Image
Hombre mayor sentado acariciando sus manos

Lo que debes saber sobre el TEPT

Donde sea que haya personas, existirá la posibilidad de sufrir algún trauma. Tal vez seas víctima de alguno o te toque presenciar uno o a algún miembro de tu familia. La pandemia ha sido traumática para millones de personas que han sido contagiadas, han perdido sus empleos o a sus seres queridos.

Uno de los posibles resultados de esto es el trastorno de estrés postraumático (TEPT). Se trata de un trastorno mental consecuente de presenciar o experimentar algún evento que resulte traumático o aterrador.

Generalmente, el TEPT está relacionado con los veteranos de combate. Pero no hace falta ser un soldado o marinero para padecer este trastorno.

Estadísticas

El trauma que pueda conducir a un TEPT no es tan inusual como crees; y tampoco lo es el TEPT. Cerca de un 60% de los hombres, y un 50% de las mujeres experimentarán al menos un trauma en su vida..

Estadísticamente, las mujeres son más propensas a experimentar abuso sexual infantil durante su desarrollo o alguna clase de agresión sexual. Según el Centro Nacional para el TEPT, los hombres son más propensos a experimentar asaltos, peleas, accidentes, alguna muerte, daño o accidente.

En los Estados Unidos:

  • El 6% de la población tendrá TEPT alguna vez
  • 12 millones de adultos tienen TEPT durante un año determinado
  • El 8% de las mujeres desarrollan TEPT en algún momento de sus vidas
  • El 4% de los hombres desarrollan TEPT en algún momento

Cuándo sucede

No todos los que padecen del TEPT necesariamente han sufrido o presenciado algún evento traumático. Perder repentinamente a un ser querido puede tener un efecto similar. Los síntomas generalmente ocurren dentro de los tres meses posteriores al evento detonante y no duran más de un mes.

Si los síntomas perduran por más de un mes y son lo suficientemente graves como para interferir con el trabajo o las relaciones personales, podría tratarse de un signo del trastorno de estrés postraumático. Si crees estar presentando TEPT, es importante que consultes a un psicólogo o psiquiatra.

Mujer junto a la ventana pensando

Síntomas

Generalmente se presentan cuatro tipos de síntomas:

1. Recuerdos intrusivos — Esto podría incluir recuerdos no deseados del evento, flashbacks, pesadillas, padecimientos emocionales severos o reacciones físicas a cosas o situaciones que te recuerden al evento.

2. Evitación — Esto podría incluir evitar personas, lugares o actividades que te recuerden al evento traumático, o evitar hablar o pensar al respecto.

3. Cambios negativos en el humor y las ideas — Esto incluye sentimientos de desesperanza, problemas de memoria, sentimientos de desapego, falta de interés en las actividades favoritas, adormecimiento emocional, pensamientos negativos sobre uno mismo, el mundo o los demás, dificultad para experimentar emociones positivas.

4. Cambios en reacciones físicas y emocionales — También llamados síntomas estimulantes, estos podrían incluir la culpa o vergüenza; sobresaltarse o asustarse fácilmente; problemas de sueño, de concentración; arrebatos de ira, comportamientos agresivos, autodestructivos; actitud defensiva constante.

Los niños menores de siete pueden recrear el evento traumático (o partes de él) mediante el juego. También podrían experimentar sueños aterradores que incluyan ciertos aspectos relacionados con el evento traumático.

Man Talks to Doctor About How He is Feeling

Qué hacer

Algunas personas podrían no experimentar TEPT durante años, mientras que otras lo experimentan de manera inmediata. Los síntomas podrían ser más fuertes cuando generalmente se está estresado(a) o se recuerda lo ocurrido, ya sea por un sonido, olor, ubicación o situación.

Acude a un profesional de la salud mental, a un amigo cercano o algún ser querido si presentas ideas suicidas o piensas en hacerte daño. También puedes llamar a la Línea Nacional de Prevención del Suicidio al 1-800-273-TALK y charlar con un consejero capacitado.

AltaMed está aquí para ayudarte

El equipo de AltaMed especializado en salud mental, cuenta con trabajadores sociales clínicos avalados que hablan en inglés y español, y están capacitados para ayudarte a lidiar con los estímulos desencadenantes del día a día. La terapia a corto plazo está disponible, y podemos conectarte con los servicios de salud mental adecuados en caso de necesitar terapia prolongada o algún otro tipo de apoyo. Si tú o un ser querido ha experimentado algún trauma y necesitan apoyo, hay recursos disponibles para ti. Para empezar llámanos al (855) 425-1777.

Regístrate para recibir actualizaciones del COVID-19

Regístrate para recibir actualizaciones por correo electrónico sobre la información que te interesa a tí y a tus seres queridos.

