Image
Hands Hero image

Noviembre es el Mes Nacional de los Cuidadores Familiares

Según la fuente, hay entre 40 millones y 53 millones de cuidadores familiares en los Estados Unidos.

Son la razón por la cual noviembre ha sido designado Mes Nacional de los Cuidadores Familiares. Es una oportunidad para honrar a las personas que dedican su tiempo a cuidar de familiares, amigos y vecinos ancianos o discapacitados que no pueden cuidar de sí mismos. Es un trabajo sin saldo, agotador y, a menudo, ingrato.

Muchos cuidadores tienen sus propios trabajos y vidas, y experimentan conflictos entre responsabilidades que compiten entre sí . También se ha demostrado que el trabajo del cuidador  les afecta el bienestar emocional, físico y financiero. Casi la mitad de todos los cuidadores tienen más de 50 años de edad y terminan sufriendo un deterioro de su propia salud física y mental. Los servicios de apoyo coordinados pueden reducir la depresión, la ansiedad y el estrés del cuidador, y disminuir la necesidad de atención institucional costosa.

Father And Daughter Image

Consejos para cuidadores familiares

Los cuidadores familiares a menudo se ven obligados a aceptar sus situaciones debido a las circunstancias. El cuidado institucional o profesional en el hogar es demasiado costoso, por lo que un miembro de la familia se encarga de hacer el trabajo. Puede generar resentimiento y agotamiento, por lo que deben considerar lo siguiente:

  1. Busca el apoyo de otros cuidadores. Hay mucha gente lidiando con las mismas situaciones.
  2. Cuida tu propia salud, de lo contrario no podrás cuidar a un ser querido.
  3. Acepta ofertas de ayuda y haz sugerencias sobre las formas en que las personas pueden ayudar.
  4. Aprende a comunicarte efectivamente con los doctores.
  5. Toma descansos frecuentes del intenso trabajo de cuidar.
  6. Mantente alerta a los signos de depresión y obtén la ayuda que necesitas.
  7. Mantente abierto(a) a las nuevas tecnologías para ayudar con el cuidado de un ser querido.

Mantener a las personas mayores saludables en el hogar

El Programa de Atención Integral para Personas Mayores, o PACE, fue establecido por Medicare para ayudar a las personas mayores independientes con necesidades médicas complejas. El programa ayuda a los participantes a evitar los asilos de ancianos y, en cambio, a recibir la atención y los servicios necesarios para ayudarlos a vivir seguros, cómodos y saludables en su propio hogar.

PACE ofrece coordinación de atención, transporte, servicios sociales y comidas, todo en un ambiente positivo y cómodo. Es la atención médica la que se enfoca en el cuidado, conectando a las personas mayores con compañeros en su comunidad, así como con el personal de PACE que está comprometido a tratar a los participantes con dignidad, respeto y compasión.

Desde 1996, PACE ha sido un pilar esencial del éxito de AltaMed. De hecho, AltaMed fue el primer programa PACE autorizado y acreditado de California. El programa AltaMed PACE ha crecido a 11 centros, atendiendo a más de 4,000 adultos mayores cada año.

PACE es para personas mayores independientes (mayores de 55 años) que pueden necesitar ayuda para realizar actividades de la vida diaria pero que aún pueden vivir en sus hogares y navegar en sus comunidades con la ayuda de los servicios de PACE. Se alienta a las personas mayores elegibles para Medicare que viven en el área de servicio de PACE a que presenten su solicitud.

Para comenzar, haz clic aquí o llama al (855) 252-PACE o (855) 252-7223.

Regístrate para recibir actualizaciones del COVID-19

Regístrate para recibir actualizaciones por correo electrónico sobre la información que te interesa a tí y a tus seres queridos.

Inscríbete Ahora

Image
Man Holding his Knee

No dejes que la artritis controle tu vida

Si alguna vez has visto anuncios de medicamentos para la artritis, es probable que en la mayoría aparezca un adulto de mediana edad o mayor que se agarra las manos o una rodilla mientras realiza alguna actividad como la jardinería o subir escaleras.

Esto es porque la artritis es una condición común que afecta a 58.5 millones de adultos en los Estados Unidos. Eso es cerca de un cuarto del total de la población adulta. Más de la mitad de aquellos con artritis (57.3%) se encuentran entre los 18 y los 64 años de edad.

Si bien puede ser doloroso y, en algunos casos, debilitante, se puede controlar al grado de que el paciente consiga llevar una vida sana y activa con la dieta, el ejercicio y la medicación adecuados.

