suave y dulce en comparación con otras plantas de la misma familia (ajo, cebolla, puerro y chalote), el cebollín es utilizado como guarnición, salteada con otros vegetales o al escabeche. Su sabor un poco picante combina bien con ensaladas, salsas, sopas y muchos platillos asiáticos.

 Los cebollines contienen un buen número de vitaminas, incluso el betacaroteno, el cual contribuye a una piel sana y a una buena vista. Naturalmente no contienen grasa y son bajas en calorías; están llenas de calcio, hierro y otros nutrientes. Debido a que son altas en fibra, son una excelente adición para una dieta sana.

 

 

Fresas

Foto de unas fresas brillantes

Ya conoces las fresas y te encantan. Están en su punto durante la primavera. Cómelas solas como un postre, o agrégalas a las ensaladas, batidos y cereales.

 Te informamos un buen dato: En un estudio, las mujeres que comieron fresas de manera regular, ¡redujeron en un 34% sus posibilidades de sufrir un ataque al corazón! Las fresas promueven una amplia gama de beneficios para un corazón saludable, como es la reducción de enfermedades cardiacas y la promoción de una presión arterial sana. Debido a su relativo bajo índice glucémico, las fresas son un buen postre para aquellos con diabetes tipo 2: las fresas incluso pueden ayudar a proteger en contra de la diabetes y la prediabetes. Están llenas de fibra e incluso contienen más vitamina C que las naranjas.

 

 

¡Gracias California!

Dos mujeres en un mercado callejero comprando fruta

Las frutas y verduras que mencionamos aquí, son esenciales para mantener el cuerpo sano. Son una adición deliciosa a tu dieta regular, y económicas en temporada. Gracias al soleado clima de California, también puedes encontrar estos cinco favoritos para darte un poco más de variedad. Es muy posible que encuentres todas estas frutas y vegetales en los mercados sobre ruedas (farmer’s market) de tu localidad o en tu supermercado.

 Usa tu creatividad en las recetas y aprende nuevas formas de disfrutar junto con tu familia de todas las ventajas que tantos sabores frescos de la primavera te ofrecen ahora.

 

Inscríbete para recibir Artículos

Regístrese para recibir actualizaciones por correo electrónico sobre la información que le interesa a usted y a sus seres queridos

Cómete el arcoíris

Julio 30, 2018

Los alimentos coloridos no solo son atractivos, sino que además ofrecen muchos beneficios para la salud.

berries

Alimentos de color rojo, azul y morado:

  • Pueden reducir el riesgo de padecer enfermedades cardíacas, accidente cerebrovascular, cáncer, infecciones del tracto urinario y pérdida de memoria.
  •  Estos alimentos contienen potasio, vitaminas A y C, y folato.
  • Se conocen por poseer propiedades antiinflamatorias que ayudan a proteger el organismo del daño celular y a mantener sanos los sistemas cardiovascular, sanguíneo, articular e inmunitario.
  •  Dentro de estos alimentos, se incluyen: tomates, granadas, frutos del bosque, sandía, repollo, remolacha, berenjena, uvas, pasas de uva, cerezas, frijoles y pimiento rojo.

 

lemons

Alimentos de color naranja y amarillo:

  • Pueden mejorar la función inmunitaria y reducir el riesgo de padecer enfermedades cardíacas, problemas de vista y cáncer.
  •  Estos alimentos contienen folato, potasio, bromo, vitaminas A y C, hierro y calcio.
  •  Se conocen por eliminar las toxinas y mantener saludables los ojos, dientes y huesos.
  • Entre ellos, se incluyen: zanahorias, limones amarillos, naranjas, elote, duraznos, nectarinas, mangos, calabacines, piñas, pimientos, melones y camotes.
     

avacados

Alimentos de color verde:

  • Pueden reducir el riesgo de desarrollar cáncer o problemas de la vista.
  •  Estos alimentos contienen folato y vitaminas A, C y K.
  •  Se conocen por su capacidad de combatir radicales libres, prevenir la aparición de coágulos sanguíneos y regular el nivel de azúcar en sangre.
  •  Entre ellos, se incluyen: verduras de hojas verdes, como col rizada, espinaca, rúcula, manzanas verdes, limones verdes, kiwis, aguacates, pepinos, espárragos, ejotes, uvas y brócoli.


garlic

Alimentos de color blanco:

  • Pueden reducir el riesgo de padecer un accidente cerebrovascular, presión sanguínea alta, colesterol alto, enfermedades cardíacas y cáncer, por ejemplo, cáncer colorrectal.
  • Estos alimentos contienen potasio, folato, niacina, riboflavina y vitamina C.
  •  Se conocen por su capacidad de aportar fibras fundamentales y proteger los sistemas inmunitario y circulatorio.
  • Entre ellos, se incluyen: peras, bananas, coliflor, hongos, jengibre, dátiles, papas, ajo, cebolla, frijoles de carilla y nectarinas blancas.
     