Inscríbete Ahora

Image
Stressed Man

Aprende a gestionar el estrés antes de que se convierta en ansiedad

Parece que, en los últimos dos años, el estrés ha sido un acompañante recurrente en la vida de todos. La pandemia ha provocado que muchos de nosotros nos sintamos solos y aislados. Puede que hayamos perdido a algún ser querido o     que hayamos visto a amigos y parientes pasando tiempo en el hospital. También se han perdido muchos trabajos, por lo que las preocupaciones financieras han aumentado.

Todo esto, sin embargo, es normal. El estrés es la forma que tiene el cuerpo de responder a la incertidumbre. Aprender cómo lidiar con el estrés puede mejorar tu resiliencia. 

Mujer teniendo problemas de estrés

El cuerpo y el estrés

Cuando estás estresado, tu cuerpo libera hormonas, las cuales forman parte de la respuesta de lucha que hemos desarrollado desde hace millones de años. Te pones más alerta, tus músculos se tensan y tus pulsaciones van más rápido. El estrés tiene la función de ayudarte a manejar las situaciones amenazantes.

Sin embargo, mantenerse en estado de estrés, incluso después de que la situación estresante haya pasado, puede llevarte a padecer estrés crónico, el cual, a su vez, puede derivar en problemas de salud, como:
 

  • Hipertensión arterial
  • Problemas cardíacos
  • Diabetes
  • Obesidad
  • Problemas con la menstruación
  • Ansiedad

La ansiedad surge cuando el estrés se ha impuesto durante un tiempo demasiado prolongado, por lo que podrías encontrarte en un estado constante de angustia. Los síntomas incluyen:
 

  • Cambios en el apetito, la energía y la motivación
  • Dificultad para concentrarse
  • Dificultades para dormir
  • Sentimientos de enojo, frustración, tristeza, miedo o preocupación
  • Dolores de cabeza, de cuerpo, problemas estomacales o sarpullidos
  • Pesadillas
  • Abuso de alcohol, drogas o tabaco
  • Empeoramiento de la salud física y/o mental
Madre e hija observando el lago

Las cuatro A para el manejo del estrés

Es importante aprender formas productivas de gestionar el estrés, ya que es algo con lo que debemos lidiar todos los días. A veces puede ser un estrés positivo, como una boda, un cumpleaños o un nuevo trabajo, pero otras veces puede ser lo contrario: un estrés negativo, como un neumático pinchado, una enfermedad o una pandemia. Afortunadamente, hay maneras de ayudar a tu cuerpo a volver a su balance natural y así evitar que te abrume el estrés.

Para enfrentar estas sensaciones negativas, la Clínica Mayo recomienda el método de las cuatro A: apartar, alterar, aceptar y adaptar.
 

  • Apartar — Las noticias pueden ser una gran fuente de estrés, por lo tanto, lo mejor es evitarlas. Mantenerse informado es importante, pero no a expensas de tu salud. No te comprometas con la gente que te molesta. Aprende a decir “no”. Si tienes una lista de cosas por hacer, prioriza algunas de ellas y olvídate de las que no puedes atender ese día.
  • Alterar — Puede que valga la pena tener una conversación con la persona que te molesta, si es que no se puede evitar. Comunica tus sentimientos con declaraciones del “yo”. Déjale claro a otras personas que hay límites para tu tiempo, y respétalos, para que ellos también los respeten. Dispón de tu tiempo de forma más eficiente.
  • Aceptar — Quizá te ayude hablar con un amigo comprensivo. Tal vez sea momento de perdonar a alguien, lo cual puede ser difícil. Practica la positividad. No te desanimes por tus errores. Recuerda que todos nos equivocamos. Aprende y sigue avanzando.
  • Adaptar — Cambia tu forma de pensar. Puede que quieras que las cosas sean “perfectas”, pero eso no es necesario. Aprende a frenar los pensamientos negativos. Piensa en los conflictos desde otra perspectiva. Encuentra la positividad en cada situación. Cada día, trata de pensar en al menos tres cosas buenas que te hayan sucedido. Esto provocará que empieces a enfocarte en las cosas buenas de tu vida mientras notas distintas cosas por las cuales estar agradecido.

Tanto el ejercicio regular, como practicar un hobby, mantenerse en contacto con los amigos, consumir una dieta saludable y meditar son actos que pueden mantener el estrés a raya.

Obtén ayuda cuando la necesites

Si el estrés está impidiendo que disfrutes de la vida, puede que sea tiempo de buscar la ayuda de un profesional. Empieza por hablar con tu médico de atención primaria, puede que tenga algunos consejos para ti, además, también puede derivarte con nuestros Servicios de Salud del Comportamiento.

Si no estás seguro de que el estrés sea la causa de tus problemas, o si debes ver a un doctor, puedes llamar directamente a los Servicios de Salud del Comportamiento de AltaMed al 855- 425-1777. Nosotros te ayudaremos a buscar respuestas para que encuentres la atención adecuada para ti. Toma un respiro hondo... juntos, lo podemos lograr.

