Image
Girl Putting her Headset to Run

Cómo las mujeres pueden asegurarse de que su salud va por buen camino

El COVID-19 no parece ir a ninguna parte. Pero tampoco lo son el cáncer de mama, el cáncer de cuello uterino, las enfermedades del corazón o la diabetes.

Hemos centrado gran parte de nuestra atención en proteger a nuestras familias y a nosotros mismos del coronavirus posiblemente llevándonos a descuidar las pruebas de detección vitales necesarias para protegernos de estas otras enfermedades potencialmente mortales.

Los exámenes de salud se han desplomado desde el comienzo de la pandemia según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades. Las mujeres han renunciado o retrasado importantes exámenes de detección de cáncer de mama y de cuello uterino. La expectativa es que esto podría conducir a más casos en etapas posteriores.

Lo mismo se aplica a las pruebas de detección de enfermedades del corazón, diabetes y otros procedimientos de detección preventiva. Pero no tiene por qué ser así. AltaMed va más allá para proteger tu salud, incluidas las visitas de telesalud y mantener las instalaciones limpias y esterilizadas de acuerdo con los más altos estándares establecidos por los CDC.

Si bien algunas condiciones y problemas comunes se pueden solucionar con una conversación telefónica o por videollamada con tu doctor, aún existen muchos tratamientos y servicios preventivos para mujeres que deben realizarse en persona, como mamografías de rutina, pruebas de Papanicolaou, exámenes de presión arterial y evaluaciones. Para determinar si estás tomando la dosis correcta de medicamento.

Muchas de estas visitas están cubiertas sin cargo por tu plan de salud, ¡así que llámanos para obtener detalles y programar una cita!

Woman in Mammogram X-Ray Test

Por qué necesitas una mamografía

Las mujeres tienen una probabilidad de 1 en 8 de desarrollar cáncer de mama en el transcurso de su vida. Una mamografía, una imagen de rayos X del seno, es la mejor manera de detectar temprano un posible cáncer de mama.

Tu historial familiar único y tus factores de riesgo personales determinarán cuándo debes comenzar a hacerte mamografías. El Grupo de Trabajo de Servicios Preventivos de EE. UU recomienda que las mujeres sanas de riesgo promedio se hagan una mamografía una vez cada dos años desde los 50 hasta los 74 años. Tu doctor podría recomendarte que te hagas una mamografía tan pronto como a los 40 años si uno de tus padres, hermanos o hijos ha tenido cáncer de mama.

También se recomienda que te familiarices con el aspecto y la sensación normales de tus senos. Si esto cambia, programa una cita para ver a tu doctor.

Con qué frecuencia debes realizar pruebas de detección del cáncer de cuello uterino

El cáncer de cuello uterino solía ser una de las causas más comunes de muerte entre las mujeres en los Estados Unidos. Los avances en las pruebas de Papanicolaou, incluido un mayor uso, redujeron drásticamente las muertes por cáncer de cuello uterino.

El Grupo de Trabajo de Servicios Preventivos de EE UU recomienda:

  • Hacerte una prueba de Papanicolaou cada tres años si tienes entre 21 y 29 años.
  • La prueba de Papanicolaou con prueba específica de VPH cada cinco años es rutinaria si tienes entre 30 y 65 años.

Tu doctor te hará recomendaciones basadas en tu propio historial de salud único y tu historial familiar.

Doctor Explaining the Results Analysis

Programa tu visita del examen integral para la mujera

El Colegio Estadounidense de Obstetras y Ginecólogos recomienda que la primera visita se realice entre los 13 y los 15 años. Las visitas del examen integral para la mujer son esenciales y deben programarse además de las mamografías y las pruebas de Papanicolaou.

Debido a que las visitas del examen integral para la mujer se enfocan en la atención preventiva, cada visita puede ser ligeramente diferente según tu edad y necesidades de salud únicas. Tu visita puede incluir:

  • Vacunas apropiadas para la edad (por ejemplo, la vacuna contra la influenza o una inyección TD, si es necesario)
  • Exámenes de salud apropiados para la edad, que podrían incluir controlar tu presión arterial o un examen del piso pélvico
  • Recomendaciones para pruebas adicionales para detectar cáncer, diabetes, osteoporosis, infecciones de transmisión sexual (ITS) o depresión, según sea necesario.