Mujer dándose masaje en sus manos

Entendiendo la artritis

Los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades definen la artritis como la hinchazón de al menos una articulación. Esto puede describir a más de 100 condiciones que afectan tanto a las articulaciones como al tejido alrededor de estas y a otros tejidos conectivos. Los síntomas más comunes son el dolor y la rigidez de las articulaciones. 
 

  • Osteoartritis — Esta es la forma más común de artritis, que se produce con mayor frecuencia en las manos, las caderas y las rodillas.
  • Artritis reumatoide — También llamada AR, es una enfermedad autoinmune. Sucede cuando el sistema inmunitario ataca por error a las células sanas.
  • Gota — Es una forma de artritis causada por la acumulación de ácido úrico en las articulaciones. Puede ser extremadamente dolorosa.
  • Fibromialgia — Provoca dolor en todo el cuerpo. También puede provocar problemas de sueño, fatiga y malestar mental y emocional.
  • Lupus — Se trata de otra enfermedad autoinmune que afecta a numerosas partes del cuerpo porque el sistema inmunitario no puede distinguir entre tejidos sanos o bacterias y virus.
Madre e hija haciendo ejercicio

Viviendo con artritis

Tú desempeñas un papel importante en la gestión de tu vida con artritis. Una forma de cuidarte es aprendiendo todo lo posible tras el diagnóstico. También es importante vigilar cuándo y dónde se siente el dolor. Esto los ayudará a ti y a tu médico a elaborar un plan. Asegúrate de avisar a tu médico si tu dolor cambia.

Es importante que:
 

  • Sigas moviéndote — Realiza cada día suaves estiramientos para que tus articulaciones alcancen su máxima amplitud de movimiento.
  • Adoptes una buena postura — Trabaja con un fisioterapeuta para aprender a sentarte, levantarte y moverte correctamente.
  • Conozcas tus límites — No te sobrecargues de trabajo.
  • Controles tu peso — Los cambios pequeños y permanentes conducen a una pérdida de peso gradual, lo cual es importante. El exceso de peso puede causar dolor articular y otras complicaciones.
  • Dejes de fumar — Estresa los tejidos conectivos, lo que puede causar dolor de artritis.
Hombre nadando

Elige las actividades correctas

El movimiento es importante para mejorar las funciones diarias, el estado de ánimo y la calidad de vida. Un buen objetivo es al menos 30 minutos de ejercicio moderadamente intenso al día. Sin embargo, hay que tener cuidado con lo que se hace. Caminar, montar en bicicleta y nadar son buenas actividades, ya que no suponen una mayor tensión para las articulaciones.

Entre las actividades que deberías evitar, se incluye:
 

  • Correr
  • Saltar la cuerda
  • Tenis
  • Aeróbicos de alto impacto

Aléjate de cualquier actividad que implique movimientos estresantes y repetitivos.

Mujer con dolor de cuello

No te desanimes

Aunque sentir dolor al realizar actividades que solías hacer con regularidad puede ser desalentador, es importante no dejar que esos sentimientos te abrumen o te lleven a pensamientos desesperados. Eso solo hará que tu dolor empeore.

Las medidas que puedes tomar son:
 

  • Terapia de relajación — meditar, respirar profundamente, escuchar música o escribir un diario son algunas de las cosas que puedes hacer para relajarte y aliviar el dolor.
  • Terapia de frío y calor — Utilizar almohadillas térmicas y tomar baños calientes puede ayudar a aliviar el dolor de forma temporal. No utilices las almohadillas térmicas más de 20 minutos seguidos para no quemarte. Las bolsas de hielo también pueden aliviar el dolor y la inflamación.
  • Terapia de masaje — Puede ayudar a aliviar el dolor y la rigidez temporalmente. Asegúrate de que el terapeuta sepa dónde te afecta la artritis.
  • Terapia de conversación — Combinada con la modificación de la conducta, puede ayudar a identificar y romper los pensamientos y actividades autodestructivas.
  • Acupuntura — Algunas personas encuentran alivio mediante el tratamiento con un acupunturista capacitado. Sin embargo, pueden pasar varias semanas antes de notar mejoría.

Encuentra ayuda en AltaMed

Si tienes un dolor que crees que puede ser artritis, habla con tu médico cuanto antes. Si lo detecta en las primeras etapas, tu médico podría sugerir algunos cambios sencillos en tu estilo de vida que te permitirán seguir moviéndote y sintiéndote saludable durante años. Si aún no cuentas con un médico, busca el centro de AltaMed más cercano y llámanos.

 
 
Image
Cómo mantener saludable su visión

Cómo cuidar tu salud visual

Muchos de nosotros hemos escuchado la frase “la retrospectiva es 20/20”. Sin embargo, cuando se trata de la visión, la retrospectiva no es tan útil.

