Image
Skincare

Por qué es importante el cuidado de la piel

Tu piel es tu armadura. Después de todo, la piel es el órgano más grande del cuerpo y parte de su propósito es servir como barrera y protegernos del medio ambiente. Eso incluye sustancias peligrosas como toxinas, gérmenes y bacterias.

Para mantener nuestra “armadura” efectiva, necesitamos protegerla de los efectos nocivos de los rayos ultravioleta (UV) del sol. Además, una piel sana ayuda a regular la temperatura corporal y nos mantiene cómodos.

Una buena piel también tiene un componente de salud mental. Puede mejorar nuestra apariencia y autoestima. La piel seca, opaca o con imperfecciones puede hacerte sentir cohibido y afectar tu confianza.

Afortunadamente, los hábitos simples te mantendrán luciendo y sintiéndote bien.

Consejos para una piel saludable

 El buen cuidado de la piel no tiene que implicar una rutina compleja. Los pasos básicos ayudan mucho a darle a tu piel el mimo que se merece, según la Clínica Mayo.

  • Protégela  el sol es una de las principales causas del daño y el envejecimiento de la piel. Para proteger tu piel, aplica un protector solar de amplio espectro con un SPF de 30 o más, usa ropa protectora como mangas largas y un sombrero, y busca la sombra cuando el sol es más fuerte, entre las 10 a. m. y las 4 p. m.
  • Hidrátala Mantener tu piel hidratada es esencial para una tez saludable. Bebe mucha agua a lo largo del día y utiliza una crema hidratante adecuada para tu tipo de piel.
  • Se gentil — la limpieza, el tónico y la hidratación son los componentes básicos de una buena rutina de cuidado de la piel. Evita el uso de productos agresivos al limpiar. Pueden despojar a la piel de sus aceites naturales. Usa un tónico para ayudar a equilibrar el pH de su piel y un humectante para hidratar.
  • Sueño — el sueño es importante para la salud general, incluida la salud de la piel. Durante el sueño, tu cuerpo se repara a sí mismo, incluida tu piel. Trata de dormir de siete a nueve horas cada noche para ayudar a que tu piel luzca lo mejor posible.
  • Come bien lo que comes tiene un impacto directo en tu piel. Incluye una variedad de frutas y verduras en tu dieta, así como proteínas magras, grasas saludables y granos integrales. Evita los alimentos procesados y el exceso de azúcar, que pueden causar inflamación y brotes.
  •  No fumes ni bebas demasiado — fumar y el consumo excesivo de alcohol pueden tener efectos negativos en la salud de su piel. Fumar puede causar envejecimiento prematuro, incluyendo líneas finas, arrugas y una tez apagada, mientras que el consumo excesivo de alcohol puede deshidratar la piel y provocar enrojecimiento e hinchazón.
  •  Relájate — recuerda que tu piel es un órgano y el estrés puede desencadenar respuestas negativas. En el caso de la piel, eso incluye brotes y otros problemas. Mantén un estado mental saludable, establece límites razonables y has cosas para ti.

El porqué del cuidado de la piel

El cuidado de la piel es importante tanto por razones físicas como emocionales. Tu piel puede regenerarse, hasta cierto punto. Aun así, es la única piel que tienes, y los efectos de los hábitos nocivos pueden aparecer años después. Por eso es tan importante cuidar bien de ti y de tu piel.

Nosotros — como tu piel — te tenemos cubierto

AltaMed es tu fuente de atención médica integral. Los servicios médicos, dentales y de salud del comportamiento están disponibles en un solo lugar. Contamos con atención a infantes, niños, adolescentes, adultos, hombres, mujeres, adultos mayores, todo en tu idioma y brindado por personas de tu comunidad. Llámanos al (877) 462-2582para saber más.

Regístrese para recibir actualizaciones del COVID-19

Regístrese para recibir actualizaciones por correo electrónico sobre la información que le interesa a usted y a sus seres queridos.

Inscríbete Ahora

Image
Skin Cancer

Todo el mundo necesita protección contra el sol

Un problema con cualquiera de sus órganos es preocupante. Los problemas cardíacos, hepáticos, renales o pulmonares son motivo de alarma.

