Image
Skin Cancer

Todos necesitamos protección del sol

Cualquier problema con alguno de tus órganos es alarmante. Problemas en el corazón, hígado, riñones o pulmones pueden ser causa de alarma.

No suele ser lo mismo con la piel. La piel es el órgano más grande pero siempre se nos olvida cuidarlo como se debe. Probablemente sea por eso que el cáncer en la piel sea el cáncer más común.

Lo que debemos saber del cáncer en la piel

El cáncer en la piel es causado por el crecimiento incontrolado de células en la epidermis, la capa exterior de la piel. Se provoca por la sobre exposición a los rayos ultravioletas, ya sea del sol o de camas de bronceado. 

Algunos de los métodos más efectivos contra el cáncer en la piel son: proteger la piel con bloqueador solar y cubrir la piel con ropa. Se recomienda usar bloqueador solar con FPS de al menos 30, sin importar tu tez o cuánto tiempo piensas estar en el sol.

Mujer poniéndose protector solar

Uno de cada cinco adultos desarrollará alguno de los siguientes tipos de cáncer antes de cumplir 70:
 

  • Carcinoma de células Basales
  • Melanoma
  • Cáncer de piel sin melanoma
  • Carcinoma de células escamosas de la piel

Carcinoma de células basales

Este es uno de los tipos más comunes de cáncer en la piel. Empieza en un tipo específico de célula que produce nuevas capas de piel mientras las capas de piel vieja mueren.

Es más común en la cara, en la cabeza y en el cuello porque son las partes que más se exponen al sol.  Los carcinomas de células basales aparecen normalmente como:
 

  • Una protuberancia brillante de color piel
  • Una lesión café, negra o azul
  • Un parche plano y escamoso
  • Una lesión blanca de aspecto ceroso y similar a una cicatriz

Consulta a tu doctor si alguno de estos aparece en tu piel.

Carcinoma de células escamosas de la piel

Este también es uno de los tipos más comunes de cáncer en la piel. Se desarrolla de células en la capa media y en la capa exterior de la piel. Es causada por la exposición prolongada a la luz del sol o a radiación ultravioleta artificial.

Aunque no es mortal, puede ser agresivo y esparcirse a otras células escamosas que se encuentran en diferentes partes del cuerpo, incluyendo partes que NO se exponen al sol.

Según la Clínica Mayo, los síntomas son:
 

  • Un nódulo rojo y firme
  • Una llaga plana con una costra escamosa
  • Un área elevada o una llaga en una cicatriz
  • Un parche áspero y escamoso en el labio que se convierte en una llaga abierta
  • Una llaga roja o un parche áspero dentro de la boca
  • Un parche levantado o una llaga en forma de verruga en el ano o en los genitales

Consulta a un doctor si desarrollas una llaga que no se cure después de algunos meses.

Melanomas

Este es el tipo más peligroso de cáncer en la piel, se forma en las células que fabrican melanina o pigmentación en la piel. El riesgo de melanoma está aumentando en personas menores de 40 años, especialmente en mujeres. Se desconoce la causa exacta, pero la exposición a luz UV del sol o de lámparas de bronceado incrementa el riesgo.

Los melanomas se pueden desarrollar en donde sea, incluyendo las partes de la piel que no se exponen al sol, como las plantas de los pies, las palmas de las manos y en los lechos de las uñas. Estos melanomas “escondidos” son más comunes en personas de piel más oscura.

Los síntomas son:

  • Cambios en lunares existentes
  • La formación de un bulto pigmentado en la piel

Los dermatólogos recomiendan usar las letras “ABCDE”, para ayudarte a identificar lunares que puedan ser melanomas u otro tipo de cáncer en la piel.
 

  • La letra “A” significa forma asimétrica
  • La letra “B” significa borde irregular
  • La letra “C” significa cambios de color
  • La letra “D” significa diámetro
  • La letra “E” significa evolución

Cáncer de piel sin melanoma

Este incluye el carcinoma de células basales y el escamoso, junto con aproximadamente otros seis que se forman en otras partes de la piel.