Image
Meditación

Meditar es la mejor forma de disminuir el estrés

Los estadounidenses están abrumados por el estrés. La Asociación Americana de Psicología ha nombrado a este fenómeno como la “crisis nacional de salud mental”.

La pandemia de COVID-19 ha interrumpido el trabajo, la educación, las relaciones, la atención a la salud y la economía.

El Instituto Americano del Estrés encontró que una de cada tres personas reporta sentimientos de estrés extremo; 77% experimenta un estrés que afecta su salud física, 73% padece un estrés que afecta su salud mental; y 48% no puede dormir debido al estrés.

La meditación es una forma segura y altamente efectiva de controlar el estrés y ayudarte a mejorar tu salud física y mental.

Dentro del blog meditación

Las bases de la meditación

La meditación ha existido desde hace cientos de años. Originalmente era considerada como un medio para comprender las fuerzas espirituales en la vida de las personas. Hoy en día, se utiliza sobre todo para relajarse y reducir el estrés.

La meditación puede ayudar a las personas a centrar sus pensamientos para ganar perspectiva sobre aquello que pueda estar causándoles estrés. Identificar los elementos estresantes puede llevar a reducir los efectos que estos tienen sobre ti.

Entre los beneficios emocionales de la meditación, se incluyen los siguientes:
 

  • Desarrollar la capacidad de gestionar el estrés
  • Menos emociones negativas
  • Centrarse en el presente
  • Dar otra perspectiva sobre las situaciones estresantes
  • Incrementar la creatividad
  • Incrementar la paciencia
  • Incrementar la autoconciencia
Meditando bajo un árbol

Tipos de meditación

El objetivo de la meditación es ayudar a relajarte. Puede ser tan simple como sentarse en un lugar callado y escuchar tu respiración. Otras formas quizá sean un poco más complicadas. He aquí algunos ejemplos.
 

  • Meditación guiada — Usa tu imaginación para ver lugares o situaciones relajantes. Trata de involucrarte en todas las sensaciones que te sean posibles. Existen varias aplicaciones que pueden ayudarte con este tipo de meditación.
  • Meditación con mantras — Repite, en tu mente, una palabra que te relaje o te ayude a concentrarte.
  • Mindfulness — Céntrate en cosas que te mantengan en el momento presente, como tu respiración. Trata de dejar pasar cualquier pensamiento extraño que venga a tu mente.
  • Qi gong — Pronunciado como CHEE-gung, este tipo de medicina tradicional china combina ejercicios de respiración con movimiento, meditación y relajación. Habla con tu doctor antes de llevar a cabo cualquier meditación que incluya movimiento.
  • Tai chi — Este es un tipo de arte marcial chino que combina movimientos lentos y gráciles con respiración profunda.

Elementos comunes de la meditación

Aunque cada forma de meditación tiene características diferentes, hay algunos elementos básicos en cada tipo. Por ejemplo:
 

  • Una postura sentada y silenciosa
  • Una postura cómoda
  • Atención plena
  • Respiración relajada
  • Actitud abierta
Meditación en la hierba

Beneficios de salud para la meditación

Se ha investigado arduamente sobre los beneficios de la meditación. Se ha probado que es posible lidiar con diversos problemas a través de ella, incluyendo la ansiedad, la depresión y los problemas para dormir.

De acuerdo con el Centro Nacional de Salud Complementaria e Integrativa, estos son algunos de los problemas de salud que pueden verse beneficiados con la meditación:

  1. Cáncer — La Sociedad de Oncología Integral recomienda la meditación como una de las formas de ayudar a disminuir la ansiedad y el estrés para personas que sufren de cáncer y de los efectos secundarios del tratamiento.
  2. Problemas de presión sanguínea — La Asociación Estadounidense del Corazón apoya el uso de la meditación como un complemento al tratamiento estándar para disminuir la presión arterial.
  3. Menopausia — Se ha demostrado que el yoga, el Tai Chi y otras técnicas de meditación reducen la frecuencia de los bochornos, el estrés, el dolor muscular y de articulaciones, los problemas para dormir y los cambios de humor.
  4. Síndrome del Intestino Irritable (SII) — Hay literatura que demuestra que un entrenamiento en meditación ayuda a reducir los efectos del dolor en pacientes con SII.

Añade la meditación a tu régimen de salud

La meditación puede ser otra parte de tu rutina para mantenerte saludable. Agrégalo a tus actividades, justo como añadirías el ejercicio o la alimentación sana. AltaMed puede ayudarte con esos esfuerzos. Estamos aquí para satisfacer las necesidades de salud de ti y de toda tu familia, tanto por dentro como por fuera.

Los Servicios de salud del comportamiento de AltaMed están también aquí para ayudarte a encontrar los medios más sanos de manejar el estrés que nos rodea. Llámanos al (855) 425-1777.

Lo que debes saber sobre el TEPT