Image
Man Happy

De la concientización a la aceptación de las personas con autismo

Todos hemos escuchado el término “autista” o la frase “en el espectro”. ¿Pero qué significan estas frases? ¿Qué ES el espectro? 

El “espectro” es el amplio rango de síntomas relacionados con el Trastorno del Espectro Autista (TEA) o Autismo, para abreviar, una condición relacionada con el desarrollo del cerebro que afecta la forma en que uno se percibe y se relaciona con los demás. Puede provocar dificultades en la comunicación y las interacciones sociales.  

Abril es el Mes Mundial del Autismo. Organizaciones que apoyan a familias que se enfrentan al autismo diariamente están trabajando para pasar de la concientización a la aceptación, pues el TEA no afecta a todos de la misma manera.  

Padre abrazando su hijo

¿A quién afecta?

Uno de cada 44 niños menores de 8 años fue identificado con TEA de acuerdo con la Red de Vigilancia del Autismo y las Discapacidades del Desarrollo (ADDM) de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades. Afecta todas las razas, etnias y grupos socioeconómicos. Sin embargo, es cuatro veces más común en hombres que en mujeres. 

Las causas no están claras; no obstante, los investigadores han descartado cualquier relación entre las vacunas infantiles y el trastorno. Se cree que influyen una combinación de factores biológicos, ambientales y genéticos. De acuerdo con los CDC: 
 

  • La mayoría de los científicos coinciden en que los genes son uno de los factores de riesgo que hacen más probable el desarrollo del TEA. 

  • Los niños con un hermano(a) con TEA tienen un mayor riesgo de padecerlo. 

  • Las personas con determinadas condiciones cromosómicas, como el síndrome del cromosoma X frágil o la esclerosis tuberosa, tienen más posibilidades de padecer TEA. 

  • Las pruebas sugieren que el período crítico para el desarrollo del TEA se produce antes, durante e inmediatamente después del nacimiento. 

  • Los niños nacidos de padres mayores tienen un mayor riesgo de padecer TEA. 

¿En qué hay que fijarse?

Según la Asociación Nacional de Autismo, entre el 80% y el 90% de los padres de niños con autismo observan síntomas de TEA en sus hijos cuando estos cumplen dos años. Intervenir pronto puede tener un impacto positivo en el éxito del niño(a) a largo plazo. 

La NAA recomienda utilizar el acrónimo SPOT para buscar las primeras señales de autismo. 
 

  • S. Diferencias sociales — evita el contacto visual, muestra desinterés por otros niños, tiene patrones de juego extraños. 

  • P. Diferencias sensoriales persistentes — se altera con los sonidos cotidianos; reacciona de forma exagerada o insuficiente a las luces, los olores, los sabores o las texturas. 

  • O. Comportamientos obsesivos — como agitar las manos, balancearse de un lado a otro, concentrarse en un objeto o actividad. 

  • T. Retraso en el habla — poco o ningún balbuceo al año de edad; sin palabras a los 16 meses; parece sordo(a); pierde las habilidades verbales o el lenguaje que ya había desarrollado.

profesor y alumno en clase

Opciones de tratamiento

El tratamiento del TEA se centra en reducir el efecto de los síntomas en la vida cotidiana. El abanico de fortalezas y desafíos de las personas con autismo varía enormemente, ya que, como hemos dicho, el TEA afecta a las personas de forma diferente. 

Los tratamientos suelen contar con la participación de varios profesionales y funcionan de forma personalizada. Se administran en entornos comunitarios, educativos, sanitarios o domiciliarios, o bien, con una combinación de algunos o de todos ellos. 

La comunicación es importante para que todos los proveedores de salud trabajen con objetivos similares y apoyen el progreso y las expectativas establecidas para el paciente. 

Los tratamientos suelen formar parte de las siguientes categorías: 
 

  • Conducta — El Análisis de Conducta Aplicado es un tratamiento conductual que fomenta las conductas deseadas y desalienta las no deseadas para mejorar las habilidades. 

  • Desarrollo — Se centran en el habla, el lenguaje, la actividad física y otras habilidades relacionadas. 

  • Educativo — Administrado en un entorno de clase, esta categoría de tratamiento proporciona a los profesores formas de ajustar la estructura del aula para mejorar los resultados en los alumnos con autismo. 

  • Social-relacional — Estos tratamientos ayudan a crear vínculos emocionales y a menudo implican a los padres o a los compañeros mentores. 

  • Farmacológico — No hay medicación para el TEA, pero se utilizan algunos medicamentos para síntomas concurrentes como la hiperactividad, la ansiedad o la depresión. 