Es probable que tu doctor te pregunte sobre tu historial de salud y tus objetivos de salud. Ellos te ofrecerán recomendaciones para ayudarte a lograr esos objetivos. Para aprovechar al máximo estas visitas, ven

Estamos aquí para cada edad y cada etapa de tu vida

Confía en AltaMed para satisfacer tus necesidades de salud únicas. Desde atención primaria y especialistas hasta odontología, servicios de salud mental y farmacia, nos dedicamos a cuidar a las mujeres y sus seres queridos. Programa una cita hoy.

Regístrate para recibir actualizaciones del COVID-19

Regístrate para recibir actualizaciones por correo electrónico sobre la información que te interesa a tí y a tus seres queridos.

Inscríbete Ahora

Image
Mujer

Mamografías: Una poderosa herramienta para la detección temprana del cáncer de mama

La Sociedad Americana Contra el Cáncer estima que este año serán diagnosticados más de 330,000 casos nuevos de cáncer de mama. Este tipo de cáncer es el segundo más común en mujeres estadounidenses, precedido por el cáncer de piel. Hay una probabilidad de que 1 de cada 8 mujeres desarrolle cáncer de mama en algún momento de su vida.

Esto no sorprende, considerando que después del cáncer de pulmón, el cáncer de mama es la mayor causa de muerte por cáncer en la población femenina. Tan solo este año, más de 43,000 mujeres perderán la vida a causa de este tipo de cáncer.

Desde 2007, las tasas de mortalidad por cáncer de mama se han mantenido relativamente estables en mujeres menores de 50 años, y han disminuido en mujeres mayores, cayendo cada año un 1% desde 2013 hasta 2018. 

Se cree que una de las razones de este descenso es la detección temprana como resultado de una mejora en las técnicas de detección, y una herramienta extremadamente poderosa en la lucha contra el cáncer de mama es la mamografía.

¿Qué es una mamografía?

Una mamografía es una radiografía de la mama que puede ayudar a los médicos a detectar signos de cáncer. Se considera uno de los mejores métodos para detectar cáncer de forma temprana, algunas veces hasta muchos años antes de que se manifieste.

El Grupo de Trabajo de Servicios Preventivos de Estados Unidos recomienda a las mujeres que se hagan una mamografía cada dos años a partir de los 50 años. Cualquier mujer con un pariente cercano (padres, hermanos o hijos) que haya padecido cáncer de mama debe hablar con su médico acerca de hacerse la mamografía antes.

Las mamografías de control terminan cuando no hay síntomas o signos de cáncer. Estas usualmente implican tomar al menos dos imágenes de cada mama. 

Las mamografías de diagnóstico terminan cuando hay evidencia de cáncer de mama, como un bulto, dolor de pecho, engrosamiento de la piel de las mamas, cambio en el tamaño de las mamas o secreción del pezón. Las mamografías de diagnóstico usualmente toman más tiempo y requieren más imágenes.

Doctora revisando una radiografía de cerebro

Pros y contras

La detección temprana con radiografías de las mamas ha demostrado reducir el número de muertes por cáncer en mujeres de 40 a 74 años, especialmente en aquellas de más de 50. Hasta ahora no ha habido estudios que demuestren los beneficios del chequeo regular en mujeres menores de 40 años.

Al igual que con cualquier procedimiento sanitario, los pacientes deben hablar con sus doctores acerca de los beneficios y riesgos de una radiografía. Si bien las mamografías son una gran herramienta, hay algunos riesgos a considerar:
 

