Image
Toilet Bladder

La importancia de una vejiga saludable

Prácticamente el único momento en el que piensas en tu vejiga es cuando está llena. Entonces, pocas cosas son más importantes que un lugar donde encontrar alivio.

Como ves, la vejiga suele pasarse por alto. Este órgano hueco, parecido a un globo, almacena orina, la cual contiene sustancias tóxicas y otros desechos filtrados de nuestros riñones. Diariamente pasamos cerca de un litro y medio de orina por la vejiga.

Como muchas otras partes del cuerpo, la vejiga cambia con la edad. Tiende a volverse menos flexible, reteniendo menos orina, lo que provoca que vayamos al baño más frecuentemente. Si se debilita, es posible que no se vacíe por completo y que se produzcan pérdidas de orina.

Talking Doctor and Patient

Está bien hablar sobre ello

La vejiga lidia con la eliminación de desechos del cuerpo. Esto puede ser un tema vergonzoso para algunos, pero no debería serlo. Tu vejiga, y su lugar en el tracto urinario, es fundamental para eliminar las toxinas del cuerpo.

Juega un rol importantísimo tanto para las mujeres como para los hombres.

Para las mujeres

Las mujeres nunca deben atribuir la incontinencia u otros problemas de la vejiga al parto o al envejecimiento. Algunas mujeres se retiran de ciertas actividades o cambian sus rutinas debido a problemas en su vejiga. Además, la mayoría de los médicos no hacen preguntas de rutina sobre el funcionamiento de la vejiga, así que es importante hablar sobre ello.

Acude a tu proveedor de salud si:
 

  • Evitas ciertas actividades debido a pérdidas de orina
  • Con frecuencia sientes una fuerte necesidad de orinar y te apresuras a ir al baño, pero no siempre logras llegar
  • Sientes la necesidad de orinar, pero no puedes
  • Notas que tu chorro de orina es cada vez más débil o sientes que no puedes vaciar la vejiga completamente.

Síntomas de infección urinaria

Las mujeres son quienes sufren de infecciones en la vejiga con más frecuencia, pero esto también les ocurre a los hombres. Algunos síntomas son:
 

  • Sangre en la orina
  • Ardor u hormigueo durante o justo después de orinar
  • Orina turbia con un fuerte olor
  • Micción frecuente
  • Fiebre baja
  • Problemas para orinar
  • Necesidad urgente y persistente de orinar
Woman Drinking Water

Consejos para la salud de la vejiga

Si bien nadie puede controlar todo lo que afecta a la vejiga, aquí te presentamos algunos pasos que pueden ayudar a mantenerla saludable.
 

  • No te aguantes. Cuando sientas la necesidad de ir, ve. Trata de orinar cada tres o cuatro horas.
  • Relájate. Es más fácil vaciar tu vejiga cuando los músculos que la rodean están relajados. Para las mujeres, eso significa sentarse en el retrete y no solo colocarse encima de él.
  • Vacíala por completo. No te apresures, o podría ser que no vacíes tu vejiga por completo, lo que puede llevar a infecciones urinarias.
  • Limpia de adelante hacia atrás. Esto es importante para las mujeres, a fin de mantener las bacterias lejos de la uretra, especialmente después de defecar.
  • Orina después del sexo. El sexo puede mover las bacterias hacia la uretra. Hombres y mujeres deberían orinar poco después de tener relaciones sexuales.
  • Haz ejercicios de Kegel. Estos ejercicios del suelo pélvico fortalecen los músculos para ayudar a evitar pérdidas de orina.
  • Usa ropa interior de algodón. Esto ayudará a mantener seca la uretra y reducir las posibilidades de crecimiento de bacterias.
  • Ejercítate. Esto ayudará a prevenir problemas de la vejiga.
  • Mantén un peso saludable. Hay más posibilidades de que se produzcan pérdidas de orina si se tiene sobrepeso.
  • Monitorea tu ingesta de líquidos. Bebidas como refrescos o aquellas con endulzantes artificiales, jugos de fruta, alimentos a base de tomate y comidas picantes, pueden empeorar los problemas de vejiga en algunas personas. Así que ten cuidado.
  • Toma abundante agua. Cuantos más líquidos bebas, más necesidad tendrás de orinar. El agua es la mejor opción. Sin embargo, consulta a tu médico, ya que las afecciones renales podrían obligarte a limitar tu ingesta de agua.
  • Limita el alcohol o la cafeína. Pueden empeorar los problemas de la vejiga.
  • Mantén la regularidad. El estreñimiento puede ejercer presión sobre la vejiga e impedir que se expanda.
  • Deja de fumar. Fumar aumenta el riesgo de cáncer de vejiga.
  • Controla tus medicamentos. Algunos pueden aumentar las probabilidades de que tu vejiga tenga pérdidas. Los medicamentos que ayudan a dormir o a relajarse pueden hacer que no te des cuenta de que necesitas orinar.