  • Psicológica — La terapia cognitivo-conductual es un ejemplo de enfoque que se centra en las conexiones entre pensamientos, sentimientos y comportamientos. 

  • Complementarios y alternativos — ha aumentado el uso de enfoques no tradicionales, como dietas especiales, terapia con animales, atención plena, terapia artística o cuidados quiroprácticos. 

Podemos responder a tus dudas

AltaMed está disponible para proporcionar atención especializada a los recién nacidos, dándoles el mejor comienzo en la vida. Esto incluye vacunas y exámenes apropiados para su edad. Nuestros pediatras también tienen información sobre las etapas del desarrollo de la primera infancia y pueden hablar contigo sobre cualquier preocupación que puedas tener durante los primeros años de vida de tu hijo(a). También pueden ayudarte a encontrar especialistas en áreas como la neurología infantil y la conducta pediátrica del desarrollo. 

Empieza poniéndote en contacto con nosotros hoy mismo, llama al (877) 462-2582

Regístrate para recibir actualizaciones del COVID-19

Regístrate para recibir actualizaciones por correo electrónico sobre la información que te interesa a tí y a tus seres queridos.

Inscríbete Ahora

Image
Niño y mamá

Lo que debes saber sobre los indicadores del desarrollo

Los primeros años de vida de un bebé son cruciales para su desarrollo. Cómo se mueven, actúan, hablan y responden a diferentes estímulos son señales de si están yendo por buen camino en su crecimiento, es decir: etapas del desarrollo.

Todos los niños deberían ser capaces de hacer ciertas cosas desde los dos meses hasta los cinco años. Algunos irán más a prisa, mientras que otros podrían quedarse un poco atrás. Para los padres es importante saber qué observar en el desarrollo del niño, y cuándo puede ser necesario llamar a un doctor.

Los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC) cuentan con numerosos recursos para identificar las etapas del desarrollo, junto con una aplicación móvil gratuita que los padres pueden usar para darle seguimiento. No obstante, aquí te presentamos una línea del tiempo que también te puede ser útil:

Dos meses

La mayoría de los bebés comenzarán a sonreírle a la gente. Tratarán de mirar a sus padres y podrán calmarse a sí mismos chupándose las manos, aunque sea brevemente. Comenzarán a arrullarse y a gorgotear, y seguirán los sonidos de su alrededor. En esta etapa, prestarán atención a las caras y empezarán a seguir objetos con sus ojos. Podrán sostener su cabeza y empezar a empujar hacia arriba cuando estén tumbados boca abajo.

Habla con tu doctor si tu bebé:
 

  • No responde a sonidos fuertes
  • No sigue los objetos en movimiento con la mirada
  • No sonríe a las personas
  • No se lleva las manos a la boca
  • No puede sostener su cabeza cuando está tumbado boca abajo

Seis meses

A esta edad la mayoría de los bebés reconocen a sus padres y disfrutan jugar con ellos. También les gusta mirarse a sí mismos en el espejo y hacer sonidos en respuesta a otros. Comenzarán a juntar vocales cuando balbuceen y a responder a su nombre. Se llevarán cosas a la boca, pasarán objetos entre sus manos y tratarán de tomar cosas que estén fuera de su alcance. Para los seis meses deberían poder rodar de atrás hacia adelante, y viceversa. Empezarán a sentarse sin apoyo y podrán sostener su peso estando de pie. Algunas veces se arrastrarán hacia atrás.

Habla con tu doctor si tu bebé:
 

  • No trata de alcanzar las cosas
  • No muestra afecto por sus cuidadores
  • No responde a los sonidos de su alrededor
  • Tiene dificultades para llevarse cosas a la boca
  • No hace sonidos de vocales
  • No se da la vuelta
  • No se ríe ni llora
  • Parece rígido(a) o se cae como muñeco(a) de trapo
Mamá sonriendole a su bebé

12 meses

Para el primer año deberían al menos ser tímidos con extraños y llorar si sus cuidadores se ausentan. Tendrán cosas y personas favoritas. Mostrarán miedo. Te entregarán un libro cuando quieran escuchar un cuento, te ayudarán a que los vistas y repetirán sonidos y acciones para llamar la atención. Dirán que “no” con la cabeza y se despedirán con un “adiós”. Tratarán de repetir las palabras que dices y de responder a peticiones verbales simples. Empezarán a hacer cosas correctamente, como beber de una taza o cepillarse el cabello. Comenzarán a golpear, sacudir y lanzar cosas. Deberían ser capaces de mirar a la imagen de cierto objeto cuando este sea nombrado, de pararse solos, de dar algunos pasos sin sostenerse, de sentirse cómodos caminando mientras se sostienen de un mueble y de levantarse sin ayuda.