Ese no parece ser el caso con la piel. Es el órgano más grande del cuerpo, pero a menudo nos negamos a cuidarlo mejor. Probablemente por eso el cáncer de piel es la forma más común de cáncer.

En verdad, cuidar su piel es fácil. A medida que aumenta el calor del verano, aquí le mostramos cómo protegerse contra las quemaduras solares e identificar crecimientos o marcas inusuales que podrían ser motivo de preocupación.

Mujer poniéndose protector solar

Tratar una quemadura de sol

Tal vez olvidó ponerse protector solar en los hombros o no se lo volvió a aplicar a tiempo. A pesar de nuestros mejores esfuerzos, las quemaduras solares ocurren. Aquí hay algunos consejos para tratar el daño de su piel:

  • Tome aspirina, paracetamol o ibuprofeno para aliviar el dolor, el dolor de cabeza y la fiebre.
  • Beber abundante agua.
  • Alivie las quemaduras con baños fríos o aplicando suavemente paños húmedos y fríos.
  • Use una crema humectante tópica o aloe para proporcionar un alivio adicional.
  • No exponga el área quemada a la luz solar hasta que la quemadura haya sanado.
  • Si le salen ampollas en la piel, vende ligeramente o cubra el área con una gasa para    prevenir infecciones. No reviente las ampollas, ya que retrasaría la curación y aumentaría el riesgo de infección. Si las ampollas se revientan, aplique un ungüento antiséptico.

Busque atención médica si tiene una quemadura solar grave, especialmente si cubre más del 15% de su cuerpo, está deshidratado, tiene fiebre alta o tiene un dolor extremo que dura más de 48 horas.

Fundamentos del cáncer de piel

El cáncer de piel es causado por el crecimiento descontrolado de células en la epidermis, la capa externa de la piel. Se desencadena por la sobreexposición a los rayos ultravioleta del sol o de las camas de bronceado.

Proteger la piel con bloqueador solar, un sombrero o cubrirse con ropa son algunos de los mejores métodos para protegerse contra el cáncer de piel. Se recomienda protector solar con un SPF de al menos 30 para todos, sin importar su complexión o cuánto tiempo espera pasar bajo el sol.

Uno de cada cinco adultos desarrollará uno de los siguientes tipos de cáncer de piel antes de cumplir los 70 años:

  • Carcinoma de células basales
  • melanoma
  • Cáncer de piel no melanoma
  • Carcinoma de células escamosas de la piel

Carcinoma de células basales

Esta es una de las formas más comunes de cáncer de piel. Comienza en un tipo específico de célula que produce nuevas capas de piel a medida que mueren las viejas capas de piel.

Es más común en la cara, la cabeza y el cuello, ya que reciben la mayor exposición al sol. Los carcinomas de células basales aparecen con mayor frecuencia como:

  • Un bulto brillante del color de la piel
  • Una lesión que es negra, marrón o azul
  • Un parche plano y escamoso
  • Una lesión blanca, cerosa, similar a una cicatriz

Consulte a su médico si alguna vez aparecen en su piel.

Carcinoma de células escamosas

Esta es también una forma muy común de cáncer de piel. Esto se desarrolla a partir de células en las capas media y externa de la piel. Es causado por la exposición prolongada a la luz solar o a la radiación ultravioleta (UV) artificial.

Si bien no suele poner en peligro la vida, puede ser agresivo y propagarse a otras células escamosas que se encuentran en múltiples lugares del cuerpo. Esto incluye lugares NO expuestos a la luz solar.

Los síntomas, según la Clínica Mayo, incluyen:

  • Un borde, nódulo rojo
  • Una llaga plana con una costra escamosa
  • Un área elevada o herida en una cicatriz antigua
  • Un parche áspero y escamoso en el labio que se convierte en una llaga abierta
  • Una zona áspera o una llaga roja dentro de la boca
  • Una llaga parecida a una verruga en el ano o los genitales

Consulte a un médico si desarrolla una llaga que no sana después de un par de meses.

