Image
Man with bipolar disorder indoors.

Lo que debes saber del trastorno bipolar

Todos experimentamos cambios de humor. A veces, un día comenzará genial solo para estropearse por circunstancias personales o circunstancias del momento. Sin embargo, para más de 5.8 millones de adultos estadounidenses, estos cambios son más que solo altibajos ordinarios; son síntomas del trastorno bipolar.

Anteriormente conocida como depresión maniaca, el trastorno bipolar se caracteriza por cambios de humor extremos que llevan a las personas a estados desde intensa creatividad y actividad, conocidos como manía, hasta episodios de tristeza y depresión severas. Estos cambios de humor pueden durar días y son una afección de por vida que exige un tratamiento continuo a través de medicamentos y psicoterapia.

Close up of anxious patient's hands.

Diversos tipos de Trastorno Bipolar

El trastorno bipolar se manifiesta de diversas maneras, cada una caracterizada por cambios impredecibles en el estado de ánimo y el comportamiento que pueden ser un desafío para la persona afectada y sus seres queridos:

  • Trastorno Bipolar l — Esta forma incluye al menos un episodio maniaco que precede o sigue a episodios hipomaníacos (manía más leve) o depresivos. La manía en el trastorno bipolar I a veces puede conducir a episodios psicóticos, provocando un desapego de la realidad.
  • Trastorno bipolar II — Caracterizado por al menos un episodio depresivo mayor y un episodio hipomaníaco, el trastorno bipolar II carece de episodios maniacos.
  • Trastorno ciclotímico — Esta afección implica múltiples períodos de hipomanía y síntomas depresivos. Los síntomas depresivos son menos graves que en la depresión mayor y deben persistir durante al menos dos años en adultos o un año en niños y adolescentes.

Descubriendo la causa

Si bien los trastornos bipolares y relacionados pueden desencadenarse por niveles significativos de estrés o abuso de sustancias, también pueden ser el resultado de afecciones médicas como accidentes cerebrovasculares, esclerosis múltiple o enfermedad de Cushing. Sin embargo, la causa específica sigue siendo un misterio. Los investigadores sugieren que una combinación de factores (biológicos, ambientales y psicológicos) contribuyen. El trastorno bipolar a menudo es hereditario, siendo más frecuente cuando uno de los padres o hermanos tiene la afección. Sin embargo, el gen responsable sigue sin ser identificado.

Sin embargo, los investigadores del Reino Unido se están acercando. Científicos de la Universidad de Cambridge han desarrollado un análisis de sangre que, cuando se usa con una evaluación psiquiátrica en línea, puede ayudar a diagnosticar a pacientes con trastorno bipolar. Muchos de esos pacientes habían sido diagnosticados erróneamente previamente con trastorno depresivo mayor. 

Happy woman outdoors.

Tratamiento: el camino hacia una vida equilibrada

El trastorno bipolar no tratado puede provocar disrupciones en varios aspectos de la vida, incluidos los financieros, legales, sociales o románticos, dependiendo del comportamiento durante los episodios. Desafortunadamente, el diagnóstico erróneo o la falta de diagnóstico es común, dada la semejanza de los síntomas del trastorno bipolar con otras afecciones de salud mental. El estigma persistente en torno a la salud mental impide que las personas busquen ayuda.

El diagnóstico requiere un examen psiquiátrico y una revisión exhaustiva de la historia clínica. Algunos médicos pueden solicitar a los pacientes que mantengan una "tabla de estado de ánimo" para realizar un seguimiento eficaz de los episodios.

El manejo exitoso del trastorno bipolar a menudo implica una combinación de enfoques:

  • Medicamentos — Pueden ayudar a estabilizar el estado de ánimo, pero pueden tardar varias semanas en ser efectivos. La ingesta constante de medicamentos es crucial, incluso cuando se siente mejor, ya que saltarse el tratamiento puede provocar peligrosos episodios maníacos o depresivos.
  • Psicoterapia — La terapia ayuda a desarrollar autopercepciones más saludables y mecanismos de afrontamiento para los factores estresantes lo que, en última instancia, mejora las relaciones y reduce el impacto del trastorno bipolar.
  • Tratamiento del Abuso de Sustancias — Cuando el trastorno bipolar coexiste con la dependencia de sustancias, el manejo de la afección se vuelve más desafiante y requiere un tratamiento específico.
  • Hospitalización — Los episodios que involucran comportamiento peligroso, pensamientos suicidas o psicosis pueden requerir hospitalización para estabilizar el estado de ánimo.
  • Cuidado personal — Si bien no curará el trastorno, el cuidado personal, que incluye una dieta nutritiva, limitar la ingesta de cafeínaazúcar, y hacer ejercicio regularmente, puede mejorar la capacidad de hacer frente a los efectos secundarios de los medicamentos, como las náuseas, la fatiga y el aumento de peso.