Estamos aquí para cuidar de tu salud

AltaMed se dedica a tu bienestar total. Llevamos más de 50 años ayudándote a crecer sano(a) en cada etapa de la vida. Nuestro objetivo principal es ayudarte a vivir mucho tiempo y a crecer sano, sin importar tu edad.

Ofrecemos atención para todo el mundo, incluyendo servicios preventivos y pruebas de detección adecuadas a la edad para ayudar a que te sientas lo mejor posible, apoyo para aquellos que manejan una o más condiciones crónicas, y servicios de envejecimiento adaptados a tus necesidades.

Haz clic a este enlace para buscar un doctor en tu zona o programa una cita llamando al (888) 499-9303.

Regístrate para recibir actualizaciones del COVID-19

Regístrate para recibir actualizaciones por correo electrónico sobre la información que te interesa a tí y a tus seres queridos.

Inscríbete Ahora

Image
Control médico

La tiroides desempeña un papel esencial en tu salud

Todos pueden identificarse con la luz de alerta que se enciende en el coche. Usualmente ocurre porque un sensor enterrado en algún lugar bajo el capó notó un cable suelto o un agujero en una manguera de vacío. Normalmente no es un gran problema, pero debe ser atendido pronto, antes de que se complique.

Con la tiroides es parecido. Es una glándula con forma de mariposa situada en la base y la parte delantera del cuello que bombea hormonas relacionadas con el metabolismo. Estas hormonas ayudan a controlar asuntos como la rapidez con la que quemas calorías, tu frecuencia cardíaca, o si sientes frío, cansancio o inquietud. Checar tu tiroides frecuentemente podría no ser mala idea si te sientes mal en alguna de estas áreas.

De acuerdo con la Asociación Americana de la Tiroides, más del 12% de la población americana desarrollará algún problema en esta glándula. Se estima también que aproximadamente un 60% de aquellos con enfermedades o síntomas de la tiroides, no lo sabe.

Doctora mostrando un modelo de tiroides 3D

Hipo- e Hipertiroidismo

Las enfermedades más comunes asociadas a la tiroides son el hipotiroidismo y el hipertiroidismo. El hipotiroidismo — una tiroides poco activa — afecta a cerca del 5% de los estadounidenses de 12 años en adelante. La mayoría de los casos son leves, presentan pocos síntomas. Las mujeres son mucho más propensas a desarrollarla que los hombres, además de que es más común en personas de más de 60 años.

Por otro lado, el hipertiroidismo — una tiroides hiperactiva — es menos común, afecta al 1% de los estadounidenses. También es más común en las mujeres que en los hombres y en personas mayores de 60 años. También puede llevar a desarrollar problemas de salud más graves que el hipotiroidismo si no es tratada. Entre estos problemas, se incluye:
 

  • Ritmo cardíaco irregular
  • Osteoporosis
  • Oftalmopatías de Graves, que pueden llevar a la pérdida de visión
  • Problemas menstruales y de fertilidad en mujeres

Síntomas y causas del hipertiroidismo

El hipertiroidismo en sí mismo se presenta de formas diferentes, dependiendo de la persona. Entre sus síntomas, se incluye:
 