Habla con tu doctor si tu bebé:
 

  • No gatea
  • No puede pararse con apoyo
  • No busca las cosas que escondas
  • No dice palabras como “mamá” o “dada”
  • No apunta a las cosas
  • No sacude su cabeza ni saluda
  • Pierde habilidades que antes tenía

18 meses

Las rabietas pueden empezar en esta época. Los niños empezarán a usar su imaginación cuando jueguen, también les entregarán cosas a otros. Usualmente tendrán miedo de los extraños y serán afectuosos con la gente de su ambiente. Comenzarán a explorar por su cuenta si sus padres están cerca de ellos. Deberían tener un vocabulario conformado por varias palabras, incluyendo “no”, y apuntarán hacia las cosas para mostrar lo que quieren. Sabrán lo que son los objetos comunes, harán garabatos y podrán seguir órdenes verbales simples. A estas alturas, deberían ser capaces de subir escalones y correr. También podrían tomar sus juguetes cuando caminen, ayudar a desvestirse solos, beber de las tazas y comer con una cuchara.

Habla con tu doctor si tu niño(a):
 

  • No puede caminar
  • No le muestra cosas a los demás
  • No aprende nuevas palabras
  • No tiene al menos seis palabras en su vocabulario
  • No se da cuenta o no le da importancia a que sus cuidadores se aparten o regresen
  • No sabe para qué son los objetos cotidianos
  • No copia a los demás
Little Girl Playing on a Slide

Dos años

A esta edad, tu hijo(a) mostrará más independencia e incluso rebeldía. Se emocionará cuando esté cerca de otros niños y jugará con ellos con más frecuencia. Copiará el comportamiento de otros y señalará las cosas o las fotos de ciertos objetos cuando estos sean nombrados. También debería saber los nombres de personas y partes del cuerpo que le son familiares, señalar cosas en los libros y formar frases con dos o cuatro palabras. Empezará a construir con bloques, a clasificar formas y colores, a jugar juegos sencillos de simulación, a utilizar una mano más que la otra, a completar frases y rimas de libros conocidos y a seguir instrucciones como "recoge tu ropa y ponla en la cesta". Por último, podría subirse a los muebles sin ayuda, subir y bajar escaleras agarrado del barandal, lanzar pelotas, ponerse de puntitas y empezar a correr.

Habla con tu doctor si tu niño(a):
 

  • No utiliza frases simples de dos palabras
  • No sabe qué hacer con objetos comunes, como cucharas o tazas
  • No copia acciones ni palabras
  • No puede seguir instrucciones simples
  • No puede caminar con firmeza
  • Pierde habilidades que antes tenía
Una niña y su madre en una cita con el médico

El desarrollo continúa

La Academia Americana de Pediatría recomienda realizar pruebas de desarrollo general hasta los 30 meses, y de autismo hasta los 18 y los 24 meses. Los CDC cuentan con directrices acerca de otros indicadores del desarrollo que deben esperarse hasta los cinco años, junto con advertencias sobre cuándo contactar al doctor.

AltaMed ofrece una completa gama de servicios pediátricos, incluyendo vacunas y exámenes apropiados para la edad del niño(a). Para obtener información o hacer una cita, llama al (888) 499-9303.

Image
manos

Mitos y realidades acerca de la mortalidad infantil

Traer a un recién nacido a casa puede ser una experiencia intimidante. Has pasado meses preparando tu hogar para esta personita y entonces, por fin, allí está. Todo lo que has imaginado es real.

Pero también hay riesgos. No es alentador saber que existe el síndrome de muerte súbita infantil (SMS), un término utilizado para describir la muerte de un bebé de menos de un año, sin razón aparente. El síndrome de muerte súbita del lactante (SMSL) es una enfermedad bien conocida por la mayoría de las personas: su causa radica en una asfixia accidental durante el sueño.

Es aterrador pensar que por la noche podrías llevar a tu bebé a la cama y que por la mañana podría no despertar. Sin embargo, esto es raro. Cada año, de 3.6 millones de nacimientos, tan solo ocurren 3,400 muertes súbitas del lactante.

El misterio del SMSL y el SMS ha llevado a muchos mitos y percepciones erróneas.

Doctor y Bebe

Es hora de romper algunos mitos

Los doctores han tenido conocimiento sobre el SIDS durante décadas, y aunque aún no se sabe cómo prevenirlo, existen algunas formas efectivas que sirven para disminuir los factores de riesgo. De ellos hablaremos enseguida.