Melanomas

Este es el tipo más grave de cáncer de piel y se forma en las células que crean melanina o pigmentación de la piel. El riesgo de melanoma está aumentando para las personas menores de 40 años, especialmente las mujeres. La causa exacta no está clara, pero la exposición a la luz ultravioleta del sol o las lámparas de bronceado aumenta el riesgo.

Los melanomas pueden desarrollarse en cualquier lugar, incluidos los lugares no expuestos al sol, como las plantas de los pies, las palmas de las manos o las uñas. Estos melanomas “ocultos” son mucho más comunes en personas con piel más oscura.

Los síntomas incluyen:

  • Cambios en un lunar
  • Un nuevo crecimiento pigmentado en la piel

Los dermatólogos recomiendan usar las letras "ABCDE" para ayudar a identificar los lunares que pueden ser melanomas u otros tipos de cáncer de piel.

  • A es para forma asimétrica
  • B es para borde irregular
  • C es para cambios de color
  • D es para el diámetro
  • E es para evolucionar

Cáncer de piel no melanoma

Esto incluye el carcinoma de células basales y el escamoso junto con otros seis que se forman en otras partes de la piel.

El cáncer de piel se puede tratar con éxito con cirugía para extirparlo. Pero los pacientes que creen que tienen células cancerosas en la piel deben comunicarse con sus médicos de inmediato. Si no se trata, el cáncer de piel puede diseminarse y ser fatal.

Proteger la piel de la exposición a la radiación ultravioleta es la MEJOR manera de prevenir el cáncer de piel.

Doctora revisa la piel de paciente

Revisa tu piel

La detección temprana de anormalidades en la piel es la mejor manera de identificar y luego desarrollar un plan de tratamiento para prevenir la propagación del cáncer de piel. Esto aumenta las posibilidades de tratarlo o incluso curarlo.

La mejor manera de mantenerse saludable y asegurarse de que se está haciendo los exámenes de detección que necesita es hacerse chequeos de salud regulares. Dependiendo de sus antecedentes de salud personales y familiares, su médico puede recomendarle exámenes de detección adicionales.

Comuníquese con AltaMed al (888) 499-9303 para obtener más información sobre los exámenes de salud que necesita.

Image
Romper el Cigarrillo Dejar de Fumar

Nunca es tarde para dejar de fumar

La mayoría de las personas saben que fumar es una de las peores cosas que le pueden hacer a su cuerpo. No obstante, para quien ha fumado mucho tiempo es muy difícil renunciar. La nicotina del tabaco es una droga que, como muchas drogas, es adictiva.

Sin embargo, dejar de fumar es lo mejor que puedes hacer por ti, sin importar tu edad. Todo momento es bueno para dejar de fumar.

Hombre con nubo de humo en la cara

Terminando décadas de daño

Parece que entre más edad se tenga, es menos probable el intentar renunciar al cigarro. No solamente es una adicción difícil de controlar, sino que algunas personas tienen la idea fija de que si el daño ya está hecho, ¿para qué renunciar?

Un motivo, vivirás más tiempo

Más de 160,000 personas mayores de los 70 años llenaron un cuestionario sobre sus hábitos de fumar como parte de un estudio sobre la salud y dieta del Instituto Nacional del Cáncer y los Institutos Nacionales de la Salud.

Los encuestados que no fumaron vivieron más que los que fumaron. Sin embargo, los que dejaron de fumar en cierto momento, también vivieron más tiempo que quienes continuaron fumando.

Entre más tiempo duraron sin fumar, sus probabilidades de vivir más alcanzaron hasta duplicarse en comparación con alguien que fumó.

