Enero es el Mes de Concientización sobre el Cáncer de Cuello Uterino

Santa Claus no es el único que necesita revisar su lista dos veces. Aquí en AltaMed, queremos que las mujeres de nuestra comunidad le den un segundo vistazo a sus propósitos de año nuevo y se aseguren de que la prevención del cáncer de cuello uterino esté en uno de los primeros lugares de la lista. Con una simple prueba de detección o una vacuna, este mortal cáncer puede casi siempre evitarse y curarse. Hable con nosotros acerca de una manera fácil de comprometerse con su salud en el 2018.

Aunque la tasa de mortalidad del cáncer de cuello uterino ha bajado en más de un 50 por ciento durante los últimos 30 años, 13,000 mujeres aún siguen siendo diagnosticadas cada año, lo que resulta en aproximadamente 4,000 muertes. La buena noticia es que una fácil prueba y una aún más fácil vacuna brindan dos maneras inteligentes de ayudarle a estar en control de este propósito durante el nuevo año.

La prueba de detección, conocida como prueba de Papanicolaou, es esencial no solo para la detección temprana, sino porque detectar las células anormales puede ayudar a detectar cambios en el cuello uterino antes de que se desarrolle un cáncer. A partir de los 21 años, es recomandable hacerse el Papanicolaou cada tres años. Las mujeres mayores de 30, con un riesgo promedio pueden hacerse este examen, junto con el examen de VPH cada cinco años.

De hecho, el VPH es el causante número uno del cáncer de cuello uterino. Casi 79 millones de personas en los Estados Unidos lo tienen, y 14 millones más lo contraen por primera vez cada año. Además de las pruebas de Papanicolaou regulares, es de vital importancia que los jóvenes de ambos sexos se vacunen empezando a los 11 años. Proporcionar esta vacuna a una edad temprana, antes de sean sexualmente activos, puede salvar muchas vidas, ya que protege contra los tipos de VPH que causan el 90 por ciento de los cánceres de cuello uterino. La vacuna está disponible para nuestros pacientes de hasta 26 años de edad, de manera que no dude en llamarnos hoy mismo si desea más información o para programar una cita.

Para el 2018, AltaMed está más comprometida que nunca en ofrecer atención de calidad sin excepción, pero no podemos hacerlo sin su ayuda. Unamos fuerzas para continuar disminuyendo el número de mujeres diagnosticadas con cáncer de cuello uterino.