Si usted o un ser querido reconoce estos síntomas, debe saber que los Servicios de Salud Conductual de AltaMed están aquí para ayudarle. Llame al (855) 425-1777 para obtener más información sobre cómo superar los desafíos que plantea el trastorno bipolar.

Regístrese para recibir actualizaciones del COVID-19

Regístrese para recibir actualizaciones por correo electrónico sobre la información que le interesa a usted y a sus seres queridos.

Inscríbete Ahora

Image
Man

¿Estás practicando una buena higiene emocional?

Es probable que todas las mañanas te bañes, te cepilles los dientes, y te laves la cara. Todo esto es parte de una buena rutina de higiene.

¿También estás practicando la higiene emocional? Es igual de importante que tus hábitos físicos y puede llevar a un mejor bienestar en general.

Así como la tierra y la grasa se acumulan en nuestros cuerpos, también las preocupaciones de la vida, y pueden llegar a un punto en el que te agobian emocionalmente. Es importante que te des una “limpieza” mental y hables con un profesional sobre lo que te preocupa.

Un gran número de estadounidenses están buscando algún tipo de tratamiento para problemas de salud mental, de acuerdo con los Centros de Control y Prevención de Enfermedades. En 2021, el 21.6% de adultosbuscaron tratamiento de salud mental. En 2019, la cifra fue de 19.2%.

Aunque más personas estén yendo a terapia, especialmente a raíz de la pandemia de coronavirus, casi la mitad de la población piensa que buscar terapia es un signo de debilidad. De cualquier forma, cuidar de tu salud emocional es igual de importante que cuidar de tu salud física, y la verdad es que eso te convertirá en una persona más fuerte.

Los beneficios

La higiene emocional no siempre involucra hablar con un terapeuta, también puedes hablar con alguien en quien confíes. Puede incluir ejercicios de conciencia plena, meditación, adoptar una actitud positiva, ejercicio, o incluso darte tiempo a ti mismo. Cualquier cosa que hagas para desestresarte es parte de una rutina de higiene emocional. Así es como estas acciones pueden beneficiarte:

  1. Una mejor salud mental — De acuerdo a la Organización Mundial de la Salud, la salud mental es: “un estado de bienestar mental en el que los individuos se dan cuenta de sus habilidades, permite a las personas hacer frente a los momentos de estrés de la vida, permite poder aprender y trabajar adecuadamente y contribuir a la mejora de su comunidad”. Cuidar de tu bienestar emocional puede ayudarte a llegar a este estado, llevándote a una vida más feliz y satisfactoria.
  2. Reducción del estrés — Según la Asociación Americana de Psicología, el estrés crónico puede tener un impacto negativo en tu salud física, así como también en tu salud mental. Cuidar de tu bienestar emocional puede ayudar a aligerar el peso de factores que diariamente propician el estrés, y puede hacer que disfrutes la vida a pesar de ellos.
  3. Mejores relaciones — Cuando cuidas de tu bienestar emocional, puedes conectar mejor con otros. El psicólogo Guy Winch dice: “Cuando nos sentimos bien con nosotros mismos, somos más capaces de estar presentes con los demás y de conectar profundamente”.
  4. Mejor autoestima — Winch también dice: “Cuando nos cuidamos emocionalmente, nos sentimos mejor con nosotros y nuestras habilidades”. Esto puede llevar a una mejor confianza y autoestima.
  5. Mejora en la productividad — Cuando no estás distraído por emociones negativas, puedes concentrarte mejor en tus actividades y terminar las cosas.
  6. Mayor resiliencia — Cuidar de tu bienestar emocional puede ayudarte a enfrentar situaciones difíciles y a recuperarte de las adversidades.
  7. Mejora en el bienestar en general — Cuando cuidas de tu bienestar emocional, eres capaz de disfrutar la vida y todo lo que ofrece.

Es difícil mantener la salud física sin el componente emocional y viceversa. Cuando la mente y el cuerpo están sintonía, trabajando para lograr una mejor salud en general, tienes mayor calidad de vida y puedes hacer más por ti y por tus seres queridos.

Estamos aquí para ayudar

AltaMed está aquí para ayudarte con tus necesidades de salud holística. Eso incluye tu salud emocional. Los médicos de salud del comportamiento y nuestro equipo de Salud del Comportamiento, hablan inglés y español, y están entrenados para ayudarte a enfrentar los factores de estrés y para ayudarte a pasar por momentos difíciles.

Ofrecemos terapia a corto plazo para ayudarte a desarrollar y fortalecer tu habilidad de afrontamiento. También podemos conectarte con servicios de salud mental en caso de que necesites servicios a largo plazo. Llámanos hoy al (855) 425-1777 para saber más.