La falta de conocimiento ha sido el origen de muchos mitos. Te presentamos algunos de ellos, junto con su respectiva realidad.
 

  • La muerte súbita es contagiosa — El SMSL no está causado por una infección, por lo tanto, no se puede contraer ni esparcir a otras personas.
  • Es causada por la cuna — No precisamente, sin embargo, algunas características del ambiente en donde se duerme pueden aumentar los riesgos de muerte súbita o de otras causas de muerte infantil relacionadas.
  • Los bebés se ahogan si vomitan mientras duermen boca arriba — Automáticamente, los bebés tragan o tosen cualquier líquido que vomitan, por eso es más seguro para un bebé dormir de espaldas.
  • Las vacunas causan SMSL — Recientes estudios han demostrado que las vacunas pueden proteger contra el síndrome de muerte súbita.
  • El SMSL puede afectar a bebés de cualquier edad — Suele ocurrir en bebés entre el año y los cuatro meses, y el riesgo disminuye luego de que el bebé alcanza su primer cumpleaños.
Mujer Embarazada

Factores que contribuyen

La causa exacta del SMSL puede ser desconocida, pero hay algunos factores ambientales y físicos que son comunes en la mayoría de los casos.

Entre los factores físicos, se incluye:
 

  • Defectos del cerebro. A menudo, la parte del cerebro que controla la respiración y el despertar no funciona correctamente.
  • Bajo peso al nacer. Esto podría contribuir al desarrollo inmaduro del cerebro y ser un motivo por el cual algunos procesos automáticos del cerebro no funcionan correctamente.
  • Infección respiratoria. Los resfriados y otras enfermedades pueden dificultar la respiración del bebé.

Entre los factores ambientales, se incluye:
 

  • Dormir sobre el estómago o de costado. Muchas veces suele ser más fácil para un bebé dormir de espaldas.
  • Dormir sobre una superficie suave. Una cama de agua, una almohada o una colcha suave puede provocar que el bebé vuelva a respirar el aire que exhale, lo cual reduce su ingesta de oxígeno.
  • Compartir cama. El riesgo aumenta cuando el bebé comparte cama con sus padres, hermanos o mascotas.
  • Sobrecalentamiento. El riesgo aumenta cuando el bebé está demasiado abrigado.

Factores de riesgo:

El SMSL puede afectar a cualquier bebé, sin embargo, el riesgo es mayor en niños con las siguientes características:
 

  • Varones
  • Niños entre los dos y los cuatro meses
  • Niños no blancos
  • Niños que conviven con fumadores
  • Nacimiento prematuro

Otros factores contribuyentes incluyen un historial familiar de SMSL, madres menores de 20 años que proporcionan una atención prenatal inadecuada, y padres que fuman, consumen drogas o toman alcohol.

Bebe

Disminuyendo los riesgos

No hay forma segura de prevenir el síndrome de muerte súbita, pero hay algunos pasos que toda familia puede tomar para ayudar a su bebé a dormir a salvo por las noches.
 

  • Sobre la espalda — Acuesta a los bebés sobre su espalda durante el primer año de su vida o hasta que puedan rodar consistentemente de atrás hacia adelante.
  • Vaciar la cuna — Utiliza un colchón firme y limita los juguetes, las mantas y las almohadas que puedan asfixiar al bebé.
  • No sobreabrigues a tu bebé — No es necesario añadir fundas para mantener al bebé caliente.
  • Comparte habitación — Mantén al bebé en la habitación donde duermes, durante al menos un año.
  • Amamanta si es posible — Hacer esto durante al menos seis meses puede disminuir el riesgo.
  • Vacuna — Hay algunas pruebas de que las vacunas pueden ayudar a prevenir el SMSL.

Cuidados para las mamás y los bebés

En AltaMed, pensamos sobre los mejores métodos de cuidado para las madres y sus bebés — incluso antes de que estos nazcan. Proporcionamos a las futuras mamás, a las aspirantes a mamás y a las nuevas mamás una atención especializada para que gocen de la mejor salud y puedan transmitir esa buena salud a su bebé.

Ofrecemos una variedad de servicios de planificación familiar, incluyendo visitas a consulta para la salud de la mujer. Además, nuestros pediatras pueden cuidar de tu bebé hasta que este haya crecido del todo, administrar vacunas y proporcionarle las revisiones adecuadas.

Usa nuestro buscador para encontrar a un médico acorde con tus necesidades, como el género con el que te sientes más cómodo, el idioma que prefieres y la ciudad. En AltaMed encontrarás grandes médicos que podrán mantenerte a ti y a toda tu familia saludables.

De la concientización a la aceptación de las personas con autismo