El cáncer en la piel se puede tratar exitosamente con cirugía. Los pacientes que piensan que tienen células cancerosas en su piel deben contactar a sus doctores inmediatamente. Si no se le da tratamiento, el cáncer en la piel puede ser fatal.

Proteger tu piel de la radiación ultravioleta es la MEJOR forma para prevenir el cáncer en la piel.

Doctora revisa la piel de paciente

Revisa tu piel

La detección temprana de anormalidades en la piel es la mejor manera de identificar y obtener un plan de tratamiento para prevenir el esparcimiento del cáncer en la piel. Esto aumenta las posibilidades de tratarlo e incluso de curarlo.

La mejor manera de estar saludable y de asegurarse que obtengas los análisis necesarios es hacerse revisiones médicas regulares. Dependiendo de tu historial médico y el de tu familia, tu doctor puede recomendarte análisis adicionales.

Llama a AltaMed al (888) 499-9303 para más información sobre los análisis médicos que necesites.

Regístrate para recibir actualizaciones del COVID-19

Regístrate para recibir actualizaciones por correo electrónico sobre la información que te interesa a tí y a tus seres queridos.

Inscríbete Ahora

Image
Window Controlling Cancer

Tras años de avances, los pacientes con cáncer tienen más esperanzas

“Usted tiene cáncer” debe ser una de las cosas más aterradoras que una persona puede escuchar de su doctor.

Sin embargo, actualmente ya no es una sentencia de muerte, como solía serlo hace 30 años. Los exámenes de detección temprana, los avances en los tratamientos y el gran énfasis en prevención han ayudado a reducir la incidencia de algunos cánceres y a aumentar las tasas de supervivencia de los pacientes con cáncer.

Mes de la lucha contra el cáncer

Las organizaciones centradas en la lucha contra el cáncer cobran protagonismo en abril gracias a una declaración realizada en 1943 por el presidente Franklin D. Roosevelt. Éste invitó a los doctores, las universidades, los medios de comunicación y otras organizaciones a concientizar a la población sobre esta enfermedad.

Han pasado 79 años desde el primer Mes del Control del Cáncer. Los incidentes de cáncer siguen aumentando a medida que la gente vive más tiempo, pero el número de muertes por cáncer ha disminuido drásticamente y sigue bajando.

Niño con Cancer usando capa de superheroe

Según las cifras

En 2021 se diagnosticaron 1.8 millones de casos de cáncer en Estados Unidos. La Sociedad Americana del Cáncer (ACS) prevé 1.9 millones de nuevos casos en 2022 y 609,360 muertes por cáncer. Esto supone unas 1,670 muertes al día.

Este número de muertes es alto, pero esas cifras han disminuido drásticamente en los últimos 28 años. La tasa de cáncer para hombres y mujeres ha disminuido un 32% desde 1991 hasta 2019, el año más reciente del que hay datos disponibles, según la ACS.

Ese descenso del 32% significa que casi 3.5 millones de personas menos murieron de cáncer durante ese tiempo. Gran parte de este éxito se debe a que hay menos personas que fuman, lo que ha provocado un descenso de los cánceres de pulmón y otros relacionados con el tabaquismo.

Otros factores que contribuyen a una menor tasa de mortalidad son:
 

  • La quimioterapia después de la cirugía del cáncer de colon y de mama
  • Los tratamientos combinados para más tipos de cáncer
  • La detección precoz mediante la mejora de las pruebas de detección del cáncer de mama, cuello del útero, colon, próstata, recto y pulmón
Hombre poniéndose protector solar

Prevención del cáncer

A veces el cáncer simplemente ocurre. Puede haber factores hereditarios que contribuyan al desarrollo de cánceres como el de colon, mama, próstata, páncreas y ovarios. Los doctores han identificado las mutaciones genéticas y están trabajando para abordarlas en un intento de controlar el desarrollo del cáncer.