Pensar que deberías haber hecho más para proteger tu vista no ayuda si esta se ve comprometida porque la diste por sentada. Hay algunas cosas importantes que hay que saber sobre la protección de la vista. Echemos un vistazo.

Mujer con celular con poca luz

Hechos vs Realidad

La vista puede ser el único sentido que la mayoría de la gente teme perder. Probablemente por eso hay tantos mitos en torno a ella, a cómo dañarla y a las formas de protegerla. Empecemos por desmentir algunos de esos mitos.
 

  • Los ejercicios oculares preservan la visión — La necesidad de lentes correctores depende de la forma del globo ocular, los antecedentes familiares y la salud del tejido. No hay ejercicios que puedan afectar a nada de eso.
  • La visión empeora al leer con poca luz — Es más probable que tus ojos se cansen o se esfuercen, pero no los dañarás. Ilumina con una luz lo que estás leyendo para obtener mejores resultados.
  • Comer zanahorias mejora la vista — Las zanahorias tienen vitamina A, que es buena para los ojos, pero no tan buena como las frutas y las verduras de hoja verde oscura, ricas en vitamina C y E.
  • No lleves constantemente las gafas o los lentes de contacto — Puede que tu visión sea borrosa sin ellas, pero llevarlas todo el tiempo no la dañará.
  • Mirar constantemente las pantallas es malo para los ojos — Una vez más, esto cansará tus ojos, pero no les causará ningún daño permanente. Parpadea con regularidad y descansa cada 20 minutos.
Ensalada saludable con agua de limón

Centrarse en la salud general

Si te mantienes sano con una buena dieta y mucho ejercicio, tienes más posibilidades de proteger tu visión. Mantenerse activo y comer bien reducirá el riesgo de diabetes, hipertensión y colesterol alto.
 

  • Come — Verduras de hoja oscura como la col rizada, la berza y las espinacas. El salmón, el atún y el fletán tienen un alto contenido de ácidos grasos omega-3, que son buenos para la visión.
  • Muévete — No es necesario correr maratones ni vivir en el gimnasio. Sólo tienes que ser lo suficientemente activo como para elevar tu ritmo cardíaco de forma regular.
  • Abandona los malos hábitos — Deja de fumar. Esto no solo perjudica los pulmones, sino también los ojos. Aumenta el riesgo de padecer cataratas y degeneración macular, que empaña la visión a medida que se envejece. También puede dañar el nervio óptico.
Pareja con lentes abrazándose

Protege tus ojos

La suciedad, los residuos, los productos químicos y la luz solar pueden dañar tu visión. Por eso es importante tener mucho cuidado para evitar que las cosas dañinas entren a tus ojos.
 

  • Utiliza gafas de sol — busca gafas de sol que bloqueen entre el 99% y el 100% de los rayos ultravioleta del sol.
  • Utiliza lentes de protección — pero no lo hagas solo en el trabajo, hazlo también en tu casa. La lejía, los detergentes y otros productos de limpieza pueden dañar los ojos, al igual que los residuos que levanta el cortacésped o la recortadora de hierba.
  • Lávate — Mantén tus manos limpias, especialmente cuando te pongas o quites las lentes de contacto.
  • Descansa — Mirar fijamente las pantallas o leer en la oscuridad cansará tus ojos. Mientras no te hagas un daño permanente, debes escuchar a tu cuerpo.
Doctor revisando la visión de un paciente

Revisa tu visión

Es importante que visites a tu oftalmólogo con regularidad, incluso si tienes una visión perfecta y nunca has necesitado lentes de contacto o gafas. Si estás sano, tu visión es buena y no tienes antecedentes familiares de enfermedades oculares, sigue estas pautas de exámenes de acuerdo a tu edad:
 

  • Entre los 20 y los 30 años — cada cinco o diez años
  • De 40 a 54 años — Cada dos o cuatro años
  • De 55 a 64 años — Cada uno o tres años
  • A los 65 años — Cada uno o dos años

Además, lleva a los niños a un examen ocular antes de que cumplan tres años. Es una buena manera de identificar afecciones oculares comunes que podrían provocar problemas de aprendizaje.

Las visitas periódicas al oftalmólogo también pueden ayudar a determinar si un problema de visión es el síntoma de un problema de salud más grave. La visión borrosa, por ejemplo, puede ser un síntoma de diabetes. Un oftalmólogo experimentado puede identificar problemas que podrían indicar enfermedades cardiovasculares, enfermedades de la tiroides y trastornos autoinmunes.

AltaMed puede ayudarte, tanto si solo necesitas que te revisen la vista, como si tu médico te recomienda ver a un especialista. Llámanos al (888) 499-9303 para obtener más información o programar una cita.

Noviembre es el Mes Nacional de los Cuidadores Familiares