  • Falsos positivos — A veces los radiólogos encuentran una anomalía que no necesariamente es cáncer. Cualquier anomalía debe ser objeto de seguimiento con una mamografía de diagnóstico, una ecografía o una biopsia. Los falsos positivos pueden ser motivo de ansiedad y son más comunes en mujeres jóvenes.
  • Sobrediagnóstico y sobretratamiento — Algunas mamografías de control detectan tumores no invasivos en el revestimiento de los conductos mamarios, llamados ductal carcinoma in situ (DCIS), los cuales deben ser tratados, mas no ponen en riesgo la vida. 
  • Falsos negativos — El cáncer no se detecta en un 20% de las mamografías de control. Esto puede llevar a un retraso en el tratamiento, que suele ocurrir cuando las mujeres tienen mayor densidad mamaria.
  • No siempre se salva la vida — La detección no siempre da un resultado positivo. Es posible que el cáncer ya se haya extendido, o que la mujer tenga otros problemas de salud que pongan en riesgo su vida. 
  • Radiación — La cantidad de radiación de una mamografía es bastante reducida, sin embargo, la exposición repetida a ella puede originar cáncer. Los beneficios suelen ser mayores que los riesgos, pero es importante que, como paciente, hables con tu médico al respecto.

Si te vas a someter a una mamografía por primera vez, hay algunos aspectos que deberás considerar. Tu mamografía puede requerir de un seguimiento con ecografía o de una conversación con tu médico. 

 Mujeres hablando en el hospital

Atendiendo tus necesidades únicas

Las mujeres tienen necesidades de salud únicas en cada etapa de sus vidas — ¡desde la adolescencia a la maternidad y más allá! Como hemos dicho, la población femenina tiene más riesgo de desarrollar cáncer de mama, enfermedades cardíacas, problemas de tiroides y derrames cerebrales, por tanto, requiere de una atención que tome en cuenta todas sus necesidades. 

El experimentado equipo de médicos bilingües de AltaMed se enorgullece de mantenerte sana a cualquier edad y de ofrecer atención personalizada y discreta para tu bienestar físico y mental. A través del Departamento de Servicios Sanitarios del Estado de California, el programa Cada Mujer Cuenta (EWC) ofrece pruebas gratuitas de detección del cáncer, incluyendo mamografías. Las mujeres que no reúnen los requisitos para someterse a estas pruebas pueden pedir que se les remita a opciones de bajo costo. 

Deja que nuestro equipo certificado de asesores bilingües te ayude a explorar nuestras opciones para que encuentres el programa que mejor se adapte a ti y tu familia.

Image
Mano en la cabeza, menopausia

La menopausia es más que el final de tu menstruación

Normalmente pensamos que la mujer entra en la menopausia después de que han pasado doce meses de su último período menstrual; de hecho, la palabra menopausia literalmente significa "el final de los ciclos mensuales". Sin embargo, incluso antes de que termine tu vida menstrual, comienzan a producirse cambios hormonales importantes en tu cuerpo. Estos cambios pueden durar años y afectan a cada mujer de distintas maneras.

AltaMed está aquí para ayudarte con algunas respuestas y orientación sobre lo que tú o tu pareja pueden experimentar o esperar, a medida que se acercan a los 40 y 50 años.

Mujer bebiendo café mientras mira por la ventana

Cambio en las hormonas

La transición hacia la menopausia comienza cuando los ovarios producen menos hormonas estrógeno y progesterona. Esta etapa se llama perimenopausia. Por lo regular, comienza entre los 45 y los 51 años de edad; pero algunas mujeres comienzan la perimenopausia desde los 30 años. La perimenopausia puede durar entre cuatro y ocho años.

Durante este tiempo pueden aparecer varios síntomas, como son:
 

  • Cambio en los periodos menstruales. Estos se vuelven irregulares, pueden ser más cortos o más largos, así como más pesados ​​o más ligeros.
  • Sofocos o sudores nocturnos.
  • Dificultad para dormir.
  • Sequedad vaginal.
  • Cambios de humor.
  • Depresión.
  • Problemas de concentración.
  • Pérdida o cambio de textura del cabello (por ejemplo, se vuelve más seco o quebradizo).
  • Más vello facial.
  • Aumento de peso.
Médico con portapapeles

La terapia hormonal puede ayudar

Debido a los síntomas de la menopausia, las mujeres llegan a buscar la ayuda de sus doctores, quienes podrían recomendar la terapia hormonal (también llamada terapia de reemplazo hormonal). Estos tratamientos intentan disminuir la gravedad de los síntomas y compensar los niveles reducidos de estrógeno y progesterona. Los tratamientos pueden incluir sólo estrógeno o sólo progestina, una combinación de las dos hormonas, o una combinación de estrógeno y otros medicamentos.