Otras veces, personas perfectamente sanas desarrollan cánceres de sangre como la leucemia o el linfoma. Incluso los no fumadores pueden desarrollar cáncer de pulmón. Es algo que simplemente ocurre.

Sin embargo, entre el 30% y el 50% de los casos de cáncer se puede prevenir. Actualmente existen vacunas que reducen el riesgo de algunos cánceres de transmisión sexual. También es importante practicar lo siguiente para ayudar a reducir las posibilidades de desarrollar algunos tipos de cáncer:
 

  • Evita el consumo de tabaco, incluido el tabaco sin humo o los cigarrillos electrónicos.
  • Lleva una dieta rica en frutas y verduras.
  • Mantén un peso saludable.
  • Haz ejercicio con regularidad.
  • Limita el consumo de alcohol.
  • Practica el sexo seguro.
  • Ponte la vacuna contra el virus del papiloma humano (VPH).
  • Vacúnate contra la hepatitis B.
  • Protege tu piel de la radiación ultravioleta.
  • Reduce la exposición a otros tipos de radiación debido al trabajo o al entorno.
  • Reduce la exposición al humo de combustibles sólidos como la madera o el carbón.
  • Realiza visitas médicas recurrentemente.
Mujer sentada en una banca

Las disparidades persisten

Los avances generales en la lucha contra el cáncer han sido prometedores. Sin embargo, existen disparidades significativas en lo que respecta al diagnóstico, tratamiento y tasas de supervivencia de ciertos grupos, según el Instituto Nacional del Cáncer:
 

  • Los afroamericanos tienen tasas de mortalidad más altas que cualquier otro grupo étnico para muchos tipos de cáncer, aunque no para todos.
  • Las mujeres afroamericanas tienen más probabilidades de morir de cáncer de mama que las blancas, a pesar de tener tasas de diagnóstico similares.
  • Los hombres negros tienen el doble de probabilidades de morir de cáncer de próstata que los blancos. También tienen la tasa de mortalidad por cáncer de próstata más alta entre todos los grupos de población de EE.UU., a pesar de que la tasa de mortalidad general ha descendido considerablemente.
  • Las personas con más estudios tienen menos probabilidades de morir de cáncer de colon y recto antes de los 65 años que las que tienen menos estudios, independientemente de la raza o la etnia.
  • Las mujeres hispanas y negras tienen tasas más altas de cáncer de cuello del útero que las mujeres de otros grupos.

Comienza con tu médico

Tener una buena relación con tu doctor de atención primaria es la mejor manera de comenzar tu viaje de atención médica a largo plazo. Ellos pueden guiarte por un camino que te ayudará a evitar los riesgos que probablemente conducen al cáncer. También pueden guiarte hacia los especialistas adecuados, si alguna vez recibes ese diagnóstico.

Puedes establecer estas relaciones con AltaMed. Empieza poniéndote en contacto con nosotros hoy mismo, llama al (877) 462-2582.

Image
Stressed Man

Aprende a gestionar el estrés antes de que se convierta en ansiedad

Parece que, en los últimos dos años, el estrés ha sido un acompañante recurrente en la vida de todos. La pandemia ha provocado que muchos de nosotros nos sintamos solos y aislados. Puede que hayamos perdido a algún ser querido o     que hayamos visto a amigos y parientes pasando tiempo en el hospital. También se han perdido muchos trabajos, por lo que las preocupaciones financieras han aumentado.

Todo esto, sin embargo, es normal. El estrés es la forma que tiene el cuerpo de responder a la incertidumbre. Aprender cómo lidiar con el estrés puede mejorar tu resiliencia. 

Mujer teniendo problemas de estrés

El cuerpo y el estrés

Cuando estás estresado, tu cuerpo libera hormonas, las cuales forman parte de la respuesta de lucha que hemos desarrollado desde hace millones de años. Te pones más alerta, tus músculos se tensan y tus pulsaciones van más rápido. El estrés tiene la función de ayudarte a manejar las situaciones amenazantes.