Riesgos de largo plazo

El fumar aumenta significativamente tu riesgo de contraer muchas enfermedades graves, además de ser el motivo de una muerte de cada cinco al año en los Estados Unidos. Los riesgos son:
 

  • Enfermedad del pulmón - La bronquitis crónica y el enfisema son dos enfermedades que dificultan el respirar.
  • Enfermedad del corazón - El fumar aumenta la probabilidad de un ataque al corazón o un ataque cerebral.
  • Cáncer - El fumar no sólo lleva al cáncer de pulmón, también puede causar cáncer de la vejiga, cérvix, esófago, riñones, laringe, hígado, boca y páncreas.
  • Problemas respiratorios - El fumar dificulta el recuperarse del COVID-19 y te deja más susceptible a la influenza, neumonía y otras infecciones respiratorias.
  • Osteoporosis - El fumar limita la capacidad del cuerpo para absorber el calcio, lo cual puede llevar a tener huesos más débiles.
  • Enfermedad de los ojos - El fumar puede causar cataratas, degeneración macular, una enfermedad de los ojos que causa pérdida de la vista e, incluso, ceguera.
  • Diabetes - El fumar aumenta las probabilidades de desarrollar diabetes tipo 2 y, si ya tienes diabetes, el fumar dificulta su control. Una diabetes poco controlada puede provocar enfermedad del corazón, insuficiencia renal, ceguera y amputaciones.

Aparte de estas enfermedades graves, el fumar puede contribuir a la piel flácida, no sólo en la cara sino en todo el cuerpo, manchas por la edad, manchas y daño en los dientes y pérdida acelerada del cabello.

Mujer adulta mayor en el consultorio médico

Beneficios inmediatos

El desechar tu último cigarrillo produce resultados casi de inmediato, y los beneficios se acumulan entre más tiempo permanezcas libre del tabaco.
 

  • 20 minutos después - el ritmo cardíaco se normaliza.
  • 12 a 24 horas después - Los niveles de monóxido de carbono en la sangre regresan a la normalidad.
  • 2 semanas a 3 meses después - El riesgo de sufrir un ataque al corazón baja de forma dramática. La función del pulmón comienza a mejorar.
  • 1 a 9 meses después - Menos tos y falta de aire.
  • 1 año después - El riesgo de enfermedad coronaria del corazón baja hasta un 50%.
  • 5 a 15 años después - Baja el riesgo de un ataque del cerebro al mismo nivel que de una persona que no ha fumado. El riesgo de cáncer de boca, garganta y esófago es de la mitad en comparación con alguien que todavía fuma.
  • 10 años después - El riesgo de cáncer de la cérvix, laringe, riñón o páncreas baja. El riesgo de morir por cáncer de pulmón o de contraer cáncer de la vejiga es de la mitad en contraste con alguien que aún fuma.
  • 15 años después - El riesgo de enfermedad coronaria del corazón es similar al de una persona que no fuma.
Mano masculina destruyendo cigarrillos

No te rindas

Uno de los mayores obstáculos para renunciar es el sobrellevar la abstinencia: los síntomas incluyen agitación, irritabilidad, ansiedad o tensión. Puede ser difícil conciliar el sueño o puedes sentir somnolencia en el día. No obstante los síntomas de abstinencia pueden ser severos, por lo regular pasan dentro de dos semanas.

Tanto como sea posible, evita las situaciones o detonantes que te impulsan a fumar, tal y como el sentir estrés o tomar alcohol o café.

Para ayudar a controlar el antojo de fumar, Smokefree.gov recomienda lo siguiente:
 

  • Toma agua - Toma de seis a ocho vasos al día.
  • Respiración profunda - Respira profundamente un par de veces cuando quieras fumar.
  • Retrasa el fumar: La urgencia comúnmente dura unos minutos, así que medita para resistir la urgencia inmediata.
  • Distraerte - Se sugiere:
    • Leer.
    • Cambiar tu rutina.
    • Intenta con otras opciones como zanahorias, chicle sin azúcar o mentas para el aliento.
    • Haz ejercicio.
    • Llama a un amigo o amiga.

Nuestros doctores pueden ayudar

Para muchas personas, no basta con la fuerza de voluntad. Tu doctor puede recetarte medicamentos, ofrecerte consejo y brindarte apoyo mientras te esfuerzas en dejar de fumar.

Si eres un cuidador o un adulto mayor que desea dejar de fumar o sólo vivir una vida más sana, AltaMed ofrece servicios y cuidados coordinados, que incluyen tratamiento médico, terapia física y servicios sociales.

Para más información sobre los servicios o elegibilidad, visita AltaMed.org o llama al (855) 252-7223.

Por qué es importante el cuidado de la piel