Según el Departamento de Agricultura de los Estados Unidos, todos deberíamos comer a diario entre cinco y nueve porciones de frutas y verduras de distintos colores. Entonces, no esperes más: convierte tu plato en un arcoíris de frutas y verduras.

 

¡Cinco frutas y verduras frescas de otoño para disfrutar esta temporada!

Noviembre 06, 2018

El clima soleado de California no es exactamente lo que la gente consideraría como otoño, pero esto no impide  que puedas disfrutar del otoño en la sección de frutas y verduras de tu supermercado. Los melocotones, nectarinas, sandías y otras frutas del verano comienzan a abrirle el paso a las frutas y verduras de otoño, llenas de sabor. Cuando compras alimentos que están en temporada, estos son más saludables, tienen un sabor más rico y cuestan menos. Cómelos como se sugiere. Seguramente se convertirán en los favoritos de tu familia.

1.    Manzana
apples

¿Recuerdas esta deliciosa fruta de cáscara roja que tanto disfrutaste en tu infancia? Ahora se cultivan muchos tipos de manzanas que son más dulces, crujientes y sabrosas. Puedes rebanarlas y agregarlas a las ensaladas, u hornearlas con canela para comer un bocadillo saludable y crujiente.

Elige manzanas firmes, sin manchas ni magulladuras. Consérvalas en un lugar fresco y seco, lejos de los aguacates, plátanos y cítricos. Para mantener las manzanas frescas después de haberlas cortado, exprímeles un poco de jugo de limón, esto evitará que se oxiden.

Beneficios: Las manzanas tienen un alto contenido de fibra y vitamina C, por lo que te harán sentir satisfecho y saludable.
 

2.    Calabaza
pumpkin

El clásico pay de calabaza no es la única forma de comer esta deliciosa fruta festiva. Prueba la calabaza espagueti y el calabacín o calabacita, disfrútalos horneados; evita ponerles mantequilla, en su lugar prueba con aceite o leche de coco.

Beneficios: La calabaza está llena de fibra y vitamina A, que es excelente para la piel y los ojos. También te ofrece poderosas propiedades que pueden reducir el dolor y la inflamación, al tiempo que promueven una mejor digestión y circulación
 

3.    Betabel
beets

El betabel o remolacha naturalmente dulce es comestible, desde sus hojas verdes hasta la raíz. Sus hojas abundantes son como las espinacas; utilízalas en una ensalada o disfrútalas salteadas con un poco de aceite de oliva o vinagre, para tener un corazón saludable. El betabel también es delicioso crudo, rallado y mezclado en ensaladas, o en rodajas finas horneadas como las papas fritas.

Al asar o cocer al vapor el betabel entero, puedes evitarte la molestia de tener que pelarlo, ya que la piel se desliza fácilmente después de la cocción. El betabel fresco siempre es mejor, pero en caso de apuro, puedes emplear el betabel enlatado como un acompañamiento delicioso y saludable, aderezado con aceite de oliva y orégano.

Beneficios: El betabel es rico en nitratos naturales y puede ayudar a mantener una presión arterial saludable.

4.   Camote
sweet potatoe

Una vez que pruebes el camote horneado, renunciarás a la papa. Durante el otoño, hay una gran variedad de camotes disponibles. El camote, en todos sus tipos, constituye un excelente acompañamiento para el desayuno, y es igualmente delicioso en postres y platillos salados.

Si lo comes al horno, evita la mantequilla y la crema e intenta usar aceite o leche de coco, que son más sanos. El camote se conserva por más tiempo cuando se mantiene en un lugar fresco y oscuro. Quítale los brotes que le hayan crecido.
 
Beneficios: El camote está repleto de carotenoides, vitamina E, potasio, cobre y fibra. También tiene menos calorías y carbohidratos que la papa blanca.
 

5.    Col rizada
kale

¡La col rizada definitivamente vive un momento estelar! Este súper alimento está en todas partes, lo podemos ver en jugos, batidos, ensaladas y platillos principales.

Piensa en la lechuga, solo que más sabrosa y con más consistencia. ¡La col rizada dura por buen tiempo fresca y sabe más dulce cuando está fría! Saltéala con sal, pimienta y aceite de oliva como un sabroso platillo de acompañamiento. Agrégala a ensaladas, tacos o cualquier otro alimento que pueda beneficiarse de un saludable toque crujiente. A diferencia de otros tipos de verduras, puedes agregarle el aderezo para ensaladas con anticipación; la col rizada se vuelve más tierna y deliciosa, no se marchita.

Beneficios: Una taza de col rizada tiene solo ocho calorías y está cargada de vitaminas A, C y K, además de magnesio. La col rizada también está llena de fibra.
Estas son solo algunas de nuestras sugerencias. Visita tu lugar de recetas favorito para encontrar recetas saludables o da rienda suelta a tu creatividad. Con tantos sabores frescos del otoño, las posibilidades son infinitas.