  • Pérdida de peso a pesar del exceso de apetito
  • Ritmo cardíaco rápido o irregular
  • Fatiga, irritabilidad, nerviosismo y problemas para dormir
  • Debilidad muscular o manos temblorosas
  • Evacuaciones frecuentes
  • Sudor excesivo y problemas para tolerar el calor
  • Un crecimiento en el cuello llamado bocio

Hay varias causas potenciales, como, por ejemplo:
 

  • La enfermedad de Graves, que es cuando el sistema inmunológico ataca la tiroides
  • Sobreactividad en los nódulos de la tiroides
  • Inflamación de la glándula tiroidea
  • Demasiada cantidad de yodo
  • Una dosis demasiado alta de medicamento para el hipotiroidismo
  • Un tumor benigno de la glándula pituitaria

Las opciones de tratamiento incluyen medicación, terapia de radio yodo y cirugía.

Doctor haciendo un ultrasonido de garganta

Más sobre el hipotiroidismo

Si tienes otros problemas de salud, como la enfermedad celíaca, la diabetes, la artritis reumatoide, el lupus o una deficiencia de vitamina B12, eres más propenso a padecer de una tiroides hipoactiva. Las mujeres también pueden desarrollar hipotiroidismo durante el embarazo, pero el medicamento usualmente puede hacerse cargo de eso.

El hipotiroidismo puede provocar colesterol alto, lo cual es una buena razón para que sea tratado. En casos extremos, el hipotiroidismo no tratado puede llevar a una ralentización de las funciones corporales que pone en peligro la vida, llamada coma mixedematoso. Esta condición requiere tratamiento médico inmediato.

Algunos síntomas del hipotiroidismo son:
 

  • Depresión
  • Piel seca
  • Cabello seco o debilitado
  • Fatiga
  • Periodos abundantes o irregulares
  • Dolor articular o muscular
  • Ritmo cardíaco lento
  • Aumento de peso

Suele ser tratado con medicamento para la tiroides.

Doctora revisando a niño

Empieza por la atención primaria

En AltaMed, los doctores de atención primaria conocen una gran variedad de problemas médicos. Además de ofrecerte vacunas y revisiones de rutina (como la presión arterial, el peso, el colesterol o el azúcar en sangre), pueden ayudarte a manejar enfermedades crónicas o continuas, como el asma, la diabetes, los problemas cardíacos, la artritis y la presión sanguínea alta. Incluso pueden apoyar con tu tiroides.

Incluso si tu salud es buena, en general, un médico de atención primaria puede ayudarte a perder peso, a reducir el estrés, a ser más activo y a alcanzar otros objetivos de salud.

Contáctanos llamando al (888) 499-9303 para afiliarte con nosotros.

Image
Man Holding his Knee

No dejes que la artritis controle tu vida

Si alguna vez has visto anuncios de medicamentos para la artritis, es probable que en la mayoría aparezca un adulto de mediana edad o mayor que se agarra las manos o una rodilla mientras realiza alguna actividad como la jardinería o subir escaleras.

Esto es porque la artritis es una condición común que afecta a 58.5 millones de adultos en los Estados Unidos. Eso es cerca de un cuarto del total de la población adulta. Más de la mitad de aquellos con artritis (57.3%) se encuentran entre los 18 y los 64 años de edad.

Si bien puede ser doloroso y, en algunos casos, debilitante, se puede controlar al grado de que el paciente consiga llevar una vida sana y activa con la dieta, el ejercicio y la medicación adecuados.

Mujer dándose masaje en sus manos

Entendiendo la artritis

Los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades definen la artritis como la hinchazón de al menos una articulación. Esto puede describir a más de 100 condiciones que afectan tanto a las articulaciones como al tejido alrededor de estas y a otros tejidos conectivos. Los síntomas más comunes son el dolor y la rigidez de las articulaciones. 
 