Sin embargo, mantenerse en estado de estrés, incluso después de que la situación estresante haya pasado, puede llevarte a padecer estrés crónico, el cual, a su vez, puede derivar en problemas de salud, como:
 

  • Hipertensión arterial
  • Problemas cardíacos
  • Diabetes
  • Obesidad
  • Problemas con la menstruación
  • Ansiedad

La ansiedad surge cuando el estrés se ha impuesto durante un tiempo demasiado prolongado, por lo que podrías encontrarte en un estado constante de angustia. Los síntomas incluyen:
 

  • Cambios en el apetito, la energía y la motivación
  • Dificultad para concentrarse
  • Dificultades para dormir
  • Sentimientos de enojo, frustración, tristeza, miedo o preocupación
  • Dolores de cabeza, de cuerpo, problemas estomacales o sarpullidos
  • Pesadillas
  • Abuso de alcohol, drogas o tabaco
  • Empeoramiento de la salud física y/o mental
Madre e hija observando el lago

Las cuatro A para el manejo del estrés

Es importante aprender formas productivas de gestionar el estrés, ya que es algo con lo que debemos lidiar todos los días. A veces puede ser un estrés positivo, como una boda, un cumpleaños o un nuevo trabajo, pero otras veces puede ser lo contrario: un estrés negativo, como un neumático pinchado, una enfermedad o una pandemia. Afortunadamente, hay maneras de ayudar a tu cuerpo a volver a su balance natural y así evitar que te abrume el estrés.

Para enfrentar estas sensaciones negativas, la Clínica Mayo recomienda el método de las cuatro A: apartar, alterar, aceptar y adaptar.
 

  • Apartar — Las noticias pueden ser una gran fuente de estrés, por lo tanto, lo mejor es evitarlas. Mantenerse informado es importante, pero no a expensas de tu salud. No te comprometas con la gente que te molesta. Aprende a decir “no”. Si tienes una lista de cosas por hacer, prioriza algunas de ellas y olvídate de las que no puedes atender ese día.
  • Alterar — Puede que valga la pena tener una conversación con la persona que te molesta, si es que no se puede evitar. Comunica tus sentimientos con declaraciones del “yo”. Déjale claro a otras personas que hay límites para tu tiempo, y respétalos, para que ellos también los respeten. Dispón de tu tiempo de forma más eficiente.
  • Aceptar — Quizá te ayude hablar con un amigo comprensivo. Tal vez sea momento de perdonar a alguien, lo cual puede ser difícil. Practica la positividad. No te desanimes por tus errores. Recuerda que todos nos equivocamos. Aprende y sigue avanzando.
  • Adaptar — Cambia tu forma de pensar. Puede que quieras que las cosas sean “perfectas”, pero eso no es necesario. Aprende a frenar los pensamientos negativos. Piensa en los conflictos desde otra perspectiva. Encuentra la positividad en cada situación. Cada día, trata de pensar en al menos tres cosas buenas que te hayan sucedido. Esto provocará que empieces a enfocarte en las cosas buenas de tu vida mientras notas distintas cosas por las cuales estar agradecido.

Tanto el ejercicio regular, como practicar un hobby, mantenerse en contacto con los amigos, consumir una dieta saludable y meditar son actos que pueden mantener el estrés a raya.

Obtén ayuda cuando la necesites

Si el estrés está impidiendo que disfrutes de la vida, puede que sea tiempo de buscar la ayuda de un profesional. Empieza por hablar con tu médico de atención primaria, puede que tenga algunos consejos para ti, además, también puede derivarte con nuestros Servicios de Salud del Comportamiento.

Si no estás seguro de que el estrés sea la causa de tus problemas, o si debes ver a un doctor, puedes llamar directamente a los Servicios de Salud del Comportamiento de AltaMed al 855- 425-1777. Nosotros te ayudaremos a buscar respuestas para que encuentres la atención adecuada para ti. Toma un respiro hondo... juntos, lo podemos lograr.

Todos necesitamos protección del sol