No se recomienda la terapia hormonal para todas las mujeres. Algunas mujeres sufren efectos secundarios moderados, que pueden ser la retención de líquidos y cambios de humor. Algunos tipos de terapia pueden aumentar los riesgos de coágulos sanguíneos y derrames cerebrales. Es importante que le preguntes a tu proveedor de atención médica sobre las diferentes opciones, y que te asegures de que esté al tanto de cualquier condición médica que padeces.

Adulto mayor conversando con doctor

Las preocupaciones de salud con la menopausia

Todos corremos más riesgos de salud a medida que envejecemos. Las mujeres, sin embargo, enfrentan mayores riesgos de desarrollar algunas enfermedades porque sus niveles de estrógeno y progesterona son extremadamente bajos a causa de la menopausia. Esas condiciones incluyen:
 

  • Enfermedad cardíaca: El estrógeno ayuda a que los vasos sanguíneos se mantengan relajados. Una vez que desaparece, el colesterol puede comenzar a acumularse en las paredes de las arterias.
  • Derrame cerebral: El riesgo se duplica cada década después de los 55 años de edad. La acumulación de colesterol es otra posible causa.
  • Osteoporosis: Sin estrógeno, las mujeres pierden masa ósea con más rapidez, lo que podría provocar que los huesos se rompan con mayor facilidad.
  • Niveles nocivos de plomo en la sangre: Cualquier exposición al plomo a lo largo de la vida se almacena en los huesos. Si los huesos se rompen debido a la osteoporosis, es posible que el plomo se libere en la sangre. Eso aumenta el riesgo de hipertensión arterial y endurecimiento de las arterias. También puede afectar el pensamiento.
  • Incontinencia urinaria: Los niveles más bajos de estrógeno podrían debilitar la uretra y dificultar el control al orinar.
Mujer haciendo ejercicio con mancuernas

Tomando el control de tu salud

La menopausia no tiene por qué ser una etapa problemática. El mantenerte saludable puede ayudarte a enfrentar mejor estos cambios relacionados con la edad.
 

  • Deja de fumar: El fumar daña los huesos y puede provocar enfermedades cardíacas.

  • Ejercicio: Con sólo 30 minutos de actividad física al día ayudas a los huesos, el corazón y el estado de ánimo. El ejercicio con pesas (mientras estés de pie resistiendo la gravedad) puede ayudar a fortalecer los huesos y combatir la osteoporosis.

  • Come bien: Come una variedad de frutas, verduras, granos saludables y proteínas magras para nutrir tu cuerpo.

  • Sumplementos: A medida que envejeces, es posible que necesites más vitaminas B12, B6 y D. Pídale recomendaciones a tu doctor.

  • Practica sexo seguro: No puedes quedar embarazada después de la menopausia, pero aún puedes contraer una infección de transmisión sexual por relaciones sexuales sin protección.

  • Busca asesoramiento si lo necesitas: Los cambios de humor y los sentimientos de depresión o ansiedad son comunes durante la menopausia. No descartes estos sentimientos como "sólo son las hormonas". Si estos sentimientos negativos persisten e interfieren con tu capacidad para disfrutar de tu vida, busca ayuda.

Sigue yendo a AltaMed para tus visitas de salud integral para la mujer según tu edad

Todas las mujeres necesitan chequeos y exámenes de detección de rutina a lo largo de su vida, incluso antes, durante y después de la menopausia. Las mamografías se recomiendan hasta los 75 años de edad. Las mujeres que aún tienen el cuello uterino deben hacerse pruebas de Papanicolaou y del VPH cada cinco años hasta los 65 años.

AltaMed está aquí para ayudar a las mujeres a vivir sus vidas más felices y saludables. Nuestros servicios incluyen exámenes de bienestar para la mujer, exámenes de detección de rutina, mamografías, salud del comportamiento, pruebas de ITS y más. Muchos de esos servicios son gratuitos. Siempre puedes comunicarte con AltaMed para cualquier pregunta sobre la salud de la mujer, sin importar la etapa de tu vida.

Llámanos al (888) 499-9303 para programar una cita con tu proveedor o visita https://www.altamed.org/es/salud-para-la-mujer para obtener más información.

Cómo las mujeres pueden asegurarse de que su salud va por buen camino