Image
ADHD

Datos Sobre el TDAH

Los niños pueden ser impulsivos. Hay muchas cosas que prefieren hacer que sentarse en un salón de clase, comportarse en la iglesia, o reunirse para una actividad aburrida para “adultos”. Eso es normal.

Cuando ese comportamiento empieza a afectar su trabajo escolar, y provoca problemas en caso con amigos, puede ser un caso de trastorno por déficit de atención e hiperactividad (TDAH). De acuerdo con los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades, es “uno de los trastornos del neurodesarrollo más comunes en la infancia”. Es algo que los niños normalmente no superan, casi siempre dura hasta la adultez.

Sin embargo, con un diagnóstico adecuado, el TDAH puede ser tratado y controlado.

Antecedentes del TDAH

Este trastorno fue reconocido por primera vez por un doctor escocés a finales del siglo 18. En 1902, Sir George Frederic Still habló sobre el comportamiento impulsivo en niños de inteligencia típica.

La enfermedad hipercinética fue descrita por dos médicos alemanes en 1932. La condición impedía que los niños se quedaran quietos en clase y se llevaran bien con sus compañeros de escuela.  Comenzó en niños de tan solo 3 años y alcanzó su punto máximo a la edad de 6 años.

En 1937, se descubrió que la bencedrina, un estimulante, causaba una disminución en la hiperactividad del paciente. En 1954, el ritalín se convirtió en el medicamento más utilizado para tratar a los niños con TDAH.

En Números

Se estima que hasta 6 millones de niños entre 3 y 17 años de edad han sido diagnosticados con TDAH. Eso incluye:

  • 265.000 niños de 3 a 5 años
  • 2,4 millones niños de 6 a 11 años
  • 3,3 millones de niños de 12 a 17 años

Los niños tienen el doble de probabilidades de ser diagnosticados con TDAH que las niñas. Los niños negros no hispanos y los niños blancos no hispanos son diagnosticados con mayor frecuencia con TDAH (12% y 10% respectivamente) en comparación con los niños hispanos (8%) o los niños asiáticos no hispanos (3%).

El número de niños diagnosticados con TDAH ha aumentado constantemente cada año.

Síntomas Potenciales

Muchos niños tendrán problemas para concentrarse. Eso no significa que tengan TDAH. Sin embargo, es importante tener en cuenta:

  • Soñar despierto
  • Olvido
  • Perder cosas
  • Inquietud
  • Ser demasiado hablador
  • Tomar riesgos innecesarios
  • Descuido
  • Control de impulsos extremadamente pobre
  • Dificultad para turnarse
  • Dificultad para llevarse bien con los demás
  • Dificultad para mantener sus calificaciones altas. 

Causas y factores de riesgo

Los investigadores continúan buscando las causas exactas del TDAH. Algunos factores que han identificado incluyen:

  • Genética — los estudios muestran que puede ser hereditaria.
  • Medio ambiente — los factores ambientales, como la exposición al plomo, pueden aumentar el riesgo.
  • Problemas de desarrollo — los problemas con el sistema nervioso durante los momentos clave del desarrollo infantil podrían ser un factor.
  • Exposición a factores ambientales durante el embarazo —  la exposición al alcohol, alcohol o drogas durante el embarazo podría ser un factor de riesgo.  
  • Nacimiento prematuro — Este podría ser otro factor de riesgo.

Condiciones coexistentes

El TDAH puede ser extremadamente frustrante, especialmente si no se diagnostica hasta la edad adulta. Lidiar con el olvido, la falta de atención, el bajo rendimiento en la escuela, el trabajo o en las relaciones, puede conducir al desarrollo de otras afecciones. Estos incluyen:

  • Trastornos del estado de ánimo — la depresión y el trastorno bipolar son comunes. No están directamente relacionados con el TDAH, pero podrían estar relacionados debido a un patrón repetido de fracasos y frustraciones que resultan del TDAH.
  • Trastornos de ansiedad — la ansiedad puede amplificarse debido a los desafíos del TDAH.
  • Discapacidades de aprendizaje — los adultos con TDAH podrían obtener puntajes más bajos en las pruebas académicas y pueden tener mayores dificultades para comprender y comunicarse.
  • Otros trastornos — los trastornos de personalidad y los trastornos por uso de sustancias representan un mayor riesgo debido al TDAH no diagnosticado o no tratado.

Aquí para ayudar

El TDAH es común y hay tratamientos para niños y adultos. Si crees que tú o un ser querido podrían tener síntomas de TDAH, AltaMed cuenta con pediatras capacitados y profesionales de la salud conductual que pueden ayudarte. Además, en el Hospital de Niños de Los Ángeles, AltaMed cuenta con pediatras que se especializan en diagnósticos de desarrollo y comportamiento que podrían ayudar a tu hijo o adolescente. Llámanos al (323) 669-2113.

Lo que debes saber del trastorno bipolar