  • Osteoartritis — Esta es la forma más común de artritis, que se produce con mayor frecuencia en las manos, las caderas y las rodillas.
  • Artritis reumatoide — También llamada AR, es una enfermedad autoinmune. Sucede cuando el sistema inmunitario ataca por error a las células sanas.
  • Gota — Es una forma de artritis causada por la acumulación de ácido úrico en las articulaciones. Puede ser extremadamente dolorosa.
  • Fibromialgia — Provoca dolor en todo el cuerpo. También puede provocar problemas de sueño, fatiga y malestar mental y emocional.
  • Lupus — Se trata de otra enfermedad autoinmune que afecta a numerosas partes del cuerpo porque el sistema inmunitario no puede distinguir entre tejidos sanos o bacterias y virus.
Madre e hija haciendo ejercicio

Viviendo con artritis

Tú desempeñas un papel importante en la gestión de tu vida con artritis. Una forma de cuidarte es aprendiendo todo lo posible tras el diagnóstico. También es importante vigilar cuándo y dónde se siente el dolor. Esto los ayudará a ti y a tu médico a elaborar un plan. Asegúrate de avisar a tu médico si tu dolor cambia.

Es importante que:
 

  • Sigas moviéndote — Realiza cada día suaves estiramientos para que tus articulaciones alcancen su máxima amplitud de movimiento.
  • Adoptes una buena postura — Trabaja con un fisioterapeuta para aprender a sentarte, levantarte y moverte correctamente.
  • Conozcas tus límites — No te sobrecargues de trabajo.
  • Controles tu peso — Los cambios pequeños y permanentes conducen a una pérdida de peso gradual, lo cual es importante. El exceso de peso puede causar dolor articular y otras complicaciones.
  • Dejes de fumar — Estresa los tejidos conectivos, lo que puede causar dolor de artritis.
Hombre nadando

Elige las actividades correctas

El movimiento es importante para mejorar las funciones diarias, el estado de ánimo y la calidad de vida. Un buen objetivo es al menos 30 minutos de ejercicio moderadamente intenso al día. Sin embargo, hay que tener cuidado con lo que se hace. Caminar, montar en bicicleta y nadar son buenas actividades, ya que no suponen una mayor tensión para las articulaciones.

Entre las actividades que deberías evitar, se incluye:
 

  • Correr
  • Saltar la cuerda
  • Tenis
  • Aeróbicos de alto impacto

Aléjate de cualquier actividad que implique movimientos estresantes y repetitivos.

Mujer con dolor de cuello

No te desanimes

Aunque sentir dolor al realizar actividades que solías hacer con regularidad puede ser desalentador, es importante no dejar que esos sentimientos te abrumen o te lleven a pensamientos desesperados. Eso solo hará que tu dolor empeore.

Las medidas que puedes tomar son:
 

  • Terapia de relajación — meditar, respirar profundamente, escuchar música o escribir un diario son algunas de las cosas que puedes hacer para relajarte y aliviar el dolor.
  • Terapia de frío y calor — Utilizar almohadillas térmicas y tomar baños calientes puede ayudar a aliviar el dolor de forma temporal. No utilices las almohadillas térmicas más de 20 minutos seguidos para no quemarte. Las bolsas de hielo también pueden aliviar el dolor y la inflamación.
  • Terapia de masaje — Puede ayudar a aliviar el dolor y la rigidez temporalmente. Asegúrate de que el terapeuta sepa dónde te afecta la artritis.
  • Terapia de conversación — Combinada con la modificación de la conducta, puede ayudar a identificar y romper los pensamientos y actividades autodestructivas.
  • Acupuntura — Algunas personas encuentran alivio mediante el tratamiento con un acupunturista capacitado. Sin embargo, pueden pasar varias semanas antes de notar mejoría.

Encuentra ayuda en AltaMed

Si tienes un dolor que crees que puede ser artritis, habla con tu médico cuanto antes. Si lo detecta en las primeras etapas, tu médico podría sugerir algunos cambios sencillos en tu estilo de vida que te permitirán seguir moviéndote y sintiéndote saludable durante años. Si aún no cuentas con un médico, busca el centro de AltaMed más cercano y llámanos.

 
 

La importancia de una vejiga saludable